Alertan repercusiones por fallo de tribunal

ONG acusan que resolución alienta a grupos armados y no arregla desplazamiento

Organizaciones de Derechos Humanos exigen al gobierno federal reconocer el estatus legal de desplazamiento forzado interno. (ESPECIAL)
Estados 18/12/2017 03:34 Pedro Villa y Caña y Óscar Gutiérrez Actualizada 04:05
Guardando favorito...

Organizaciones de derechos humanos de Chiapas aseguraron que la decisión del Tribunal Unitario Agrario (TUA) de resolver a favor del municipio Chenalhó la restitución de 365 hectáreas alienta los intereses de organizaciones de la delincuencia organizada y mantendrá el desplazamiento de miles de pobladores de Chalchihuitán.

En un comunicado conjunto, 13 organizaciones, entre ellas, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, afirmaron que la decisión del TUA responde a los tiempos políticos de las actuales administraciones estatal y federal, y que a pesar de que en sus cuatro resolutivos finales de la sentencia ambiguamente pareciera que se pretende mantener a salvo los derechos de ambas comunidades (Chenalhó y Chalchihuitán), en realidad favorece absolutamente a la primera.

Las organizaciones exigieron la presencia permanente de organismos civiles, nacionales e internacionales para garantizar la seguridad, la movilidad y el abasto, como la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la Oficina del Comisionado de las Naciones Unidas en México (ONU-DH), entre otras y pidieron al gobierno federal realizar una estrategia de desarticulación, desarme y castigo a los grupos civiles armados; una investigación y solución de denuncias previas y expedientes congelados; detención y castigo a responsables, así como auditorías a las alcaldías de Chenalhó, Chalchihuitán y Chamula, ante la presunción documentada de que desde ahí se desvían fondos para la compra de armas.

Las organizaciones también exigieron reconocer el estatus legal de desplazamiento forzado interno, garantías de seguridad e integridad personal a los desplazados por el conflicto, instalación de campamentos específicos, ayuda y salud integral, así como medidas de seguridad para el retorno.

Ayer, luego de reunirse con funcionarios de Chiapas, el coordinador residente de la ONU en México, Antonio Molpeceres, se comprometió a enviar a representantes de la oficina del Alto Comisionado para los refugiados, para tener un reporte de la situación en la región.

Aseguró que a principios del 2018 se enviará también una delegación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que buscará poner en marcha programas para la producción de alimentos, pues actualmente la pobreza y el hambre son las causa del conflicto.

Ven difícil regreso. Tzotziles desplazados de sus comunidades en Chalchihuitán viven aún en una situación “preocupante y dolorosa”, advirtió el obispo de la Diócesis de San Cristóbal de las Casas, Felipe  Arizmendi  Esquivel.

Los propietarios, explicó, “no se atreven a regresar por sus pertenencias ni ver por sus animalitos, menos a cosechar su café, porque dicen que todavía se escuchan disparos de armas de alto poder”.

Temas Relacionados
Chiapas tzotziles
Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios