Ivonne Ortega y el PRI ¿competitivos?

Miguel Alberto Delgadillo Ibarra

En 2012 fue la primera ocasión en que uno de los partidos denominados “grandes” dentro de la política mexicana, perfilaría a una mujer como candidata presidencial y aunque los resultados de Josefina Vázquez Mota no fueron alentadores, marcó una pauta en la participación política de la mujer en la época reciente.

Hoy, a menos de 2 años de los comicios electorales para renovar el poder Ejecutivo Federal, el PAN parece tener en Margarita Zavala una seria aspirante y competidora dentro y fuera de su organización política, empero del otro lado de la moneda, en el PRI existe una mujer que levanta la mano para buscar la candidatura de su partido pero ¿en verdad existe dicha posibilidad?

En marzo de 2016 en entrevista con Horacio Jiménez (El Universal) la actual diputada federal del PRI, Ivonne Ortega Pacheco declaró abiertamente sus intenciones de aparecer en la boleta presidencial en 2018.

La carrera de Ortega Pacheco no es menor, ha tenido un amplio recorrido en puestos como presidenta municipal, diputada federal, senadora y gobernadora de Yucatán, además de haber fungido en puestos al interior del tricolor.

Es preciso mencionar que en aquella entrevista, Ivonne vislumbraba un panorama competitivo en las elecciones de junio de 2016, donde el reto sería mantener al menos las 9 entidades en donde su partido gobernaba.

Además llamó la atención que como estrategia de posicionamiento entre los ciudadanos mencionara el empoderamiento y la participación femenina, abocándose a la figura de la pre candidata panista Margarita Zavala y explicando lo interesante que sería una competencia entre mujeres de los partidos más grandes del país.

En ese entonces también señaló el posible impacto que podría tener en nuestro país el triunfo de Hilary Clinton en los comicios estadounidenses, además de sentirse privilegiada al ser considerada como una posible aspirante del PRI.

Ante la emoción evidenciada por sus pretensiones, la ex gobernadora mencionó dos frases: –Tengo claro los momentos y los tiempos y agregó –Si no soy el perfil que la sociedad espera, me sumaré a la figura que el país necesite en ese momento.

Pero los momentos y los tiempos que ella citaba, no le han favorecido.

Su partido tuvo una dolorosa derrota electoral en más de la mitad de las entidades en disputa, la renuncia de su ex dirigente nacional Manlio Fabio Beltrones debilitó aún más la ya desgastada imagen de su partido por los diversos escándalos de corrupción en la administración de Peña Nieto y su aparición en las encuestas de opinión al interior del PRI parecieron desvanecerse.

En una encuesta levantada en julio de 2016 (El Economista/ Consulta Mitofsky) entre los pre candidatos de su partido ocupó el 6to lugar de 7, obteniendo un raquítico 2.0% sólo arriba de Aurelio Nuño con 1.8% y muy lejos del secretario de gobernación Osorio Chong quien obtuvo 49.6%.

En septiembre del mismo año (El Economista/ Consulta Mitofsky) en otra encuesta pero ahora en el rubro de reconocimiento del nombre, Ortega Pacheco obtuvo apenas un 24.4%, ocupando el lugar 17 de 21.

Para noviembre de 2016 en la encuesta “El camino hacia Los Pinos” (El Universal/ Buendía&Laredo) Ivonne Ortega Pacheco ni siquiera apareció entre los posibles candidatos..

Ante tal situación, la diputada ha apostado por una estrategia de comunicación constante en sus redes sociales, con videos cortos que abordan la situación del país, las problemáticas y publicita su trabajo como legisladora.

Hace unos días el pasado 15 de diciembre , Ivonne Ortega como vicecoordinadora de su bancada anunció que ella junto con 7 diputados más del PRI-PVEM habían renunciado al bono navideño secreto aprobado por la Cámara de Diputados con el argumento de enviar un mensaje de congruencia y austeridad.

El problema de imagen y posicionamiento no es de Ortega únicamente, es de un partido que huele a corrupción y que permea en sus representantes.

La imagen de 8 legisladores que renuncian a un bono se ve opacada ante una bancada conformada por 250, ante un presidente que recibirá en conjunto de aguinaldo y “gratificación de fin de año” $425,441.00 ( CNN-Expansión, 2016), ante ex gobernadores prófugos que cometieron desfalcos nunca antes vistos en la historia reciente del país.

Todo apunta a que las estrategias de mercadotecnia política y comunicación no podrán salvar al Revolucionario Institucional de cosechar los resultados de una administración, que aplica recortes presupuestales, pero no predica con el ejemplo.

Ivonne probablemente es consciente no sólo de su inviable postulación, sino de la inminente derrota de su partido en 2018, sin embargo quizá su estrategia mire realmente hacia otro punto, en buscar una posición privilegiada que le permita generar una reestructuración interna con miras al 2024, y mientras tanto como ella mismo lo dijo, seguir la línea institucional del PRI y si no es ella sumarse al elegido.

 

Facebook: Miguel Delgadillo Ibarra

Twitter:@mike_delgadillo

Comentarios