Sospechas de narco en el PRI de Tamaulipas

Luis Cárdenas

Primero ponen las manos al fuego por sus funcionarios y candidatos, los presumen y engalanan, después no los conocen, se hacen de la vista gorda cuando brota la corrupción y ocurren las tragedias, les falla la memoria y apelan al olvido.

Pasó con Padrés, con Duarte, con Borge, con el otro Duarte en Chihuahua, pasó con Ángel Aguirre en Guerrero y también, más grave, con José Luis Abarca y con su esposa, pasó en todos los colores, en todas las ideologías y en todas las mentiras.

Podría pasar ahora en el Tamaulipas que fue de Tomás Yarrington y que enfrenta, hoy día, serios cargos en Estados Unidos por vínculos con la Ndrangheta que inunda de droga al continente europeo. Para la memoria: el gobernador al que le pagamos por muchos años escoltas de alto nivel para que pudiera esconderse, con total impunidad, en los territorios de la mafia italiana en Calabria.

Óscar Luebbert es un ex alcalde de Reynosa y ex senador por el PRI, es un hombre que fue muy cercano a Tomás Yarrington y que cuenta en su haber con una investigación federal por sus presuntos nexos criminales, es también el hombre que hoy quiere ser el presidente estatal del PRI en Tamaulipas.

Hace unos días, Luebbert presumía una foto en su cuenta de Facebook donde aparece en una reunión con varios priístas, entre ellos Erick Silva, ex alcalde de Matamoros con un proceso abierto en Estados Unidos y a quien le decomisaron, al menos, 20 propiedades, Mario Solezzi y Guadalupe González Galván, ambos implicados en la investigación norteamericana contra Yarrington y el último, inclusive, su subprocurador.

El texto del mensaje es irónico por sí mismo: “El priísmo de Tampico está convencido y motivado. Es momento de cerrar filas entorno a un CDE (Comité Directivo Estatal) fortalecido”.

Varios de los fotografiados, incluidos los aquí nombrados, tienen en su expediente (mexicano y gringo) fuertes sospechas de vínculos estrechos con el Cártel del Golfo que creció durante los sexenios priístas hasta terminar pariendo al grupo delictivo, ultra sanguinario, de Los Zetas y provocar uno de lo periodos más cruentos en la historia contemporánea.

Lo harán presidente, impondrán candidato, vendrán corruptelas, vendrán las tragedias y luego, ya cuando la cosa se ponga seria lo negarán, igualito como lo hicieron con Padrés y con Duarte y con Borge y con el otro Duarte y con Aguirre y con Abarca y…

En la época de la postmodernidad, Candance Bushnell dijo que la vergüenza es un sentimiento inútil… parece que algunos priístas de Tamaulipas estaban suscritos a HBO.

DE COLOFÓN.— El 9 de noviembre de 2015, el entonces Jefe de Inteligencia de la Procuraduría de la Ciudad de México, Fernando de Anda, declaraba que La Nueva Sombra lo había amenazado de muerte.

Y después desaparecieron los cárteles y nació el mantra: “No hay crimen organizado, no hay crimen organizado, no hay…”

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios