Suscríbete

Contrastes tricolores

Cuauhtémoc Blanco

La Selección Nacional, que hace un año era una luna de miel y en el último mes, a partir de la Copa América, las cosas han cambiado radicalmente

El tema de la semana, sin duda es la Selección Nacional, que hace un año era una luna de miel y en el último mes, pienso que a partir de la Copa América, las cosas han cambiado radicalmente.

El empate que nos dio el pase a la siguiente ronda ante Trinidad y Tobago, donde en una lluvia de 8 goles se avanzó a los cuartos de final en un mar de dudas, ya que incluso, durante el juego se perdía 3-2 en un momento que era muy difícil para el equipo nacional.

El desempeño irregular de la primera fase entre cambios de sistema y de algunos jugadores generaron más dudas a afición y prensa “apretó” al técnico ante la incertidumbre del funcionamiento del equipo.

Previo al juego de ganar o morir ante Costa Rica se habló de una reunión de jugadores para cerrar filas y no sabemos qué se habló en esa junta de vestidor, pero me tocaron muchas “encerronas” de jugadores donde se dicen las cosas de frente y se confirma el compromiso por representar al país.

Llegó el partido ante Costa Rica, en el que el ‘Piojo’ decidió mandar al campo un sistema 1-5-3-2 con Ochoa en el arco, tres centrales con ‘Maza’, Corona y Reyes apoyados con los carrileros Layún y Aguilar. En medio campo fijo, el entrenador nacional prefirió a Jonathan sobre el ‘Gallito’ Vázquez y como interiores a Herrera y Guardado, en punta Oribe y Carlos Vela, quienes tendrían la responsabilidad del gol del tricolor.

Inició el partido con México con mayor ímpetu y teniendo la pelota, pero fomentado también por Costa Rica que mandó un ordenado 1-4-4-1-1 con dos volantes por fuera que hicieron pasar malos momentos a la defensiva mexicana.

Para el segundo tiempo, México logró sobreponerse para imponer su futbol y generaron por lo menos tres ocasiones de gol que entre Vela y Oribe no pudieron concretar.

En este segundo periodo, los nuestros merecieron ganar, pero al no estar finos obligaron al alargue. Quiero mencionar también que con la entrada de Esquivel por Herrera se dio más dinámica al equipo y Corona también entró con ímpetu al campo en lugar de Vela.

Ya en los tiempos extra, una llegada clara por bando antes del penalti muy dudoso que marcó el árbitro a favor de México y que Guardado cobró perfecto para darle el triunfo y la alegría al futbol mexicano.

Yo insisto mucho que para cuidar al jugador, además de mejorar el espectáculo, al terminar los 90 minutos debe irse directo a los penaltis para definir al ganador. Es mucho desgaste físico ir al alargue cuando en la mayoría de los casos, los equipos son muy precavidos.

Ahora esperemos el siguiente paso que es Panamá y llegar a la final para quedarnos con la copa. Bueno, amigos, les recuerdo que deben comer frutas y verduras y alimentarse sanamente.

[email protected]

www.cuauhtemoc-blanco.com

http://twitter.com/cuauhtemocb10

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios