El hotel de Pablo Sánchez Navarro en Los Cabos

Cuenta con 70 habitaciones.
Destinos 07/12/2017 19:33 Staff Actualizada 10:59
Guardando favorito...

Aquí, los artistas intercambian obras de arte o conciertos por noches de alojamiento

Su estudio de grabación es subterráneo, y para acceder a él se usa una trampilla localizada en el piso del lobby.

Guardando favorito...
Su estudio de grabación es subterráneo, y para acceder a él se usa una trampilla localizada en el piso del lobby.

Las suites están decoradas con madera y otros elementos naturales.

Guardando favorito...
Las suites están decoradas con madera y otros elementos naturales.

Su alberca parece unirse con un jacuzzi transparente.

Guardando favorito...
Su alberca parece unirse con un jacuzzi transparente.

Constantemente ofrece distintos eventos musicales gratuitos para los huéspedes.

Guardando favorito...
Constantemente ofrece distintos eventos musicales gratuitos para los huéspedes.

Hay cuatro restaurantes y dos bares.

Guardando favorito...
Hay cuatro restaurantes y dos bares.

En cada habitación se entrega un iPad, para solicitar cualquier servicio del hotel.

Guardando favorito...
En cada habitación se entrega un iPad, para solicitar cualquier servicio del hotel.

Una de las piscinas con borde infinito más espectaculares de México y un concepto centrado especialmente en el arte, es lo que ofrece El Ganzo.

Este hotel boutique, ubicado en San José del Cabo, fue concebido por Pablo Sánchez Navarro, quien falleció este 7 de diciembre. El inmueble fue inaugurado en 2012 y remodelado en 2015, tras haber sufrido daños por el huracán Odile.

El Ganzo es, literalmente, como un lienzo en blanco, debido a su programa de residencias artísticas: en éste, los autores pueden hospedarse aquí a cambio de dejar una muestra de su trabajo, tanto en las habitaciones como en el resto de la propiedad. Puede tratarse de una pintura, un grafiti o un íntimo concierto gratuito para el resto de los huéspedes. De hecho, el hotel cuenta con un estudio de grabación subterráneo, al cual se accede a través de una trampilla en el lobby. El calendario de eventos musicales cambia constantemente.

La propiedad posee 70 habitaciones con vista al mar, decoradas con madera y otros elementos naturales. Algunas suites tienen su propio gimnasio, terraza y jacuzzi. Pero el mejor lugar para refrescarse es la alberca de borde infinito, que abarca casi todo el cuarto piso del hotel y parece unirse con un jacuzzi de cristal.

Otro de sus rasgos más sobresalientes es el club de playa, localizado en una de las pocas playas de Los Cabos donde se puede nadar. Ofrece actividades como navegar en kayak o practicar paddle board.

Sitio web: elganzo.com

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios