Los negocios de Emilio Díaz, anfitrión de Gamboa y Ruiz en Alacranes

Mario Maldonado

Cerca de las ocho de la mañana del viernes 30 de septiembre, el yate Maharani zarpó de Marina Yucalpetén con dirección a la Isla Blanca, situada en el Parque Nacional Arrecife Alacranes, en Yucatán. La lujosa embarcación de 22 metros de largo, cuyo precio ronda el millón dólares, atracó por espacio de 20 minutos en espera de su dueño: Emilio Díaz Castellanos, propietario del Grupo DICAS, quien aterrizó en helicóptero en la zona natural protegida. El empresario iba acompañado de su ‘amigo’, el senador del PRI, Emilio Gamboa Patrón, y del coordinador de Puertos y Marina Mercante de la SCT, Guillermo Ruiz de Teresa.

El viaje (y el ‘error’ de aterrizar en una zona donde anidan decenas de aves marinas) habría pasado desapercibido si el helicóptero Bell 412 de la empresa Heliservicios (propiedad de Alfredo Miguel Afif, uno de los principales contratistas del gobierno federal) no hubiera volteado algunas embarcaciones de pescadores de la zona, provocando que uno de ellos grabara en su teléfono móvil la escena y a sus protagonistas: un empresario yucateco al que se le han adjudicado varios contratos con dependencias del gobierno federal, un senador federal por Yucatán y un funcionario de la SCT que tiene a su cargo una inversión por 76 mil millones de pesos para modernizar y ampliar los 16 puertos federales del país.

La relación entre Emilio Díaz Castellanos y Emilio Gamba Patrón data de muchos años atrás, desde su etapa de adolescentes, pero se fue profundizando al tiempo que el empresario, quien heredó de su padre concesionarias de autos, fue incursionado en la industria de la construcción y el político fue obteniendo nuevos cargos públicos, siempre con la bandera del PRI.

En el 2000, Dolores Padierna, entonces diputada perredista, señaló al empresario Emilio Díaz Castellanos como ‘prestanombres’ de Emilio Gamboa Patrón y dijo que por esa relación logró ser uno de los “grandes defraudadores de la banca, protegido por el gobierno federal a través del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa)”.

El viaje a la Isla Alacranes y la amistad entre Díaz Castellanos y Emilio Gamboa Patrón no tendría nada de irregular excepto porque el empresario yucateco es contratista del gobierno federal, lo cual presume un conflicto de interés. El portal sinembargo.mx publicó que la Inmobiliaria Hotelera Montecristo, propiedad de Emilio Díaz Castellanos, obtuvo 43 contratos con dependencias federales entre 2005 y 2016, de los cuales 30 fueron concedidos por adjudicación directa, lo cual se puede comprobar en el Portal de Obligaciones de Transparencia.

En total, la empresa de Díaz Castellanos ha facturado 12.7 millones de pesos por contratos de servicios de logística, organización de eventos, coffee breaks y capacitación para dependencias como el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Compañía Federal de Electricidad (CFE), la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional del Agua de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

Díaz Castellanos también es socio de Mario Gamboa Patrón, hermano del senador del PRI, en el Yucatán Country Club, uno de los desarrollos inmobiliarios más exclusivos del estado. En febrero del 2013, el presidente Enrique Peña Nieto aterrizó en el campo El Jaguar, ubicado dentro del complejo, y jugó 10 hoyos acompañado por políticos y empresarios, entre ellos Emilio Gamboa Patrón, su hermano Mario y Emilio Díaz Castellanos.

Grupo DICAS, propiedad de Díaz Castellanos, participa en diversos proyectos de infraestructura portuaria y carretera en el sureste del país, además de tener negocios financieros, automotrices inmobiliarios y turísticos. Más recientemente, en el 2014, incursionó en el negocio petrolero. Su empresa DICAS Energía se asoció con Geo Estratos, del empresario Vicente González Dávila, para construir el Instituto Tecnológico del Petróleo y la Energía en Mérida, Yucatán.

De 2003 a 2005, Geo Estratos brindó servicios a la subsidiaria Pemex Exploración y Producción. Obtuvo nueve contratos por un monto de 55.8 millones de pesos. Además, fue uno de las principales ganadores de la Ronda Uno, al quedarse con cuatro bloques (La Laja, Paso de Oro, Pontón, Tecolutla) para los cuales anunció una inversión de 250 millones de dólares.

Posdata El próximo jueves: el vínculo de Guillermo Ruiz de Teresa con Emilio Díaz y Emilio Gamboa.

Twitter: @MarioMal

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios