​Vía ferrata, la aventura que asusta pero gusta

Esta actividad te permitirá contemplar los paisajes más hermosos de montaña

​via_ferrata_aventura_asusta_gusta
Las vías ferratas tienen su origen en la Primera Guerra mundial y su uso era bélico. (Foto: Giuseppe Ghedina)
Destinos 27/06/2018 00:00 Samantha Michelle Guzmán Actualizada 07:55
Guardando favorito...

Tus pies tiemblan un poco si miras hacia abajo. Tampoco puedes evitar hacerlo, pues a cada metro de altura la vista te muestra un paisaje de montaña más escarpado, con abismos más profundos. Es espectacular y a la vez intimidante. Subes paredes verticales con la ayuda de escalones de metal anclados a la roca. Aunque estás protegido con arneses, el nervio se impone y sientes la necesidad de sacar hasta las uñas para aferrarte al muro.

La vía ferrata es la opción más segura y sencilla que puedes encontrar para escalar una montaña o cualquier formación rocosa digna de causar vértigo. Hoy en día se han creado numerosos recorridos que admiten un amplio rango de edades, sin requerir experiencia previa.

destinos-via_ferrata-malasia.jpg (Foto: Mountain Torq)

En qué consiste
Su pasado se relaciona más con la guerra que con los viajes de placer.

Literalmente, una vía ferrata (en italiana significa “camino de acero”) es una serie de instalaciones de metal empotradas en las rocas y paredes de una montaña para alcanzar grandes alturas. Para que sea considerada como tal, debe tener tramos verticales que solo puedan escalarse. Las estructuras que facilitan el ascenso son muy variadas: cuerdas, escaleras, puentes o hasta tirolesas para volar de un punto a otro.

destinos-via_ferrata-peruok_0.jpg (Foto: Natura Vive)

Pasado bélico
En 1843, en la montaña austriaca de Dachstein se construyó la primera vía ferrata. Consistía en varillas de hierro, cuerdas, elementos de madera y puntos de apoyo tallados en roca.

Las siguientes rutas, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, aparecieron en territorios austriaco y alemán, según la Federación Internacional de Escalada y Montañismo.
 

Fue hasta la Primera Guerra Mundial que el uso de este sistema alcanzó verdadera trascendencia. En las montañas Dolomitas, que actualmente pertenecen a Italia, se hizo un gran esfuerzo para construir vías ferratas de uso militar, con el fin de obtener puestos de avanzada en los Alpes. Con ayuda de estructuras artificiales, los soldados alcanzaban, sin problema, superficies accidentadas, considerando las difíciles condiciones del clima.

destinos-via_ferrata-dolimitas_italia2.jpg (Foto: Giuseppe Ghedina)

Esos mismos caminos ahora se utilizan para divertirse. Casi en su totalidad las vías han sido restauradas; también se han inaugurado nuevas rutas. Quedan algunas reminiscencias del pasado: trincheras y refugios antiguos. En las Dolomitas orientales están los Túneles de Lagazuoi, un conjunto de cavidades talladas para atravesar montañas.

En la región, la temporada para escalar va de junio a octubre. Los itinerarios duran de cinco a ocho días y ofrecen distintos niveles de dificultad. Solicita un tour guiado por un profesional en www.dolomitemountains.com.
 

Austria e Italia son los reyes de esta actividad. El primero tenía 550 vías ferratas en 2012, mientras que el segundo contaba con unas 400.

Temas Relacionados
montaña escalar
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios