16 | OCT | 2019
Barco mexicano rescata a neozelandeses
Tras ser recuperados y pasar los exámenes médicos y de control del INM, los extranjeros dijeron que estarán dos días en Mazatlán y volverán a su país. CORTESÍA

Barco mexicano rescata a neozelandeses

06/06/2019
01:36
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
-A +A
Una grieta en el velero de los extranjeros causó el naufragio; estuvieron a la deriva por 18 horas

Culiacán.— Una grieta en su velero, el Ram Tan 11, obligó a sus tres tripulantes, originarios de Nueva Zelanda, a abandonar su embarcación y quedar a la deriva en una pequeña balsa, a mil 700 millas náuticas de las costas de Hawái. Por 18 horas, los hombres lucharon con el oleaje hasta que fueron rescatados por un barco atunero de bandera mexicana.

Keith Hogar, Kosta Popov y Nic Finlayson fueron rescatados de su naufragio por los tripulantes del barco Azteca 5, de la empresa Prinsa. Los tres tocaron nuevamente tierra en el muelle del puerto de Mazatlán, donde recibieron asistencia médica.

Finlayson, el de mayor edad y el más experimentado, narró que en su travesía con rumbo a las costas de Los Ángeles, California, dentro de una competencia de veleros el pasado viernes 31 de mayo, descubrieron la entrada de agua a través de una grieta que se abrió en su bote.

Por la fractura, se emitió una señal de auxilio, la cual fue replicada por la Guardia Costera de Estados Unidos a las embarcaciones próximas.

Dotados de equipo de seguridad y notificados de que la ayuda estaba en camino, Nic Finlayson expuso que abandonaron su velero y subieron a una balsa, en la que pasaron 18 horas, sin perder la calma y establecer un horario de consumo de alimentos.

Fue necesario racionar el agua y la escasa comida que llevaban consigo, en espera de que la ayuda llegara lo más rápido posible.

Una vez recuperados y tras pasar los exámenes médicos y de control del Instituto Nacional de Migración (INM), a su arribo al muelle de la empresa atunera Prinsa, en Mazatlán, los extranjeros anunciaron que permanecerán dos días en dicha ciudad, para después regresar a sus hogares.

El personal de la empresa atunera Prinsa detalló que por su ubicación, la tripulación del Azteca 5 se convirtió en el barco más próximo al lugar del naufragio, por lo que trazaron una ruta de desplazamiento, con los últimas coordenadas emitidas por los ciudadanos de Nueva Zelanda, en su búsqueda.

Una vez que fueron rescatados, se notificó a la Guardia Costera de Estados Unidos que estos se encontraban en buen estado de salud y serían trasladados al puerto de Mazatlán, en una transferencia, a otra de las embarcaciones de la misma empresa, el Azteca 10.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios