Esto molesta a Trump del TLC

Luis Cárdenas

El equipo de Trump pareciera tener una visión clara de lo que se quiere renegociar con México: los actos de corrupción

Para la gente cercana a Donald Trump, el tema del TLC, en el caso de México en particular, es extremadamente simple: durante 23 años se permitió que las empresas norteamericanas vinieran a México con la intención de una competencia pareja pero la corrupción del país abarató todo con cargo a la economía estadounidense y, para colmo, llegaron empresas asiáticas al país (Asia es el mayor competidor de Estados Unidos) para aprovecharse de la cercanía comercial con Estados Unidos e introducir sus productos en el mercado más grande del mundo.

Según ellos, la corrupción del gobierno mexicano permitió a grandes compañías estadounidenses establecerse con beneficios imposibles de obtener en Estados Unidos: aquí les regalan terrenos, les hacen grandes exenciones de impuestos, pagan mucho menos a sus trabajadores, pueden cometer violaciones ambientales y además, en algunos casos, hasta influir en legislaciones locales a su favor a cambio de un cochupo.

Desde la visión más simplista y sin tomar en consideración muchísimos detalles que se omiten o se olvidan, el equipo de Trump pareciera tener una visión muy clara de lo que se quiere renegociar con México y de cuál será el tema clave en las discusiones: los actos de corrupción.

Según la fuente cercana al presidente electo de Estados Unidos, el tema es muy sencillo, ninguna empresa norteamericana invertiría tanto dinero en México si aquí se tuvieran condiciones similares a Norteamérica: buenos salarios y aplicación del Estado de derecho, la idea original del TLC, dicen, más allá de “robarse” a la empresas gringas, consistía en que México desarrollara una industria propia para que allá se compraran productos mexicanos a precios competitivos y no productos norteamericanos hechos en México.

Pero, para el futuro presidente, la más grave afrenta cometida por México consiste en haber hecho crecer la inversión de empresas asiáticas mediante las mismas tácticas con que se “robaron” las norteamericanas (beneficios comerciales y fiscales, además de las sospechas de corrupción) para que éstas ingresen en ocasiones como “productos mexicanos” (beneficiarios del TLC) al territorio estadounidense.

 

De Colofón. Casi seguro, la primera condición de negociación del TLC será la salida del TPP.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios