La conexión Pemex-BlackRock

Mario Maldonado

La relación de negocios entre Pemex y BlackRock, la mayor administradora de activos del mundo, se ha estrechado rápidamente desde que firmaron su primera alianza en marzo del 2015, todavía en tiempos en los que Emilio Lozoya despachaba en la dirección general de la petrolera mexicana.

Por eso, la llegada de Isaac Volin –ex director de BlackRock México– a la filial de Pemex PMI Comercio Internacional, no es coincidencia, sino una clara señal de que la apuesta de José Antonio González Anaya, ahora al frente de la petrolera mexicana, es ensanchar aún más los negocios con el fondo neoyorquino.

Emilio Lozoya fue el encargado de acercarse y presentar propuestas de inversión al poderoso gestor de activos. La respuesta llegó en marzo del 2015, cuando BlackRock acordó la compra de 45% de la segunda fase del gasoducto de Los Ramones —en alianza con el fondo First Reserve— por 900 millones de dólares, su primera inversión en infraestructura en el país.

Tres meses después, Pemex y BlackRock firmaron un memorándum de entendimiento con el propósito de acelerar el desarrollo y financiamiento de proyectos de infraestructura energética.

El 29 de julio de ese mismo año, la petrolera mexicana llevó más allá su alianza y se asoció con Promotora BlackRock México para establecer una oficina conjunta de administración y estructuración de proyectos. Ese día, Larry Fink, el mandamás de BlackRock a nivel global, cenó con el presidente Enrique Peña Nieto y varios integrantes de su gabinete.

Para octubre, el acuerdo ya había rendido sus primeros frutos con el inicio de la primera fase de desarrollo del Proyecto Golfo Centro y el Transoceánico, para el transporte de gas natural.

Por si fuera poco, ese mismo mes BlackRock cerró la compra de Infraestructura Institucional, un fondo de inversión que tiene una participación en Oil & Gas, la gran ganadora de los primeros concursos de la Ronda Uno.

José Antonio González Anaya asumió la dirección general de Pemex, en febrero del 2016, con la encomienda de buscar tantas asociaciones como sean posibles con la iniciativa privada y echar a andar vehículos de inversión como la Fibra E, para lo cual BlackRock luce como el socio perfecto.

En BlackRock, además, despacha un viejo conocido de Pepe Toño González: Gerardo Rodríguez Regordosa, con quien hizo mancuerna en la Secretaría de Hacienda.

Rodríguez Regordosa se incorporó a BlackRock en abril del 2013 como director del equipo de Mercados Emergentes del fondo estadounidense. Será él uno de los personajes con quien deberá tratar Isaac Volin ahora al frente de PMI Comercio Internacional.

Curiosamente, Volin dejó de ser el director ejecutivo de BlackRock México en febrero del 2013, apenas dos meses antes de que el fondo que dirige y preside Larry Fink fichara al exsubsecretario de Hacienda.

El paso de Volin por BlackRock duró dos años 10 meses, durante los cuales fue responsable de la estrategia y ejecución del plan de negocios de la firma en México. Luego se desempeñó como consultor de la empresa Akya, que en su momento estuvo relacionada con Oceanografía.

BlackRock no solo apunta a convertirse en uno de los socios más importantes de Pemex, sino que ya es el mayor inversionista de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). La administradora de activos, que ahora lleva en México Samantha Ricciard, tiene más de 140 mil millones de pesos invertidos en compañías que cotizan en el mercado bursátil del país.

En los últimos cinco años, el poderoso fondo de inversión duplicó el número de activos administrados en México, al pasar de 13 mil millones de dólares a 26 mil millones.

Quizá por eso Larry Fink, quien fue uno de los oradores principales de la 79 Convención Nacional Bancaria, ha quedado tan enamorado de México.

Posdata 1. Los retos de Isaac Volin al frente de PMI Comercio Internacional serán crecer el número de asociaciones de Pemex con empresas extranjeras y ampliar las que ya tiene, como es el caso de BlackRock. Ya se verá qué tan grande es la conexión entre Pemex y el fondo estadounidense. Posdata 2. Y hablando de socios de Pemex, ayer trascendió que First Reserve están por cerrar la compra de activos midstream a la empresa productiva del Estado, los cuales incluyen el transporte de productos derivados del petróleo, como tuberías y ductos

De acuerdo con Bloomberg el acuerdo incluye que First Reserve compre los activos de Pemex para después rentárselos.

La agencia Reuters había publicado previamente que Pemex también negocia acuerdos similares con la estadounidense KKR por mil 200 millones de dólares.

Twitter: @MarioMal

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios