19 | JUN | 2019
Alertan autoridades de Coahuila a caravana de peligros en el río Bravo
Foto: Especial

Alertan autoridades de Coahuila a caravana de peligros en el río Bravo

12/02/2019
00:00
Hilda Fernández / Corresponsal
-A +A
El Secretario de Seguridad del estado explicó que a los migrantes se les han señalado los peligros de cruzar el río, por lo que varios se han dado por vencidos y otros cientos han pedido ser repatriados

Recorrieron más de dos mil 200 kilómetros; sortearon muchos obstáculos, pasaron hambre, frío e incomodidades y  finalmente lograron llegar a Piedras Negras, Coahuila, pero no han podido ingresar a Estados Unidos, pues aunque en esta frontera no está el muro, está el río Bravo.

El Secretario de Seguridad Pública del estado, José Luis Pliego Corona, explicó a EL UNIVERSAL que llevan a grupos de migrantes a recorrer el Bravo y les explican de los peligros que enfrentan quienes se atreven a tratar de cruzarlo, porque es un río muy profundo, con fuertes corrientes y remolinos en cuyas aguas se han ahogado muchas personas indocumentadas que pretendieron llegar al “otro lado”.

El mando afirmó que algunos ya se dieron por vencidos y más de 150 han solicitado ser repatriadas, mediante el programa “Retorno Asistido”, del Instituto Nacional de Migración(INM), porque se han dado cuenta de que pueden estar mejor en otro lado y no tienen ninguna prisa por llegar a Estados Unidos.

Los extranjeros, que llegaron hace 10 días a Coahuila, forman parte de la caravana que ingresó a México sin registrarse en el módulo del INM en la frontera de Chiapas con Guatemala, en enero pasado.

Pliego Corona añadió que por fortuna en Coahuila no hay incidentes importantes, pese a que ya son casi dos mil los migrantes que están en dos albergues de Piedras Negras, a quienes se les da de comer, pueden bañarse y cuentan servicio médico y descansan en colchonetas con cobijas, pues la temperatura mínima en esta frontera ha llegado a 2 grados centígrados.

El 31 de enero arribaron a Coahuila por el municipio de Artaga, mil 674 hondureños, guatemaltecos y salvadoreños; 57 de ellos se separaron del grupo y se fueron a la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios