La libró

Heriberto Murrieta

El banderillero Mauricio Martínez Kingston, herido de gravedad el 17 de diciembre pasado en la Plaza México, se encuentra ahora mismo convaleciendo en la ciudad de Cuernavaca. Una fuerte y dolorosa cornada penetrante de tórax. Esa noche había 6 matadores y por consiguiente 18 subalternos. 24 capotes y ninguno llegó a tiempo para hacerle el quite y sacarle de encima al toro de San Marcos.

Extraordinaria fue la labor médica de Rafael Vázquez Bayod y milagrosa la recuperación de Mauricio. Lo increíble es que quiere volver a torear, confirmando que a los toreros no se les escapa el valor por el hoyo de las cornadas. ¿Qué impulsa a un torero a seguir adelante a pesar de semejante percance? Con la vocación intacta, Martínez Kingston pronto estará de vuelta.

Atención. La presentación del ganado sigue siendo una asignatura pendiente en la actual Temporada Grande de la Monumental Plaza México. Por lo menos 14 toros tendrían que haber sido rechazados por las autoridades: los seis de Fernando de la Mora, dos de La Punta y los seis de Arroyo Zarco.

El domingo último, la ganadería de Arroyo Zarco envió un encierro discreto de presencia, en el que sobresalió un ejemplar, el cuarto, aprovechado por el experimentado diestro capitalino Ignacio Garibay.

Viene la parte fuerte de la temporada y es obligado cuidar este aspecto fundamental, empezando por la tarde de hoy con un encierro de la vacada queretana de Campo Real para Arturo Macías, Alejandro Talavante y Juan Pablo Sánchez.  

Centenario. Eduardo Solís Díaz nos recuerda que el próximo viernes se cumplirán 100 años de la alternativa de Juan Silveti Mañón, ocurrida el 15 de enero de 1916 en la plaza de toros El Toreo de la colonia Condesa de manos de Luis Freg con toros de la ganadería tlaxcalteca de Piedras Negras. El famoso ‘Meco’ recibió una segunda alternativa ese mismo año en Barcelona, también de manos de Freg.

Programones. Canal Once puso al aire dos grandes resúmenes de los famosos programas de Contrapunto, transmitidos originalmente en 1983, donde Pepe Alameda y Carlo Coccioli expusieron sus puntos de vista en torno a la Fiesta de los toros. Se trata de un debate de gran altura intelectual, donde brillaron la cultura y la pasión de ambos personajes, moderados por Jacobo Zabludovsky. Moderados es un decir, porque en distintos momentos a Jacobo parece ganarle su afición por el arte del toreo.

Los tres personajes de estas formidables emisiones de colección ya desaparecieron: Alameda en 1990, Coccioli en 2003 y Jacobo el año pasado. Coccioli llega a utilizar la sorna al tocar aspectos que rodean al espectáculo de toros, pero ya quisieran muchos antitaurinos de estos tiempos tener su cultura y categoría para exponer opiniones y respetar las de los demás.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios