Las miradas en Río

Ulises Castellanos

Esta semana hemos visto en infinidad de horas de transmisión por televisión y en nuestros dispositivos todo lo relativo a las competencias en Río, y ya todos hemos sido testigos del triste fracaso de nuestros atletas en tierra carioca.

Pues bien, hoy quiero enfocarme en los retos y logros de casi 2 mil fotógrafos acreditados en Río; en donde, por cierto, 15 de ellos son mexicanos y entre los cuales están el buen Iván Stephens, de EL UNIVERSAL, y el talentoso Etzel Espinosa, de la agencia Imago7. Y debo agregar que la cobertura en general ha sido muy buena.

Sin duda, cubrir las diferentes disciplinas olímpicas es un reto enorme para todos por allá, se debe contar con talento visual, rapidez y versatilidad para cubrir y enviar en tiempo real, además de cuidarse de los robos de equipo.

Hoy se suma a la competencia natural entre todos los acreditados, las novedades tecnológicas contra las que compiten, por ejemplo, los robots subacuáticos que no sólo transmiten en vivo sino que fotografían cada detalle desde ángulos increíbles, así pues, el reto para esta edición esta marcado por la tecnología, la calidad, la rapidez y el enfoque personal que cada fotógrafo le de a su cobertura.

Ahí están todas las agencias y medios internacionales más fuertes del mundo; no todo es playa ni samba; cubrir una olimpiada es altamente demandante.

Entre las mejores postales de Río, varios señalan que la foto “más emblemática de los Juegos” y que representa el espíritu olímpico es la selfie que se tomaron Lee Eun-ju, de Corea del Sur, y Hong Un-jong, de Corea del Norte, cuando sus respectivos países están prácticamente en guerra.

Cómo olvidar la imagen de Lucy Nicholson, de Reuters, que le dio la vuelta al mundo, en la que aparece la egipcia Doaa Elghobashy cubierta desde la cabeza hasta los tobillos, frente a la alemana Kira Walkenhorst, en bikini, durante un juego de voleibol en playa; esa imagen claramente marca las diferencias culturales entre ambos mundos; foto que, por cierto, fue “pixeleada” en la mayoría de los medios musulmanes, desapareciendo casi la figura de la atleta alemana.

Y qué decir del increíble nadador estadounidense Michael Phelps, quien al cierre de esta columna sumaba ya 21 medallas olímpicas en su carrera. Y es precisamente una imagen de Phelps la que acompaña esta entrada, su autor es Michael Dalder, también de Reuters. Esta fotografía sintetiza el esfuerzo y la belleza del deporte en un disparo.

No puedo dejar de lado la imagen de dolor del gimnasta francés Samir Aït Said, quien al realizar un salto en la prueba de gimnasia artística se fracturó la pierna, y que a muchos colegas de por acá les parecía de mal gusto que se publicara.

Por último, aunque la inseguridad no es nueva en Olímpicos; en Río de Janeiro ha adquirido proporciones de terror con el alto número de robos que se han presentado por allá. Ahí está el caso de Brett Costello, de News Corp, y la denuncia de los colegas de la France-Presse, que se quejaron de haber sufrido ya varios robos en el propio Centro de Prensa. Así pues, a pesar de todo, sigamos disfrutando de las imágenes que nos regala Río de Janeiro en estos fantásticos juegos.

@MxUlysses

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios