Chocan por aprobación de corridas de toros y peleas de gallos en Q Roo

Asociaciones civiles solicitaron al Congreso del estado que no ceda a las presiones para modificar la Ley de Bienestar Animal, que prohíbe estas prácticas

Piden no prohibir corridas de toros y peleas de gallos en Q Roo; "destruye empleos", aseguran
Foto: Adriana Varillas / EL UNIVERSAL
Estados 25/07/2019 00:11 Adriana Varillas / corresponsal Actualizada 00:19
Guardando favorito...

Mientras que representantes de la Red de Bienestar Animal de Quintana Roo solicitó este miércoles al Congreso del estado no ceder a presiones para modificar la Ley de Bienestar Animal, que prohíbe las peleas de gallos y las corridas de toros, empresarios taurinos y promotores de palenques denunciaron violaciones en el proceso legislativo e invocaron agravios a los usos, costumbres y tradiciones mayas y argumentaron la pérdida de 20 mil empleos.

El choque de posturas ocurrió este miércoles en la representación del Congreso local, en Cancún, donde diputados sostuvieron una reunión privada con integrantes de la Red de Bienestar Animal, para exponerles argumentos avalados por catedráticos, médicos veterinarios, investigadores y especialistas en la materia, que sustentan la prohibición de las corridas de toros, peleas de gallos y uso de caballos en calesas.

Al sitio, ingresaron integrantes de la asociación Tauromaquia Mexicana-capítulo Quintana Roo, promotores de palenques, galleros y demás representantes del sector, con lonas y pancartas, solicitando derecho de audiencia, para exponer los motivos por los cuales consideran que ese tipo de espectáculos debe subsistir.

Para los promotores taurinos y de palenques, la Ley del Bienestar Animal, aprobada por el pleno del Congreso local, implica “la destrucción de valores culturales, de tradiciones y empleos”.

En contraste, para las y los defensores de los animales, el nuevo mandato significa acabar con el negocio de la explotación, uso, maltrato, tortura, exhibición y muerte de toros y gallos, como forma de divertimento y espectáculo, amparada en usos y costumbres que no forman parte de la tradición maya.

Al término de la reunión, el presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, admitió que por un “error”, la Ley de Bienestar Animal fue aprobada con la prohibición a corridas de toros, peleas de gallos y calesas tiradas por caballos, que originalmente no estaba considerada ni fue aprobada en comisiones, pero fue incluida y propuesta en el pleno por dos diputadas y votada a favor.

El legislador explicó que, si bien se aprobó la prohibición, no se incluyeron las sanciones de la conducta prohibida, por lo cual, se trata de una ley imperfecta.

En los hechos, al no ser todavía publicada en el Periódico Oficial del Estado, no ha cobrado vigencia, por lo cual la prohibición no ha surtido efecto y, debido a que el Congreso está en receso, será hasta el siguiente periodo extraordinario, el cinco de septiembre, cuando el tema sea debatido, lo que tocará a la siguiente legislatura, que entra ya en funciones.

Por el momento, indicó, el asunto está en manos del ejecutivo del estado, con la publicación o no de la Ley del Bienestar Animal, ya aprobada desde hace casi dos meses y el Congreso ha organizado foros en municipios como Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Lázaro Cárdenas -por ejemplo- para conocer la opinión de la ciudadanía.
En ese lapso, algunos de estos ayuntamientos, han aprobado en sesiones de Cabildo, declarar como patrimonio cultural inmaterial las corridas de toros y las peleas de gallos.

Flor Tapia Pastrana, directora general de Opus Magnum México, integrante de la Red, aclaró que con la prohibición no acaban las fiestas patronales y adelantó que promoverán un amparo en contra del ayuntamiento de Felipe Carrillo Puerto que, en sesión de Cabildo, declaró como Patrimonio Cultural Intangible la fiesta brava y las corridas de toros.

Representantes de la Red de Bienestar, reprocharon que las recientes consultas se hicieron previamente a la aprobación de la Ley y ningún empresario del sector argumentó en contra, por lo que consideran que los nuevos foros son una forma de reabrir una discusión ya registrada, para favorecer a los promotores de esos espectáculos.
Martínez Arcila expuso que entre los escenarios legales posibles, está esperar a la publicación de la Ley, para decidir si se modifica o no, si los probables cambios los haría la XV Legislatura o la que le sustituirá o el ejecutivo estatal hace enmiendas.

La Red de Bienestar enlistó al menos 11 “mitos” o argumentos que considera “carentes de fundamento” para defender la permanencia de espectáculos y empleos generados con base en el sufrimiento y tortura de los animales.

Entre esos mitos, citaron que la Tauromaquia es “arte y cultura”, que con la prohibición los toros de lidia se extinguirán, que se generan fuentes de empleo, que los toros no sufren, que las peleas de gallos y las corridas “son tradiciones”, que las calesas “son un atractivo turístico”, seguras y que no implican maltrato; o que los gallos son cuidados.

La asociación Tauromaquia Mexicana, en voz de su presidente, Jaime Valenzuela, también enumeró sus razones, siendo la primera, que se violentaron los procedimientos legales para aprobar una ley que prohíbe los espectáculos que promueven; que las corridas de toros y las peleas de gallos forman parte de una tradición que data de 100 años atrás, cuya importancia abarca tanto a quienes asisten a disfrutarla, como a quienes la preparan.

Valenzuela añadió que tan sólo en Quintana Roo se organizan anualmente 230 espectáculos de este tipo -casi uno diario- y en la Península de Yucatán, casi dos mil 400; añadió las fuentes de trabajo que se generan, que suman en promedio, 20 mil empleos directos e indirectos y que las ganancias se quedan dentro de la comunidad.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios