23 | JUL | 2019
San Francisco, 10 lugares esenciales que debes conocer
En Haight-Ashbury nació en el movimiento hippie . (Foto: iStock)

San Francisco, 10 lugares esenciales en tu primer viaje a la ciudad

30/06/2019
00:00
Carlos Tomasini
-A +A
Las mejores recomendaciones sobre atractivos y actividades en la ciudad del Golden Gate

[email protected]

Si planeas viajar muy pronto a San Francisco por primera vez, pero solo estarás de paso unos días, —ya sea por negocios, porque quieres recorrer varios destinos del estado de California o simplemente porque tienes poco presupuesto— aquí te damos las ‘coordenadas’ de aquellos lugares imperdibles y te decimos cuánto tiempo te tardarías en una visita exprés.

1. El puente Golden Gate. Es el icono de San Francisco, así que es lo primero que debes visitar, porque además está alejado de las grandes zonas de negocios. Aunque hay transporte público, lo más fácil es llegar en taxi o en Uber (alrededor de 20 dólares). Lo más recomendable es iniciar por el Golden Gate Bridge Welcome Center para conocer algo de la historia de este lugar y después cruzar a pie ¡o en bicicleta! (una opción es The Bike Hut, en Pier 40, donde puedes rentar una bici por unos 26 dólares por todo el día).

El Golden Gate fue construido en 1933, tiene casi tres kilómetros de largo y se eleva a 227 metros de altura.

destinos_san_francisco_golden_gate.jpg (Foto: iStock) 

El recorrido por esta imponente estructura roja de acero se hace sobre unas amplias banquetas con protección para separar a los peatones de los vehículos. Por cierto, no es el puente más largo de la ciudad (ese récord lo tiene el Bay Bridge), pero es uno de esos lugares del mundo que todos deben conocer.

Si vas muy temprano, la niebla podría hacer que te pierdas de las impresionantes vistas que ofrece, aunque las nubes también le pueden dar un toque especial al ambiente.

Al llegar al otro lado, puedes tomar otro taxi o un transporte hacia Sausalito. Si tienes tiempo, quédate a comer o solo toma un café. De ahí sale el Ferry (12.50 dólares) de regreso a San Francisco.


Artículo

En el Valle de la Muerte descubre el misterio de las piedras que se mueven solas

El Valle de la Muerte es el lugar más caluroso del planeta. Explora sus dunas gigantes y uno de sus paisajes marcianos donde las piedras "se mueven solas"
En el Valle de la Muerte descubre el misterio de las piedras que se mueven solas En el Valle de la Muerte descubre el misterio de las piedras que se mueven solas

Cuando llegues al Embarcadero, admira los muelles y la torre del Ferry Building, en cuyo interior se encuentra un centro gastronómico con muchísimas opciones para saciar tu apetito, si es que no lo hiciste en Sausalito.

El tiempo estimado del recorrido es de entre tres y cinco horas.

2. Golden Gate Park. Aunque el nombre “Golden Gate” suele asociarse solo con el puente, en realidad se trata de una amplia zona de San Francisco, en la que se encuentra un bello parque de cinco kilómetros de largo. Ahí verás gente local y turistas haciendo ejercicio, paseando, descansando o visitando algunos atractivos, como el museo de la California Academy of Sciences o el Museo de Young. Ahí también está el apacible lago Stowe, el Conservatory of Flowers (un invernadero de flores), un gran molino holandés y el Buffalo Paddock, una reserva en la que habita una manada de bisontes desde 1894.

destinos_san_francisco_golden_gate_park.jpg (Foto: iStock) 

Aprovecha para ir al Japanese Tea Garden, con puentes, pagodas, linternas de piedra, estanques y plantas nativas de Japón. Entrada: nueve dólares.

Al Golden Gate Park puedes llegar en trolebús (2.50 dólares). Después debes caminar hacia el punto de tu interés.

El tiempo estimado de este recorrido es de dos a tres horas.

3. Haight-Ashbury. En este histórico barrio nació el movimiento hippie en la década de los sesenta, el cual le dejó hasta hoy un toque colorido y de auténtico amor y paz.

san_francisco_haight-ashbury.jpg (Foto: Anthony G. Reyes/Flikr) 

En los últimos años, se ha vuelto una zona un poco más comercial en la que lo hippie se convirtió en producto de las tiendas de souvenirs y disfraces de algunas personas que circulan por aquí. Si te gustan las tiendas de discos clásicas, no debes faltar a Amoeba Records; y como este es un barrio alternativo, por las noches se vive un buen ambiente en sus restaurantes y bares, como Toronado, que presume más de 50 cervezas diferentes (cuestan desde cinco hasta más de 100 dólares, dependiendo tu gusto). Si quieres algo más al estilo estadounidense, en Escape from New York están las mejores opciones de pizza (alrededor de 30 dólares). Llega en trolebús.

Este recorrido puede durar de una a dos horas. También es una buena opción para después de terminar tus actividades del día.

4. Cable Car. El único tranvía tirado por un cable subterráneo en el mundo es el que todavía se encuentra funcionando en San Francisco. No tiene motor y su conductor se encarga de operar una palanca que frena o hace andar el tradicional vehículo que sube y baja las pronunciadas calles de la ciudad. Estuvo a punto de desaparecer en 1947, pero los ciudadanos se negaron rotundamente y hoy es un Patrimonio Histórico de EEUU al que hay que cambiarle el cable cada dos o tres meses.

destinos_san_francisco_cable_car.jpg (Foto: iStock) 

Hay tres rutas, pero la más turística es la Powell-Hyde (siete dólares), que sale de la esquina de Market y Powell, y para por Lombard Street, antes de terminar su recorrido.

5. Lombard Street. Lombard Street no es la calle más pronunciada de San Francisco, pero sus ocho curvas cerradas son famosas en el mundo. Puedes recorrerla por la banqueta lateral y —si el tráfico lo permite— también por el arroyo vehicular. Posiblemente terminarás sin aire cuando lo hagas de subida, pero vale la pena.

destinos_san_francisco_lombard_street.jpg (Foto: iStock)  

El tiempo estimado de este recorrido puede ser de dos a tres horas.

6. Fisherman’s Wharf. Si no te bajaste del Cable Car en Lombard Street, continúa hasta el final del trayecto, en plaza Ghirardelli, para a llegar Fisherman’s Wharf. Aquí se originó la ciudad tras la construcción del primer puerto en 1853. Durante varias décadas fue el corazón de San Francisco. Tras algunos años de abandono, hoy, la zona del viejo puerto es un lugar tradicional lleno de comercios y restaurantes que le dan un toque pintoresco y alegre.

destinos_san_francisco_fishermans_wharf.jpg (Foto: iStock) 

No dejes de probar el cangrejo en locales como The Crab Station (algunos dicen que es un “puesto callejero”). Prueba su tradicional crab cake por 3.50 dólares y acompáñalo con otro clásico: una crema clam chowder.

En el Muelle 45 verás el puerto funcionando todavía y el ambiente típico de quienes aman el mar.

Pier 39 es el otro punto interesante de este barrio en donde se puede ir de compras, comer en lugares ya conocidos —como Crab House o Bubba Gump— y hasta admirar una colonia de leones marinos que toman el sol tranquilamente. Puedes llegar en tranvía (2.50 dólares).
Este recorrido toma de dos a tres horas.

destinos_san_francisco_pier_39.jpg (Foto: iStock) 

7. Castro. Es otro barrio simbólico para la comunidad gay debido a que fue aquí donde se gestaron importantes movimientos en favor de la libre elección de las preferencias sexuales durante la década de los setenta. En tiendas, bares y restaurantes hay un ambiente de apertura y sabor de barrio que se disfruta de día y de noche. Uno de sus lugares más icónicos es la marquesina del teatro Castro (una infaltable foto).
Puedes llegar en Metro (depende del trayecto, pero cuesta desde 2.50 dólares) y justamente en una de sus salidas hay una plaza dedicada a Harvey Milk, uno de los mayores defensores de los derechos humanos de las personas LGBTTTI en la historia del país.

destinos_san_francisco_the_castro.jpg (Foto: San Francisco Travel Association)  

Te recomendamos visitar el GLBT Historical Society Museum, que es el primer museo de historia y cultura de homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales en este país. Si quieres ir a tomar un trago a un lugar legendario, debes ir al Twin Peaks Tavern, el primer bar gay con ventanas hacia la calle, todo un símbolo de los derechos conquistados.

El recorrido puede durar una hora. También es una opción para terminar el día.
 

Artículo

San Francisco y otros destinos que no son exactamente lo que imaginas

Son encantadores, pero debes saber lo que puede pasar para no sentirte decepcionado
San Francisco y otros destinos que no son exactamente lo que imaginasSan Francisco y otros destinos que no son exactamente lo que imaginas

8. Museo de Arte Moderno de San Francisco (SFMOMA). Localizado en el corazón de San Francisco (en la zona de Yerba Buena Gardens), tiene una de las colecciones contemporáneas más importantes del mundo con obras de artistas como Warhol, Picasso, Miró y Dalí. Suele haber importantes exposiciones temporales y actividades especiales. La entrada general cuesta 25 dólares.
El tiempo estimado de este recorrido es de una a dos horas.

destinos_san_francisco_sfmoma.jpg (Foto: San Francisco Travel Association)  

9. Barrio Chino. La comunidad china que vive en San Francisco es una de las más importantes de Estados Unidos, solamente superada en número por la de Nueva York, no obstante, el Chinatown es el más grande fuera de Asia y el más antiguo de EEUU. En el histórico Barrio Chino de esta ciudad hay todo tipo de comercios pero, para conectarte mejor con el ambiente, hay que ir a Portsmouth Square, una plaza en la que los habitantes cantan, practican tai chi, conversan y juegan alguna partida del tradicional mah jong. Llega desde Grant Avenue, donde se encuentra una tradicional puerta de entrada. Por cierto, las famosas galletas de la fortuna que se sirven en los locales de comida china se inventaron en San Francisco. Ve cómo se preparan en la Golden Gate Fortune Cookie Factory.

destinos_san_francisco_chinatown.jpg (Foto: iStock) 

Si quieres comer en un restaurante tradicional, ve a Sam Wo, que fue fundado en 1912 y es uno de los más antiguos de todo Estados Unidos (el arroz frito de la casa cuesta 10 dólares).

Tiempo del recorrido: de una a dos horas.

10. Moffett Field Historical Society Museum. Si San Francisco te queda lejos porque tus actividades de trabajo fueron en Silicon Valley (los separan unos 40 minutos en coche con tránsito ligero), toma un taxi o Uber y visita este singular museo en el que se muestra el importante papel que ha tenido la zona de la bahía en el desarrollo de la aviación militar. En instalaciones de la NASA (necesitas una identificación para entrar), los guías son expertos y veteranos que hablan sobre los objetos históricos ahí expuestos. Es un sitio pequeño y poco conocido, pero puede resultar fascinante para los fanáticos de los aviones.

destinos_san_francisco_moffett_field_historical_society_museum_.jpg (Foto: Carlos Tomasini/ El Universal)  

El tiempo estimado de este recorrido es de una a dos horas.

GUÍA DEL VIAJERO

Aeroméxico y United vuelan directo a San Francisco desde Ciudad de México. Tiempo estimado de vuelo: 4 horas y media. Tarifas: desde 10 mil pesos en temporada alta y comprando los boletos con un mes de anticipación. Puedes buscar en sitios como Kayak, Google Flights y Viajala.

Hoteles. Parc 55 y San Francisco Marriott Marquis son dos opciones muy bien ubicadas en el centro de la ciudad.

Cómo moverse en la ciudad. Los tranvías, trolebuses y autobuses solo aceptan tarifa exacta en efectivo. Si tomas el Cable Car en las paradas en vez de hacerlo en la terminal, esperarás menos tiempo para abordarlo.

El clima. En San Francisco es extremo en cada época del año, así que verifica el pronóstico del tiempo al empacar.

San Francisco Travel es el sitio oficial de turismo de la ciudad.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios