21 | FEB | 2020
Auditor General de Veracruz reveló recibir amenazas en gobiernos de Duarte y Yunes
Foto: Especial

Auditor de Veracruz revela amenazas durante gobiernos de Duarte y Yunes

25/06/2019
12:36
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz
-A +A
Lorenzo Antonio Portilla reveló que durante su gestión, su mayor reto fue en la administración duartista pues los servidores públicos se sofisticaron para poder desviar recursos públicos, lo que les obligó a evolucionar e innovar en el tema de las auditorías

Xalapa.- A unos meses de concluir su primer periodo, el titular del Órgano de Fiscalización Superior de Veracruz (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, reveló que fue objeto de presiones, amenazas e incluso intentos de soborno.

“Recibí, dos, tres (amenazas), vinieron a decirme que no sabían con quién me metía, pero les dije que yo no había hecho nada que no conociera, fue apegado a mi trabajo. No quiero hacerme la víctima, lo respondí porque me pregunta, pero nunca lo he comentado”, afirma.

A pesar de ello, el Auditor General –quien enfrentó a los gobiernos del priista Javier Duarte de Ochoa y el panista Miguel Ángel Yunes Linares– documenta que en más de seis años presentó un total de 164 denuncias en contra de funcionarios de tres administraciones por un daño patrimonial de 34 mil millones de pesos (una cuarta parte del presupuesto anual del estado).

“Todos aquellos que están denunciados, observados o señalados, saben por qué es. Durante mi administración no hemos hecho nada injusto”, sentenció el contador electo en 2012 y cuyo encargo vence el 26 de septiembre del presente año, con opción a buscar otro periodo.

Con un total de casi ocho mil auditorías a cuestas en ese periodo, admite que ha sido muy difícil encarar la responsabilidad, sobre todo, en un gobierno como el de Javier Duarte.

“No es nada personal, sino que debo de actuar contra quien haya hecho algo indebido o alejado de su responsabilidad legal y ese es el mayor reto que tienes como servidor público”, afirma.

Portilla Vásquez asegura que su relación de trabajo con los diferentes mandatarios (Javier Duarte de Ochoa, Flavino Río Alvarado (interino), Miguel Ángel Yunes Linares y actualmente, Cuitláhuac García Jiménez) ha sido institucional y de respecto, sin embrago ha presentado querellas en contra de tres administraciones.

Desde los priista Fidel Herrera Beltrán y Duarte, hasta el panista Yunes Linares, dijo, su mayor reto fue en la administración duartista pues los servidores públicos se sofisticaron para poder desviar recursos públicos que les obligó a evolucionar e innovar en el tema de las auditorías.

Ahora hacemos auditorías técnicas y financieras, además incursionamos en temas de legalidad, de desempeño y ahora llegamos a verificar los domicilios del proveedor o los beneficiaros. Ampliamos más nuestro abanico de auditorías porque veíamos que se estaba sofisticando el mal uso de los recursos públicos”, dijo.

Uno de los casos más emblemáticos fue el de las empresas fantasmas en la administración del exgobernador Javier Duarte de Ochoa, quien hoy cumple una condena de nueve años tras declararse culpable por delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

“En esta oficina revisamos todos los procedimientos, pero también nos fuimos a revisar los beneficiarios, se tomó una muestra y allí estaba el acto indebido, no existían. Se sofisticaron en hacer procesos perfectos, desde la existencia legal de la empresa hasta la entrega del bien”.

El Orfis documentó todo ese proceso y con la realización de dos auditorías del sexenio de Javier Duarte de Ochoa, “señalamos más de mil 300 millones de pesos de daño patrimonial”.

Lorenzo Portilla niega haber pactado con gobernantes. “He leído (notas periodísticas), pero lo utilizan por no tener otro elemento. Jamás he pactado con nadie. Es el primer Orfis que ha denunciado a una dependencia del Ejecutivo, es el primer Orfis que ha denunciado varias instituciones. Yo no he pactado con nadie, al contrario, han querido negociar, sobornarme, pero no”, aclara.

Rechaza a calificar como lento el proceso de denuncias en la Fiscalía General del Estado y considera que “las están documento para poder hacerlas bien”; tampoco recrimina a los diputados locales por avalar Cuentas Públicas dejando de fuera a entes que supuestamente aclaran observaciones en el Congreso.

Admite que le duele que haya tanta impunidad, sobre todo cuando técnicamente han sido documentados daños patrimoniales enormes.

“Tengo más de 30 años como servidor público y lo quiero y veo gente que trabaja en el campo, o vendiendo sus productos y dices: cómo es posible que esas gentes, con sol y lluvia tratan de ganarse algo, como permitir que haya servidores públicos que hagan uso indebido de los recursos y no actuar en consecuencia”, lamenta.

jabf

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios