Crecen contagios de Covid a 8 días de reapertura

Confirman mil nuevos casos de Covid en últimos 5 días; si no se respetan medidas se volverá a cerrar: Astudillo

Crecen contagios de Covid a 8 días de reapertura
En la puerta de una farmacia en la ciudad de Zihuatanejo murió un hombre que tenía 15 días con síntomas de coronavirus, según familiares. Foto: Especial
Estados 12/07/2020 01:31 Guerrero Actualizada 04:43

Chilpancingo.— Pasaron ocho días de la reapertura del turismo en Guerrero y los contagios tomaron un ritmo ascendente: en los últimos cinco días se diagnosticaron mil nuevos casos más de Covid-19, en Zihuatanejo los hospitales comenzaron a saturarse y un hombre murió frente a una farmacia por insuficiencia respiratoria, el síntoma más grave del coronavirus.

El 2 de julio, tres días antes de que entrara en vigor el cambio de rojo a naranja en el semáforo sanitario, el gobierno de Guerrero decretó la reapertura de 11 actividades consideradas no esenciales en esta emergencia sanitaria, principalmente las turísticas en Acapulco, Zihuatanejo, Taxco, Chilpancingo e Iguala.

Desde ese día hasta el 11 de julio, sumaron mil 667 nuevos contagios, pero desde hace cinco días el ritmo se volvió consistente: el martes fueron 277; el miércoles 225; el jueves, 214; el viernes, 254, y el sábado, 139; en total mil 109 nuevos casos de coronavirus.

De los cinco municipios, Acapulco, Zihuatanejo y Chilpancingo presentaron un repunte en número de contagios.

Zihuatanejo es el caso más visible. La tarde del viernes, en la puerta de una farmacia en el centro de esta ciudad murió un hombre de 73 años. Se desvaneció y después dejó de respirar.

Al lugar llegó personal de Bomberos y Protección Civil del municipio, pero el hombre ya estaba muerto. De acuerdo con la información que recabaron de los familiares, tenía unos 15 días con dificultades respiratorias y otros síntomas del coronavirus.

No hay a dónde llevarlos

La Cruz Roja en Zihuatanejo desde el pasado jueves suspendió los traslados de personas sospechosas de Covid-19. La razón: no hay espacio en el Hospital General Bernardo Sepúlveda ni en el del IMSS, los dos reconvertidos para la pandemia.

“Esta pandemia superó la capacidad hospitalaria, entendemos la molestia de la gente porque cuando uno tiene a un enfermo quiere que se atienda. Nos disculpamos mucho por no poderles dar el servicio, les explicamos que en cuanto haya un lugar, vamos por ellos, por ahora la situación no está en nuestras manos”, dice la presienta de la Cruz Roja en Zihuatanejo, Gerarda González Montalva.

Desde que comenzó la pandemia en Guerrero, la Cruz Roja de Zihuatanejo ha realizado unos 70 traslado de pacientes sospechosos de Covid-19; sin embargo, la mayoría se han registrado a partir de la segunda quincena de junio.

El 15 de junio, Zihuatanejo sumaba 33 casos confirmados, este 11 de julio son 214, en este periodo se contagiaron 181 personas.

En Zihuatanejo entre los dos hospitales —Bernardo Sepúlveda y el del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)— suman 40 camas Covid-19, 20 cada uno. Desde el jueves todas están ocupadas.

Este fin de semana se espera que en el municipio entre en funciones un hospital móvil que donó el gobierno de Estados Unidos y que llegó a la ciudad el 26 de junio, con 25 camas disponibles.

Mientras eso sucede, explica González Montalva, la Cruz Roja tiene en lista, al menos, seis pacientes que solicitaron un traslado.

“Nosotros no podemos ir por un paciente sin tener la seguridad de que lo van a recibir, porque sería dejarlo en la incertidumbre”, dice.

La presidenta cuenta que en estos días han estado monitoreando a los pacientes que solicitaron el traslado y por lo menos dos de ellos ya lo hicieron por su cuenta.

Desde la reapertura del turismo en Guerrero, de los tres principales destinos turísticos, Zihuatanejo es de los que más visitantes ha recibido. Ayer, en promedio la ocupación hotelera era de 20.4%, 10 menos que el permitido en el semáforo naranja.

Pese a los aumentos, el gobierno de Guerrero descartó un repunte de contagios tras la reapertura. El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, ha dicho que los casos aumentaron porque comenzaron una campaña de aplicación de pruebas en Acapulco y Chilpancingo.

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que si hoteleros, restauranteros y los turistas no respetan las medidas sanitarias, se volverán a cerrar las playas y las demás actividades.

Temas Relacionados
Covid-19 Guerrero

Comentarios