Coahuila y Edomex: “algo huele a podrido”

Salvador García Soto

De la incertidumbre a la desconfianza y ahora a la impugnación judicial, los procesos electorales del domingo, en Coahuila y el Estado de México, han entrado en una fase de cuestionamientos sobre la completa legalidad de los resultados. En ambos casos, como se preveía, con diferencias tan apretadas de 1 y 2 puntos, aparecieron discursos que hablan de “fraude”, “robo de elección” o “irregularidades graves”, que llevarían a los candidatos perdedores y sus dirigencias partidistas a recurrir a la vía legal para que se revisen casillas, actas y conteo de los votos, además de otras prácticas y denuncias que, eventualmente, podrían constituir causas de anulación parcial o total de las votaciones.

En el Estado de México, el señalamiento de “elección de Estado” que se oyó profusamente en las campañas, cobró fuerza la noche de los comicios. Candidatos que reconocieron la derrota, como Josefina Vázquez Mota, del PAN, o Juan Zepeda, del PRD, anunciaron “impugnaciones y denuncias”. Y el caso totalmente previsible de Morena, con su dirigente Andrés Manuel López Obrador, que desde que conoció el resultado del Conteo Rápido elaborado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) habló de que “nos robaron la elección” y anunció denuncias y recursos por la vía legal, “sin violencia ni confrontación”, precisó el dirigente.

¿Qué tantas pruebas o evidencias documentales lograran reunir los candidatos del Edomex y Coahuila para sustentar sus acusaciones? ¿qué tan abiertos estarán los tribunales estatales y federales para valorar esas denuncias? Y, sobre todo, ¿qué tan sólidas serían las pruebas para lograr anulaciones de casillas que logren incidir en un vuelco en los resultados que esté miércoles se harán oficiales con los conteos distritales? Un par de meses tomará responder esas preguntas, hasta agotarse las instancias procesales.

Por lo pronto, la sensación que flota en el ambiente, a partir de evidencias que surgen en fotografías y videos del día de los comicios —principalmente de Coahuila y en menor grado del Edomex— es que efectivamente, junto a las maquinarias electorales y el dinero público que corrió a raudales en las dos entidades gobernadas por el PRI, también hubo prácticas que se creían superadas y que en la mayoría de los casos favorecieron a los candidatos priístas, como el robo de paquetes electorales y la manipulación de los votos.

En Coahuila, el extraño comportamiento del PREP, que terminó con el triunfo con 1 punto de diferencia al priísta Miguel Riquelme, ya provocó que el resto de los candidatos aparecieran ayer en conferencia conjunta para denunciar “irregularidades graves”. Guillermo Anaya, del PAN, y quien se proclama “ganador” de la elección, junto al tercer y cuarto lugar, Armando Guadiana, de Morena, y el independiente, Javier Guerrero, anunciaron el Frente por la Dignidad de Coahuila y convocaron a una gran marcha hoy por la tarde, en la Plaza Mayor de Saltillo, en “defensa del voto”.

Las denuncias en Coahuila se agravan cuando no sólo los opositores hablan de “fraude”, sino también el ex gobernador Humberto Moreira, candidato del Partido Joven a diputado local, quien acusa un “robo de elección” que involucra a su hermano el ex gobernador Rubén Moreira y al priísta Riquelme, quien también era candidato de su partido a la gubernatura.

En un audio telefónico en poder de esta columna, Humberto Moreira habla con un tal “Lobo”, a quien le dice: “A ver mi querido Lobo, tú ganaste, se robaron la puta elección, nos hicieron la misma chingadera. Ejemplo, donde votó Tato llevó a 18 familiares con él a votar y salió un voto, que no mamen. Pancho Colonias, juntó a sus 80 familiares, todos marchando a votar, y sacó un voto, que no mamen, nos están robando la puta elección”. Luego, en una segunda parte de la misma conversación, el ex gobernador y ex dirigente del PRI, alude al gobernador y amenaza con movilizarse: “Nos robaron la elección de la manera más burda, estamos pensando en hacer una gran concentración, pero gran concentración, la nunca vista en todo el estado, lo que te hicieron a ti nos lo hicieron a nosotros en todo el estado. Ejemplo concreto: ¿111 votos Hervey Faz en Acuña?, cuando hice una encuesta iba en primer lugar por de a madre, y el PRI 5 mil y feria cuando iba en tercer lugar el PRI; es lo más burdo que he visto en mi vida, son unos hijos de la chingada, hagamos una gran concentración, pero organicemos todos los que fuimos asaltados por el puto tirano del gobernador (Rubén Moreira) y su bola de secuaces”, dice Humberto Moreira su florido lenguaje.

Cuando un ex dirigente nacional del PRI habla de “robo de elección”, algo sabe sobre el tema. Veremos cómo se ponen las impugnaciones y si los resultados conocidos el domingo se mantienen después de los procesos legales a los que los perdedores, por ley, tienen derecho.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios