X

CFE perdonará adeudo a 500 mil tabasqueños

En 1995 surgió la resistencia civil pacífica para no pagar la energía eléctrica por sus altas tarifas

Personas de Tabasco afuera de oficinas de la CFE
Tras el triunfo de López Obrador, morosos acudieron a las oficinas de Morena para registrarse en el padrón de beneficiarios de la condonación del adeudo. (FOTO: Luma López. EL UNIVERSAL)
Estados 24/09/2018 02:40 Leobardo Pérez Marín / Enviado Tabasco Actualizada 12:23
Guardando favorito...

Villahermosa, Tabasco.- En 1995 convocó a los tabasqueños a dejar de pagar el servicio de energía eléctrica; como presidente, Andrés Manuel López Obrador cerrará este ciclo con la condonación de la deuda que tienen más de 521 mil ciudadanos y que asciende a 8 mil millones de pesos.

El movimiento de resistencia civil pacífica comenzó en 1994, en protesta por los altos costos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y fue liderado por López Obrador, quien recién había perdido las elecciones a la gubernatura como candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

“Andrés Manuel López Obrador la inicio y él la va a concluir; él fue iniciador de este proyecto, de este movimiento, en enero de 95, y a él le va a tocar concluirla; la ironía de la vida le va a dar la oportunidad de terminar, de cerrar”, dijo el senador por Morena Javier May Rodríguez, también uno de los iniciadores de esta resistencia.

Recordó que inicialmente sólo se unieron militantes del PRD y con el tiempo se fueron sumando ciudadanos de otros partidos, incluso hasta empresarios, debido al alto costo que representaba pagar los servicios de la CFE.

“A estas alturas me parece que dentro de todas las soluciones [la condonación] es la única viable, porque el tema se dejó podrir y cualquiera de las otras alternativas me parece que ni políticamente ni financieramente son viables, está muy enredado el tema, entonces no me parece descabellada la propuesta de que sea un borrón y cuenta nueva”, apuntó el senador.

De acuerdo con la CFE, hasta 2017 eran 740 mil usuarios que tenían registrados en el estado, lo que significa que sólo 30% de la población paga el servicio.

En Tabasco, por las altas temperaturas que se registran durante casi todo el año, las familias utilizan en promedio entre ocho y 10 horas el aire acondicionado.

Una persona que vive sola llega a pagar 2 mil pesos bimestrales y el consumo de las familias llega a ser de hasta 10 mil al bimestre.
 

Un plan fallido

En 2008, el gobernador del estado, Andrés Granier Melo (2007-2012), quiso terminar con este conflicto, y con la CFE firmó el llamado Acuerdo compensatorio por Tabasco.

Consistía en que los ciudadanos que debían menos de 50 mil pesos podrían suscribirse al convenio con la obligación de pagar su recibo actual, cuyo monto era igualado por el gobierno estatal y la cantidad total se abonaría al adeudo. Después se dejó de entregar esa aportación.

En el caso de su sucesor, Arturo Núñez —actual gobernador— el acuerdo se llamó De la Mano por Tabasco, que beneficiaría a los que debían menos de 23 mil 500 pesos y consistía en que cada peso que pagaran en su nuevo recibo se iría descontando del adeudo anterior.

Para el gobierno del estado este apoyo se convirtió en una carga que no pudo solventar.

En entrevista, el gobernador Arturo Núñez reveló que el déficit que tiene la entidad con la empresa productora es de mil millones de pesos con intereses acumulados; acusó a su antecesor, Granier Melo, de haber dejado este problema a su administración.

cfe_tabasco.jpg
FOTO: Luma López. EL UNIVERSAL
 

Los amparos

Desde el inicio del movimiento de resistencia civil pacífica se usaron los llamados amparos, que eran documentos firmados por el dirigente estatal del PRD en turno, donde se exponía que por cobros excesivos decidieron no seguir pagando los servicios de energía eléctrica.

El 1 de julio, al ganar Morena la Presidencia de la República y la gubernatura del estado, y tras el anunció de Andrés Manuel López Obrador de que habrá “borrón y cuenta nueva”, las oficinas de este partido político en Villahermosa fueron saturadas por los ciudadanos en busca de ese papel, además para registrarse en un padrón que supuestamente serviría para conocer el número total de tabasqueños que serán beneficiados.Sin embargo, el dirigente estatal de Morena, Francisco Burelo Burelo, en entrevista con EL UNIVERSAL dejó claro que será la CFE, a cargo de Manuel Bartlett, la que determine el esquema que se aplicará para anular la deuda que hasta marzo de este año —de acuerdo con el portal de trasparencia— era de 8 mil 30 millones de pesos.

“Recuerda que la CFE tiene sus propios registros y seguramente de ahí se van a basar para pasar los datos. Con esto queda claro que el borrón y cuenta nueva es un hecho en enero y que no hay necesidad de ningún censo. Van a entrar todos los que estén desde el 95 hasta el 1 de julio de 2018”, refirió.

—¿Qué pasará con los que sí han pagado?

—Gracias a esta resistencia civil habrá una tarifa eléctrica preferencial, que con eso se les apoyará. Esta lucha es suficiente, porque les está dando a ellos una nueva tarifa, si nadie se hubiera quejado no habría este problema.

El tres veces candidato a la gubernatura por el sol azteca, César Raúl Ojeda Zubieta, señaló que quienes estuvieron al día en sus pagos deberán recibir incentivos por parte de la CFE y la federación, aunque también refiere que el tener una reducción en las tarifas eléctricas ya será ganancia para todos.

“Al final de cuentas, este movimiento nos va a beneficiar a los que siempre pagamos, porque tendremos que empezar a pagar menos, porque gracias a este impulso social se va a conseguir”, refirió.

Por su parte, uno de los fundadores del PRD y quien inició este movimiento de resistencia civil, Pablo Rodríguez Bonfil, aseguró que valió la pena esperar 23 años, que esta pelea constante de los ciudadanos con la CFE por fin rendirá frutos, no sólo con la condonación de la deuda histórica, sino con el otorgamiento de una tarifa eléctrica preferencial.

amparo_cfe_tabasco.jpg
 

Empresarios se apuntan

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET), Pablo Ulises Jiménez López, pide que las empresas también sean incluidas en el “borrón y cuenta nueva” o en su caso la CFE diseñe un programa de reestructuración de adeudos con pagos a meses sin intereses y además otorguen una tarifa eléctrica baja.

“Para el sector empresarial son tarifas muy altas que nos impiden ser competitivos, porque el gasto que se tiene en un comercio o una empresa por las tarifas eléctricas es tremendo debido a nuestro clima, lo que no nos hace competitivos respecto a otras regiones del país”, apuntó.

Desconoce cuántas empresas estén en resistencia civil, pero afirma que muchas tienen deudas porque la crisis que se vive en el estado desde hace varios años les ha impedido hacer frente al costo del servicio de energía eléctrica.

El pasado 8 de septiembre, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, visitó su estado natal, Tabasco, y volvió a ser cuestionado sobre el “borrón y cuenta nueva” y la tarifa eléctrica preferencial que han pedido los tabasqueños y les reiteró que sí cumplirá a partir del mes de enero.

“Vamos a buscar la forma, sí les digo que cumplo, que se va a saldar la cuenta, eso sí puedo yo decirlo, es un compromiso que tengo, primero ‘borrón y cuenta nueva’, es mi compromiso; segundo, buscar que no aumente la tarifa eléctrica y vamos a analizar la manera de que sea una tarifa justa”, concluyó.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal
Las Indispensables

Termina tu día bien informado con las notas más relevantes con este newsletter

Al registrarme acepto los términos y condiciones