El Ayotzinapa de Veracruz

Ciro Gómez Leyva

No hay autoridad municipal, estatal o federal que pueda dar con los cinco jóvenes de Tierra Blanca. Diez días, y de ellos no se sabe nada

En la mañana del lunes de la semana pasada, lunes 11 de enero, cinco jóvenes que viajaban en un Jetta se detuvieron en el estacionamiento del Chedraui de Tierra Blanca, Veracruz. Sus padres cuentan que se pararon a desayunar. Otras versiones (áreas de seguridad de Veracruz) aseguran que los interceptó una camioneta de la Secretaría de Seguridad Pública estatal. Se habla de registros en video que, de existir, han sido cuidadosamente resguardados.

Los padres cuentan que los cinco jóvenes, Bernardo Benítez Arroniz (25), José Benítez de la O (24), Alfredo González Díaz (25), Mario Arturo Orozco (27) y Susana Tapia (16), iban de regreso a su poblado, Playa Vicente, que está a poco más de 100 kilómetros de Tierra Blanca. La narrativa de las otras versiones establece que, tras una breve discusión y el arribo de dos patrullas de Seguridad Pública, los policías bajaron del Jetta a dos de los muchachos para subirlos a la camioneta.Arrancó el Jetta, atrás la camioneta y atrás las dos patrullas. Tomaron la carretera y, en menos de un minuto, se desviaron por un camino de terracería. Por la noche apareció el Jetta. Sólo el Jetta. Los cinco de Tierra Blanca estaban desaparecidos.

El miércoles 13 por la mañana difundimos las primeras noticias del secuestro. El jueves 14, la Fiscalía General de Veracruz informó que tenía detenidos a cuatro policías estatales, presuntos responsables de la desaparición de los cinco, lo que convertía al caso en desaparición forzada. Hasta anoche había siete policías detenidos, uno es un mando, Marcos Conde Hernández. Y según la Fiscalía, se aplica un operativo en la región en busca de Bernardo, José, Alfredo, Mario Arturo y Susana.

¿Qué sucedió? Las mismas fuentes proponen que uno de los cinco jóvenes “asesoraba” a un funcionario de alto nivel del municipio de Playa Vicente, zona con fuerte presencia de un grupo criminal. Y que por esas cosas trágicas que ocurren en el México de hoy fue identificado por la policía de Tierra Blanca, zona con fuerte presencia de un grupo criminal antagónico. El resto de la trama es el de costumbre. La policía le avisó al jefe criminal de la zona, quien ordenó el letal “tráiganmelos”.

Esas fuentes afirman que los siete policías detenidos se han negado a dar información con el argumento de costumbre: “Si hablamos, matan a nuestras familias”.

Y no hay autoridad municipal, estatal, federal que pueda dar con los cinco jóvenes de Tierra Blanca. Diez días y de ellos no se sabe nada. Tierra Blanca, el Ayotzinapa de Veracruz.

MENOS DE 140. Las dos empresas coahuilenses que transfirieron los 199 mil dólares a España, sí existen y lo probaremos: abogados de Humberto Moreira.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios