Suscríbete

Pervertidos liberales contra Trump

Luis Cárdenas

“Fanáticos de Trump piden un boicot al premio Oscar: que los ‘pervertidos liberales’ terminen en la quiebra.”

Previo a la noche de los Oscar, un grupo ultraconservador seguidor del presidente estadounidense llamaba en su página de Facebook a no ver la ceremonia para provocar una caída en los ratings de televisión que, según ellos, llevaría a la quiebra a Hollywood por la pérdida de contratos publicitarios, un castigo a las limusinas liberales, a los arrogantes socialistas, dijeron.

Evidentemente, el boicot fue un gran fracaso, nadie en Hollywood quebró ni dejó de pagar su limusina, mucha gente vio el show, máxime por la pifia en la entrega del galardón a mejor película que enloqueció las redes sociales durante toda la noche del domingo y a la prensa mundial del lunes, aunque bien vale un dato a tomar con mucho cuidado, dado que las fuentes del tema siempre vienen de notas publicadas y no necesariamente especializadas, sin embargo de 34 millones de espectadores en 2016, el 2017 tuvo únicamente 32 millones, cosa que podría responder, más que a un boicot Pro Trump, a la caída sistemática del interés en la ceremonia en los últimos años.

Calificar de socialistas pervertidos a los actores y actrices que han manifestado una postura crítica frente a Trump es hoy día un discurso activo, y válido, en la opinión pública internacional, aquello del discurso políticamente correcto se desvanece y los límites se antojan extremadamente distantes, por ejemplo, Milo Yiannopoulus, uno de los niños prodigio de Trump, el “enfant terrible” fundador y ex editor de Breitbart News, un sitio de ultraderecha con posturas radicales que alientan el discurso xenófobo, perdió toda credibilidad no cuando insultó a distintas razas diferentes a la blanca, ni siquiera cuando dijo que el feminismo era un cáncer, Yiannopoulus tuvo que renunciar a Breitbart (y de paso a su exposición mediática) hasta que se le ocurrió “bromear” sobre la pedofilia diciendo que: “había adolescentes de 13 años sexualmente maduros que podían sacar algo positivo de tener sexo y relaciones con hombres mayores”.

De plano, ¿el límite es el abuso sexual de menores de edad?, ¿o quizá más tarde la “derecha alternativa (alt-right)” comience a considerar perdonar a uno de sus máximos voceros justificando el pensamiento que objeta sobre la vida privada de todos enmarcado en la libertad de expresión?

No sé cuánto porcentaje del 40% de la población estadounidense que apoya a Trump avale a un tipo como Yiannopoulus, sin embargo debemos entender que estamos frente a un cambio radical en el debate público y sus reglas, las barbaridades se valen y además fluyen en abundancia contra un periodismo serio y riguroso pero que ha perdido gran credibilidad en las últimas décadas.

Tiene razón el New York Times cuando dice que la verdad es más importante hoy que nunca, pero, ¿cuál verdad?

DE COLOFÓN. Audio “filtrado” prueba injerencia de Duarte en la campaña de Morena en Veracruz… La “filtración” estaba en Youtube desde mayo de 2016.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios