Suscríbete

Actores, felices de criar Cuervos

Al hacer un balance, dicen que la serie tuvo puntos para destacar

Actores, felices de criar Cuervos
Para los actores, el futbol fue el pretexto para hacer crítica social pero la historia puede encajar en cualquier contexto. (Diego Simón/EL UNIVERSAL)
Espectáculos 16/01/2019 00:21 Ariel León Actualizada 09:47
Guardando favorito...

[email protected]

En unos días Club de Cuervos estrenará su cuarta temporada y dirá adiós, situación que, más allá de entristecer al elenco, lo deja satisfecho, pues siempre se trató de que la serie fuera un reflejo de la sociedad mexicana y sus problemáticas.

Al hacer un balance, Luis Gerardo Méndez (Chava Iglesias) y Mariana Treviño (Isabel Iglesias) explican que la serie tuvo muchos puntos a destacar, entre ellos la forma en que usaron la comedia para hacer sátira política, algo que, dicen, no le cayó nada bien a aquellos de quienes hablaron.

“Fue novedoso hacer una comedia con crítica, incisiva pero a la vez desparpajada y absurda, en eso los escritores hicieron un trabajo muy fino de crítica social que hacía que el espectador se riera pero luego se preguntara ciertas cosas”, explicó Mariana en entrevista con EL UNVERSAL.

Para Méndez, si bien la serie hablaba sobre una familia que se dedicaba al negocio del futbol, el trasfondo era hablar de la sociedad mexicana y cómo muchas veces los ciudadanos se comportan con sus semejantes.

“Club de Cuervos siempre fue una comedia, queremos divertir a la gente pero ésta a la vez está llena de pequeñas analogías de cómo somos los mexicanos. Estos dos hermanos son un ejemplo claro, los personajes empiezan peleándose, tirándose mierda uno a otro, como somos en México muchas veces, y en esta nueva temporada descubren que quizá, si se unen y terminan siendo equipo, les irá mejor, nos agarramos de la mano y enfrentamos estos problemas”.

Esta es una de las razones por las que ambos actores advierten que, si los fanáticos de la serie consideran que la tercera temporada estuvo llena de tintes políticos, en la cuarta eso se verá aún más, ya que para ellos la política está en casi todos los sectores laborales.

“En la serie hablamos de un equipo de futbol pero pudo ser una revista, un periódico o una empresa familiar textil, ya que en la serie hablamos de las problematicas familiares, las envidias y los malos manejos en las instituciones y eso es algo que pasa en todos lados, el futbol siempre fue un pretexto”, explicó Luis Gerardo.

La manera en la que se desarrolló esta historia, cuenta Mariana, es un hito en la forma de hacer televisión en México y eso siempre será un logro de Club de Cuervos, cuya cuarta y última entrega se estrena el viernes 25 a través de la plataforma Netflix.

“Cambió la manera de hacer televisión en el país, y en la que la gente ve la tele en México; como actores fue una posibilidad distinta de hacer nuestro trabajo”, añade Treviño.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos