Se ríen de su desgracia

"Game over, man!" se estrena hoy en Netflix y sus protagonistas advierten que no es humor para cualquiera

Adam DeVine, Anders Holm y Blake Anderson protagonizan el filme. (FOTOS: NETFLIX)
Espectáculos 23/03/2018 00:02 Humberto Montoya O. Actualizada 15:58

Adam DeVine, Blake Anderson y Anders Holm, protagonistas de Game over, man!, han sabido ver el lado cómico a las desgracias.

En entrevista, el trío revela cómo ha sido trabajar por más de siete años, cuando se conocieron mientras hicieron la serie Workaholics, el humor que manejan y cómo les ha dado sentido en los peores momentos de sus vidas.

“No pude caminar por dos años y tuve como 26 cirugías, creo que eso fue un parteaguas en mi vida, no sé si habría perseguido el camino de la actuación como lo he hecho sin haber pasado por lo que sufrí.

“Lo veo como algo bueno y creo que es algo que me hizo darme cuenta de que sólo tienes una vida y tienes que hacer lo que quieras hacer con ella”, afirma entusiasmado DeVine, quien fue arrollado por un camión que cargaba toneladas de hormigón cuando él andaba en bicicleta.

Con esa misma filosofía el trío decidió hacer la cinta Game over, man!, que se estrena hoy en Netflix; la comedia adquiere un nuevo nivel y, saben, no será del agrado de muchos.

“Absolutamente creo que habrá gente que pensará que hay demasiada sangre y ellos no deberían ver esta película.

“Esta cinta es divertida y tiene mucha acción y comedia; si no puedes tolerarlo, simplemente no la veas”, advierte.

Anders, su compañero de reparto y productor de la película, añade:

“Esa es la belleza de Netflix, que literalmente puedes hacer clic en otras mil opciones más”.

Aunque este proyecto los ha vuelto a unir, Anderson reconoce que disfruta viendo el trabajo de sus compañeros en otras plataformas, lo que hace que, al estar nuevamente unidos, la magia vuelva a crecer.

“Tratamos de mantenernos ocupados, ya sea que hagamos cosas individualmente o juntos como el equipo de Workcoholics que somos. Hemos estado juntos tanto tiempo y en este punto que ya somos como hermanos, así que cuando llegamos a un set, disfrutamos el tiempo que tenemos y estoy satisfecho con cada producto que hacemos juntos.

“Queremos hacer cierto tipo de comedia, que cuando la gente la vea sepan que viene de nosotros y cuál nuestro es nuestro estilo. Fuimos afortunados de que nos eligieran para hacerla”, expresa DeVine.

El trío tuvo como uno de los productores a otro comediante con el que dice, estará siempre agradecido.

“Lo estamos disfrutando y viviendo uno de los mejores momentos. Seth Rogen nos ayudó a producir esta película y de cierta manera nos enseñó el camino que queríamos seguir.

“Pudimos hacer la película, que mezclará la comedia y la acción que queríamos; crecimos viendo películas de acción de los 80 y los 90 como las que hacían Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger y de alguna manera ellos nos criaron y pensamos en cuál podría ser la versión cómica de esas películas donde habría emoción y un poco de sangre, y la única persona que estaba haciendo eso en un nivel dramático es Tarantino y quisimos la versión cómica de eso”.

Él mismo reconoce que la comedia es una de sus mayores fortalezas y que así como ha podido interpretar personajes con un toque más romántico, no quiere ser encasillado.

“Fue un giro de 180 grados, a diferencia de lo que hice con When we first met, por eso me gusta la actuación y hacer películas, porque tienes la oportunidad de interpretar a diferentes personajes y lados de ti mismo. No soy para nada el chico de esa película romántica pero tampoco soy el maniaco que es Alex en Game over, man!, estoy en algún lugar en medio de ellos dos y con suerte logro sacar lo mejor de ambos”.

Sobre la posibilidad de trabajar con Eugenio Derbez, no lo descarta.

“Claro que nos encantaría, sería asombroso, súper cool, divertido”.

Comentarios