Suscríbete

Presidente futbolerísimo

Heriberto Murrieta

Mauricio Macri, el presidente electo de Argentina, no podría ser más futbolero. Fue presidente del Boca Juniors, con el que ganó la friolera de 17 títulos en 12 años, entre ellos cuatro Copas Libertadores. Lleva en su pecho los colores azul y amarillo de Boca, pero ahora tendrá que gobernar tanto para boquenses como para gallinas.

La relación de Macri con México fue muy intensa, futbolísticamente hablando. En los primeros años 2 mil, estableció un convenio deportivo con Televisa. Alejandro Burillo era el presidente del Comité de Futbol de la televisora. Fue entonces cuando arribaron al futbol mexicano jugadores de la talla de Federico Vilar, Alfredo Moreno, Ariel Rosada y el mismo ‘Chaco’ Giménez, quien por cierto iba a llegar en un principio al Necaxa. También vino Jorge Griffa, el afamado manejador de fuerzas básicas, que en 2008 sería nombrado director de fuerzas básicas del Necaxa. Griffa había sido el descubridor de jugadores de la talla de Batistuta, Balbo y Samuel.

Dentro de ese convenio, Alejandro Bocardo y Jesús Ramírez fueron a conocer el manejo de la institución bonaerense. Chucho se quedó un año por allá y llegaría a ser campeón del mundo Sub-17 en 2005 en Perú. Bocardo se convirtió en el enlace entre Maccri y Burillo. Por cierto, Alejandro fue quien tuvo el tino de traer a Alfredo Moreno y más recientemente a Julio Furch, a quien detectó desde octubre de 2013 cuando el delantero jugaba en el Arsenal de Sarandí y Juan Antonio Luna era el técnico del Veracruz. El buen ojo que siempre ha tenido Bocardo se ha visto complementado por el buen trabajo directivo de Fidel Kuri padre e hijo. Todos juntos tienen ahora mismo a los Tiburones Rojos en la Liguilla por el título del futbol mexicano.

Macri logró su sueño de hacer de Boca una fábrica de jugadores de exportación y ahora convierte en realidad el de ser presidente de su país.

¿Consuelo? El aficionado Alejandro Aramburu se dio a la tarea de revisar el comportamiento de los equipos de la Primera División del futbol mexicano en los últimos 10 años, llegando a la conclusión de que el Cruz Azul ha sido el equipo más eficiente en ese lapso, con un total de 556 puntos, 17 más que el segundo lugar, el América.

El promedio de unidades de La Máquina Cementera en ese lapso fue de 27.80 por torneo corto. Terminó tres veces en primer lugar de la fase regular y fue subcampeón en cuatro ocasiones en esos 10 años, pero como todos sabemos, no logró salir campeón de Liga (no lo es desde hace nada menos que 18 años).

En este decenio, el Guadalajara fue el noveno en cosecha de puntos (466). El Toluca es el equipo que ganó más títulos entre 2005 y 2015, un total de tres, pudiendo llegar a cuatro si obtiene el título del torneo que está por terminar. Los Diablos Rojos son el tercer lugar en puntos conseguidos en estos dos lustros, con un total de 538.

La Liguilla es una competencia nueva y ahí las cosas suelen cambiar drásticamente pero, si les sirve de consuelo a sus seguidores, el equipo azul ha sido pues, el máximo conquistador de puntos en los últimos 10 años en el balompié nuestro.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios