PEF 2016, compendio de acuerdos políticos

César Camacho Quiroz

Una mayoría plural, compuesta por diputados de izquierda, centro y derecha, aprobamos el documento que será base y límite de las políticas públicas para el año entrante

Responsable, porque es congruente con las condiciones que impone la economía global y doméstica; pertinente, porque protege las finanzas públicas y familiares; e inteligente, pues incrementa el gasto social y multiplica los beneficios con menos recursos, el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 (PEF), aprobado por los diputados es un compendio de buenos acuerdos políticos para México.

Una mayoría plural, compuesta por diputados de izquierda, centro y derecha, en un clima en el que hubo expresiones de todo tipo, respetando unos lo que otros dijeron y todos sujetos a las reglas jurídicas y políticas de la democracia, aprobamos el documento que será base y límite de las políticas públicas para el año entrante, el cual muestra, entre otras, las siguientes ventajas:

1. Obliga al poder público a ser más eficiente, pues con 221 mil millones de pesos menos, deberá hacer más tareas y de mejor manera. En particular, la administración federal se “apretó el cinturón”, al disminuir su gasto en servicios personales en más de 7 mil millones de pesos; y al evitar duplicidades y ajustando programas, para mantener sólo los más eficientes para la disminución de la pobreza y la desigualdad. Por ejemplo, el programa Prospera, a pesar de las restricciones, crecerá 6.36% respecto a 2015.

2. El presupuesto para educación y cultura se incrementará en 5 mil millones de pesos, para potenciar la reforma educativa que está en marcha. Y dado el impacto positivo de la inversión en ciencia y tecnología en el desarrollo nacional, el apoyo a esos rubros así como a la educación superior, aumentará en más de 91 mil millones de pesos, en beneficio de 56 mil becarios.

3. En reconocimiento de la necesidad de los mexicanos para tener acceso efectivo a los servicios de salud, el PEF contempla un incremento de 2 mil 551 millones de pesos para sufragar un sistema de salud pública universal.

4. No obstante las limitantes, estados y municipios recibirán más recursos, pues las “participaciones federales” crecerán 8.5%, y las “aportaciones federales” 1.6%, en términos reales. El propósito es mejorar las condiciones de vida, particularmente en las comunidades rurales, para lo cual se destinarán 21 mil millones y se proporcionarán 8 mil 111 millones a programas para los productores del campo, y se destinarán 12 mil millones de pesos para la realización de carreteras alimentadoras y caminos rurales.

5. El decreto aprobado promueve, además, la inversión privada en infraestructura para el desarrollo, manteniendo niveles adecuados de inversión pública, para el impulso de proyectos de Asociación Público Privadas, así como de innovadores mecanismos de participación social.

6. En solidaridad con quienes viven en la frontera, se creó el Fondo Fronterizo, con una previsión de mil 700 millones de pesos, para generar mayores empleos apoyando a las pequeñas y medianas empresas, y 2 mil 900 más para empleo temporal y tarjetas de alimentación, entre otros progamas sociales.

7. Conscientes de la necesidad de fortalecer la transparencia y rendición de cuentas, y de combatir la corrupción, decidimos regular las partidas presupuestales que en el pasado reciente fueron puestas en entredicho por algunos legisladores de otros partidos, tristemente célebres porque pedían moches.

No obstante su contenido económico, se trata de un acuerdo político alcanzado sin estridencias, aunque no exento de dificultades; con el PEF 2016 ha quedado acreditada la eficacia de la política.

Coordinador del grupo parlamentario del PRI y presidente de la Junta de Coordinación Política en la Cámara de Diputados.

@CCQ_PRI

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios