A Ana Elízaga le da pena verse en tv: “puedo hacerlo mejor”, dice
26 | AGO | 2019
A Ana Elízaga le da pena verse en tv: “puedo hacerlo mejor”, dice
KIDS En la serie, el sueño de todos los chicos es convertirse en artistas profesionales del circo. DISCOVERY KIDS

A Ana Elízaga le da pena verse en tv: “puedo hacerlo mejor”, dice

09/06/2019
00:00
César Huerta Ortiz
-A +A
La mexicana, con formación circense, forma parte de Big top academy

[email protected]

A sus 13 años, Ana Elízaga es una de las mexicanas más conocidas en el orbe gracias a la televisión, pero cuando ella se ve a cuadro, le da un poco de pena.

La adolescente forma parte de Big top academy en su segunda temporada, sobre un grupo de alumnos de circo que transmite Discovery Kids.

En la primera entrega de la serie llegaba a un grupo ya consolidado y debía hacer nuevos amigos, ahora el personaje sale de México.

“Cuando me veo digo: ‘pude haberlo hecho así mejor, o haber extendido más las piernas’, pero ya está hecho”, dice vía telefónica desde Montreal, Canadá, donde se graba el programa de tv.

“Me acuerdo cuando llegué, iba muy nerviosa, pero todos me ayudaban a practicar y ya en el set jugábamos”, expresa divertida Ana.

Cirque du Soleil Images, la división de producción multimedia de Cirque du Soleil Entertainment group, es coproductora del proyecto que estrena este lunes.

Ambientada en una escuela de circo para niños, Big top academy se centra en jóvenes provenientes de distintos estratos sociales y habilidades, pues algunos ya son artistas circenses y otros traen preparación en ballet y gimnasia a lo que llegan sin nada.

Pero el sueño de todos es convertirse en artistas profesionales del circo.

“Mis amigos, cuando supieron que estaba ahí, me dijeron que estaba padre y era un orgullo, yo lo que sé es que me siento bien”, apunta.

En la vida real, Ana comenzó a prepararse desde que tenía cuatro años en gimnasia, actividad que después combinó con el circo. Y hace un año que radica en Canadá.

Actualmente estudia en la École Nationale de Cirque y recién la aceptaron en el programa Circus and High School Studies.

“Cuando llegué aquí hacía mucho frío, era el invierno, tuve que aprender otro idioma, francés y ahora estoy bien. Lo que quiero es dedicarme al circo, aún no sé si a otra cosa”, subraya la joven.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios