Martín Vaca encera su pasión
04 | JUN | 2020

Martín Vaca encera su pasión

20/11/2019
|
00:03
|
Elizabeth Escobar
Martín Vaca
Martín Vaca heredó la pasión de su padre y hoy, comenta, puede transformar cualquier vehículo. Foto: DISCOVERY CHANNEL

Martín Vaca encera su pasión

20/11/2019
00:03
Elizabeth Escobar
-A +A
El conductor del programa Mexicánicos dice que no le gustaba estar en un taller mecánico, hoy no sale de ahí

El peor castigo que podía recibir era que lo pusieran a trabajar de joven en un taller y ahora Martín Vaca se ha convertido en uno de los mejores restauradores de automóviles a nivel mundial.

Sin pensarlo, sin querer y sin saberlo descubrió que su pasión era estar en un taller, creando y reparando cosas inimaginables y hasta a veces consideradas imposibles.

“Me obligaban de joven a trabajar y era el peor castigo que me podían dar, que me obligaran a trabajar ahí (en el taller), pero cuando compré mi primer automóvil, me di cuenta que me gustaba y se terminaba el día y quería seguir en la noche trabajando, sobre todo en mi carro”, dijo Martín Vaca, conductor de Mexicánicos, que se transmite los martes a las 22:00 por Discovery Channel.

“Ni siquiera me daba cuenta, porque, por ejemplo, se me acababa el domingo trabajando en mi automóvil y dije: ‘me gusta mucho’ y quiero seguir cortando, soldando o adornando el carro”.

El restaurador saltó a la fama por haber creado, entre otras cosas, una limosina arriba de un avión.

“Es el único avión que no vuela, porque al fuselaje se le puso un autobús abajo y anda en la call”.

“Yo nací en un taller”, comentó Vaca, y detalló que creció en medio de dos talleres de pintura de automóviles, porque su padre estuvo trabajando hasta en cinco talleres diferentes, “¡toda mi vida fue ver automóviles!”

mexicanicos-eluniversal_0.jpg
Le gustaría transmitir a su hija o nietos el gusto por los autos. 
 

Como un tributo y agradecimiento al ser que le enseñó todo, el restaurador compuso la camioneta de su padre.

“La esencia de mi padre para mí está en su camioneta y yo la cuido, pero si algún día fuera necesario venderla, lo tendría que hacer, porque si mi padre si estuviera en vida, me diría: ‘para algo son los bienes’, pero yo quisiera conservarla siempre; la veo y me gustaría que la viera mi padre”.

Y aunque sus allegados le dicen que su papá es un ángel que lo está viendo y cuidando, reconoció que le da pesar el saber que no pudo ver todo su éxito. Ahora él, como padre, desearía que su hija siga sus pasos, aunque lo ve muy difícil, pero aún tiene la esperanza de heredar su profesión a sus nietos.

“Yo le dije a mi hija un día: ‘si me sacas buenas calificaciones, te compro el carro que quieras o, si no tengo el dinero para hacerlo, te lo fabrico’”, dijo el experto de autos, que ahora tiene la confianza de poder fabricar el auto que sea.

Vaca agradece ser protagonista de Mexicánicos, que va en su sexta temporada y que anoche celebró el capítulo 50.

“Hay muchos sueños, sobre todo la fabricación de automóviles, yo creo que me voy a morir y voy a seguir queriendo fabricar carros raros, diferentes o copias de algún prototipo muy caro”, y adelantó que en esta temporada se verá cómo se transforma un Camaro a lo largo de dos meses y medio.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios