Suscríbete

TPP: un nuevo nivel de integración con el mundo

Ildefonso Guajardo

El TPP le permitirá a México formar parte de la zona de libre comercio más grande del mundo, en donde quedará concentrado 11% de la población mundial y 36% del PIB global

Desde el inicio de esta administración, el Presidente Enrique Peña Nieto nos instruyó a emprender una activa estrategia de integración comercial y productiva con los principales polos de crecimiento del mundo, acorde al alto grado de apertura de nuestra economía, en donde el equivalente al 60% del PIB está vinculado al comercio exterior.

Un pilar fundamental de esa estrategia es la participación de México en el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), el cual constituye la primera iniciativa formal de un gobierno mexicano para impulsar la integración con Asia-Pacífico, especialmente con los mercados asiáticos de alto dinamismo económico.

El TPP nos vincula con 11 países: 6 nuevos socios comerciales (Australia, Nueva Zelandia, Vietnam, Malasia, Singapur y Brunéi) y 5 con los que ya tenemos tratado de libre comercio (Estados Unidos, Canadá, Chile, Perú y Japón) en donde el TPP permitirá incluir disciplinas como comercio electrónico, combate a la corrupción y apoyo a pequeñas y medianas empresas, que no están presentes en los acuerdos actuales.

Para formalizar la intención de nuestro país de ser parte de esta nueva zona de libre comercio, el pasado 4 de febrero, en representación del gobierno de México, participé en la ceremonia de firma de este Tratado, en la ciudad de Auckland, en Nueva Zelandia. Para dar seguimiento a este proceso y en estricto apego a la Ley sobre la Aprobación de Tratados Internacionales en Materia Económica, entregue el día de ayer 27 de abril formalmente a la Cámara de Senadores el texto oficial del TPP, para su análisis y eventual aprobación.

El Senado ha decidido dividir dicho proceso en dos fases: (1) una de análisis que incluye la realización de audiencias públicas y foros de consulta para continuar informando a la opinión pública sobre los beneficios y distintos aspectos del Tratado y (2) otra de dictaminación, para que el texto será turnado a las Comisiones de Relaciones Exteriores; de Asia-Pacífico; de Comercio y Fomento Industrial; de América del Norte; de América Latina y el Caribe; de Desarrollo Rural; de Hacienda y Crédito Público y de Autosuficiencia Alimentaria.

Para contribuir al análisis y debate público sobre el TPP, señalo aquí brevemente las razones que motivaron al gobierno mexicano a participar en este nuevo acuerdo y que, al mismo tiempo, constituyen las ventajas principales que nos brindará dicho Tratado.

Primera, el TPP permite consolidar la posición de nuestros productos agrícolas y manufactureros en el mercado de Estados Unidos, gracias a que logramos que su texto reflejara las preferencias comerciales que tenemos en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Segunda, porque abre acceso a 6 nuevos mercados de Asia-Pacífico, en donde podremos potenciar el crecimiento de nuestras exportaciones, debido a que el TPP eliminará los impuestos que hoy productos mexicanos, como el tomate, aguacate y carne de res, tienen que pagar para ingresar a esos mercados.

Tercera, con el TPP ampliaremos el acceso al mercado japonés, especialmente para los productos agropecuarios, que son sumamente competitivos en este mercado y que habían quedado fuera del acuerdo que tenemos con dicho país.

Cuarta, el TPP nos permitirá a los socios de la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México) fomentar el desarrollo de cadenas regionales para potenciar las exportaciones de productos “hechos en la Alianza del Pacífico” hacia los mercados de Asia.

Y quinta, el TPP le permitirá a México formar parte de la zona de libre comercio más grande del mundo, en donde quedará concentrado 11% de la población mundial, 36% del PIB global, 25% del comercio internacional y 28% de la inversión extranjera que se genera en el mundo. Además, el privilegio de ser miembro fundador, confiere a nuestro país la ventaja de negociar los términos bajo los cuales se adherirán futuros miembros.

El TPP también contribuirá a dinamizar los procesos de integración que son de gran relevancia para México, como la modernización de los tratados comerciales que tenemos con la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio; las negociaciones para la suscripción de dos nuevos acuerdos (Turquía y Jordania); y las discusiones para la conformación de la zona de libre comercio de Asia-Pacífico, en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

Estas ventajas sumadas al nuevo entorno de negocios que han propiciado las Reformas Estructurales, se traducirán en más oportunidades para que las PYMES y toda la industria mexicana formen más encadenamientos productivos y conquisten más mercados.

Así, con el TPP, avanzaremos a un nuevo nivel de integración con el mundo, consolidando a México como el puente más competitivo para los negocios entre Europa, América y Asia. De esta manera, fortaleceremos nuestra capacidad para atraer inversiones productivas y posicionaremos a las empresas y a la industria de nuestro país en un lugar privilegiado para participar en las cadenas globales de valor y generar riqueza y bienestar para todas las familias mexicanas.

Secretario de Economía

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios