Se encuentra usted aquí

El dolor de los humildes es ignorado

08/01/2017
02:17
-A +A

Sé que México está pasando por problemas muy grandes que no debemos desatender, pero me llama la atención algo que se me quedó en la mente a mediados del año pasado, cuando publiqué una columna a manera de denuncia por el homicidio de un joven talentoso que se abría camino trabajando en el municipio de Cuautitlán Izcalli como director de Administración de organismo de agua; un hecho que al día de hoy no tiene respuesta, al igual que miles de casos en nuestro país.

En aquella ocasión mencioné que su padre es un hombre que le ha dado a México muchas satisfacciones desde la trinchera de la natación, como uno de los mejores instructores que he conocido desde la década de los sesenta, tiempo en que enseñaba a nadar a niños y bebés en la Unidad Morelos del IMSS, la clínica 23, en donde inicié mi actividad como entrenador.

A José Zambrano estoy seguro que cualquier persona del medio acuático lo identifica, por su carisma, apoyo y trabajo. Por eso nos mantenemos en la lucha porque este caso no quede como un archivo de los tantos que hay. Pepe, como cariñosamente le conocemos, formó una familia que era feliz y Zoe, su hijo, se abrió camino por sus medios dentro de la burocracia de este país.

En aquella ocasión hice ver a la sociedad lo que había pasado con este jovencito, quien fue enterrado hace más de medio año, en junio, sin que haya avances en una investigación que parece no existir. Esto causa indignación, molestia, porque en este inicio de año se me ha acercado Pepe para contarme que ha sido ignorado por parte de la autoridad en relación al asesinato de su hijo. No tengo que recordarles que he sufrido lo mismo, con la diferencia de que a mí sí me han escuchado, no resuelven nada, pero me escuchan, mientras que a Pepe ni lo escuchan y tampoco resuelven.

Es terrible que aquellas personas que no son mediáticas no sean tomadas en cuenta. Hay que decir que desafortunadamente son los más en este país y que deben ser escuchados de la misma manera. Por este medio solicitó a la autoridad darle seguimiento al caso de Zoe Zambrano García y al de todas esas personas que viven con el dolor y la impotencia de no tener justicia. Según me cuentan los padres de este joven, todavía con mucho dolor, no les han ayudado en nada. En mi caso, cuando he levantado la voz, aparentemente he recibido ayuda de las autoridades y más que nada del señor Renato Sales, quien está al pendiente del caso de mi pequeña, pero lo bueno sería que todas las víctimas de un delito sean atendidas.

Este entrenador que tanto hizo por México sufre mucho, igual que su esposa. Por tal motivo, vuelvo a levantar la voz. Las personas humildes tienen dolor igual que quienes han encontrado éxito en lo económico, pero no los escuchan, no les hacen caso y eso hace que ese dolor se agudice ante la impotencia de no saber a quién más recurrir.

Pepe está desesperado, en espera de encontrar una luz de justicia, se acercó a mí en busca de auxilio, quiere que los infelices que asesinaron a su hijo cumplan una condena. Por esta razón levanto la voz en nombre de su familia, para que la autoridad correspondiente haga su trabajo. Que las autoridades tengan bien claro algo: todos tenemos los mismos derechos en este país y que el dolor ante una pérdida tan terrible como ésta, no es sólo para quienes cuentan con recursos. No más injusticias, todos merecen ser escuchados y apoyados.

Profesor

Nelson Vargas Basáñez nació en la Ciudad de México en 1942.

Comentarios