Se encuentra usted aquí

Ni tan hermoso

13/12/2015
00:32
-A +A

El rejoneador Jorge Hernández Gárate, que tuvo una buena actuación el domingo pasado en la Plaza México, declaró que Pablo Hermoso de Mendoza rechaza alternar con los jóvenes rejoneadores mexicanos en ruedos nacionales. Es verdad que Hermoso no está obligado a ello. El negocio taurino se cuece aparte. Los carteles se conforman pensando en el interés que puedan despertar en el público, sin importar las nacionalidades de los actuantes, siempre y cuando no violen las leyes. En el DF no se pueden presentar combinaciones con mayoría extranjera.

Es lamentable que Hermoso se niegue a dar oportunidades a los caballistas de un país que le ha dado tanto. Como bien dice Hernández Gárate, el navarro no tiene nada que perder y en cambio los rejoneadores nacionales tendrían mucho que ganar y crecer taurinamente a su lado. Además, se fomentaría la sana rivalidad que se ha ido perdiendo en el mundo de los toros. Estas políticas, junto con numerosos atropellos e imposiciones que se le han tolerado, hacen que la presencia de Hermoso de Mendoza en México esté marcada siempre por la polémica.

Ya llovió. El pasado miércoles se cumplieron 70 años de la presentación en México de Manuel Rodríguez ‘Manolete’. El 9 de diciembre de 1945, el celebérrimo torero cordobés debutó en la plaza de toros El Toreo de la Condesa, donde confirmó su alternativa de manos de Silverio Pérez, en presencia de Eduardo Solórzano. La media verónica al toro de su confirmación que se aprecia en el video fue realmente extraordinaria. En ese mismo testimonio se observa cómo la gente brincaba en sus asientos para celebrar eufóricamente los grandes muletazos del ‘Monstruo’, que había despertado una expectación inusitada desde cinco meses antes, cuando el empresario Antonio Algara anunció su contratación. Le cortó el rabo al toro de la ratificación del doctorado y el segundo de su lote, de nombre ‘Cachorro’, le pegó una cornada en el muslo izquierdo. El toro que lo hirió ni siquiera le quitó los pies del piso, sino que le bastó con lanzar un derrote seco para mandarlo a la enfermería. ‘Manolete’ fue un fenómeno de popularidad. Hierático, tenía una enorme personalidad y toreaba con una gran quietud. Murió 22 meses después, tras la cornada mortal que le dio el toro ‘Islero’ de la ganadería de Miura en la plaza de Linares. Toda proporción guardada, se está viviendo una situación parecida con José Tomás, por cierto un torero especialmente “amanoletado”. La presencia de JT en la Plaza México el próximo 31 de enero ha causado un interés enorme, a tal grado que es muy posible que La México se vuelva a llenar después de muchos años.

Limitación. La empresa Taurodelta, que opera la plaza de Las Ventas de Madrid, lanzó una insólita propuesta para limitar el número de descabellos y evitar así escenas poco agradables para los espectadores. La intención es que si después de tres o cuatro golpes de descabello el toro no ha doblado, el puntillero entrará al ruedo con un aparato eléctrico para darle muerte. Esto tendría que establecerse en el reglamento taurino de Madrid y a la larga en el de cada provincia de España. Se trata de agilizar y actualizar la corrida de toros. Es una buena idea que debería retomarse en México.

Variados estilos. Esta tarde se realizará la duodécima corrida de la Temporada Grande con un cartel atractivo donde se combinan diversos estilos toreros, el clasicismo de Fermín Rivera, la calidad suprema de Daniel Luque y la técnica de Sergio Flores, con toros de la ganadería de Villa Carmela. Saldrá por delante Rodrigo Santos, el rejoneador mexicano más activo de la historia.

[email protected]

Periodista deportivo con una pasión muy especial por el futbol y los toros. Cronista taurino

Más sobre el autor

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN