El hotel de miedo que inspiró a Stephen King para "El Resplandor"

Stephen King lo visitó en los años setenta y de aquí sacó la idea para la icónica novela. Conoce sus fantasmas

Stanley_Hotel_Stephen_King
El Stanley Hotel fue inaugurado en 1909 y, tras la visita de Stephen King, revivió su antiguo esplendor. Foto: iStock
Destinos 23/10/2020 00:28 Samantha Michelle Guzmán Actualizada 17:54

Una noche de 1974, Stephen King y su esposa se hospedaron en un enorme hotel de montaña ubicado en Colorado. Eran los únicos huéspedes, pues al día siguiente la propiedad cerraría por la llegada del invierno. King la pasó muy mal, pues mientras dormía en la habitación 217 tuvo una pesadilla en la que su hijo pequeño era perseguido a través de los largos pasillos del hotel por una manguera contra incendios. Cuando despertó, ya tenía la idea para su próxima novela. 

¿Te suena esta historia? Así nació “El Resplandor”, uno de los trabajos más emblemáticos del escritor estadounidense y que dio origen a una obra maestra del cine de terror. El lugar donde se quedó Stephen King se llama Stanley Hotel, sigue en pie y tiene fama de estar embrujado. Ahora que se acerca Halloween, repasemos su historias de fantasmas

El misterioso Stanley Hotel 

Se encuentra en Estes Park, un pueblo a una hora y media desde Denver, Colorado. Muy cerca está el Parque Nacional de las Montañas Rocosas, un paraíso para el ecoturismo, el avistamiento de fauna, las noches estrelladas y los deportes. 

El Stanley Hotel abrió sus puertas por primera vez en 1909, como una propiedad que combinaba la cercanía con la naturaleza y el lujo. En sus primeros años asombraba a sus huéspedes con acceso a luz eléctrica, teléfonos, baños privados en las suites y una pequeña flota de automóviles de vapor a su servicio. 

Lamentablemente, para la visita de Stephen King en los años setenta el hotel ya estaba en decadencia y, si no fuera por la fama que llegó después, no hubiera sobrevivido. Desde ese entonces se hablaba que la propiedad estaba embrujada; actualmente, esa reputación es bien asumida y aprovechada.

Décadas atrás, como muchos otros alojamientos similares el Stanley cerraba durante los meses de invierno. Como recordarás ese elemento es muy importante en la narrativa de “El Resplandor”, pues su protagonista, Jack Torrance, se aisla con su familia para trabajar como cuidador. Esa práctica ya no es común, pues la actividad turística se da tanto en verano como en invierno. 

stanley_hotel_overlook_stephen_king.jpgFoto: Stanley Hotel

Leer más: Un hotel entre las montañas al estilo de El Resplandor

Las historias paranormales

De acuerdo con el propio Stanley Hotel, muchísimos huéspedes son testigos de cosas que no pueden explicar fácilmente, como luces que se encienden o apagan solas, cobijas que son deslizadas en la noche, risas que no provienen de ningún lado, pisadas, sombras y escalofríos. Con el tiempo, el personal del lugar ha logrado identificar algunos fantasmas constantes y nuevas leyendas han surgido. Ahora los vamos a enumerar.

1. En primer lugar están los fundadores y antiguos dueños, Freelan y Flora Stanley. Se cuenta que el piano de Flora todavía se escucha sonar durante la noche y que el señor Stanley ha sido captado en fotografías tomadas dentro del billar, que alguna vez fue su lugar favorito de la propiedad. 

2. Elizabeth Wilson, quien trabajó durante los primeros años del hotel, tiene una relación especial con la habitación 217 (que en el libro es una suite especialmente maldita). En 1911, mientras Elizabeth encendía las lámparas de la habitación, ocurrió una explosión que le rompió ambos tobillos; aunque sobrevivió, dicen que su espíritu se quedó en este lugar. Los huéspedes dicen que los objetos se mueven, las maletas se desempacan solas y las luces prenden o apagan espontáneamente. 

Alguna vez Stephen King dijo que durante su estancia, la cual ocurrió en la habitación 217, vio un niño pequeño en el hotel, aunque al parecer ninguno se estaba quedando ahí en ese momento.

3. En el salón de conciertos se aparece Paul, un hombre que trabajó en el Stanley de 1995 a 2005 y murió en camino del hotel al hospital tras sufrir un infarto. El trabajo de Paul era asegurarse de que se cumpliera el cierre de la propiedad a las 11 de la noche y nadie entrara después; por eso no sorprende escuchar una voz diciendo “fuera” a quienes vagan por los pasillos al pasar ese horario. 
 
4. Hay otro fantasma apodado Lucy, aunque no se sabe quién era ni cómo llegó al Stanley Hotel. Se cree que tal vez era una mujer sin hogar que buscaba refugio en el sitio. Los empleados la escuchan tararear dentro del alojamiento y algunos parapsicólogos afirman haberse comunicado con ella. 

5. Eddie es el fantasma que nadie quiere encontrarse, ya que su presencia genera incomodidad y miedo; también es conocido por un horrible olor que lo acompaña. Es un fantasma “bromista” que no duda en jalar el pelo o molestar a los huéspedes. Al igual que con Lucy, su origen es un misterio.

Por supuesto, se ha intentado dar explicación a las cosas que suceden aquí. De entrada, es necesario considerar que es un hotel antiguo, con muchos muebles de madera y un sistema de ventilación que puede generar ruido. Incluso se ha atribuido la energía percibida a la alta concentración de piedra caliza, cuarzo y magnetita que hay en la región. 

 

Leer más: 5 lugares terroríficos en México a donde debes viajar

¿Te hospedarías aquí?

En la actualidad, el Stanley Hotel es un lugar lujoso que ofrece tanto habitaciones de estilo clásico como apartamentos modernos de reciente construcción. Algunos poseen vistas espectaculares hacia las montañas o son pet friendly. 

La administración del hospedaje está tan segura de su actividad paranormal que tiene una selección de habitaciones “con espíritus”, donde hay buena probabilidad de que experimentarás algo raro. Entre esas suites, con alta demanda, se encuentra la 217. 

Hay tours nocturnos de una hora para conocer las leyendas de la propiedad o paquetes de temporada con souvenirs de terror incluidos. 

Para comer tiene varias opciones, como un resturante de cortes de carne, pastelería artesanal y un bar de whiskey. 
 
Las actividades en la naturaleza son un gran atractivo: senderismo, escalada o ciclismo en verano, y esquí, trineos o caminata con crampones en invierno. 

Hay más de un Overlook

Stanley Hotel siempre será conocido como el sitio que inspiró “El Resplandor”. Pero hay otras dos propiedades que se volvieron famosas gracias a la historia de Stephen King. Nos referimos a Timberline Lodge (Oregon) y Ahwahnee Hotel (Yosemite), que aparecieron en la película de Stanley Kubrick como los exteriores e interiores del famosísimo hotel Overlook, respectivamente. 

timberline_hotel_resplandor.jpgFoto: Timberline Lodge

Leer más: Coyoacán: historias de fantasmas y seres malignos

Temas Relacionados
hoteles Halloween fantasmas

Comentarios