Suscríbete

Dónde está la magnífica Cueva del Ratón y su arte rupestre

En México, en una zona de difícil acceso se resguarda este tesoro del continente americano

Cueva del Ratón
Es una zona desértica y de difícil acceso. Foto: Cortesía Setues BCS
Destinos 20/12/2020 00:36 Nadia Rodríguez Actualizada 23:34

Un recorrido brutal te transporta al pasado. No es apto para cualquiera. Irás por senderos inhóspitos; experimentarás las inclemencias del clima y largas caminatas bajo el sol, pero será una experiencia fascinante porque descubrirás un lugar prehistórico en lo profundo de una sierra.

La zona arqueológica de la Sierra de San Francisco se encuentra al norte de Baja California Sur, en el municipio de Mulegé. Su clima es seco, árido y suele haber mucho viento. Es una zona desértica y de difícil acceso que guarda una memoria mística, pues en sus oscuras cuevas se descubrió uno de los vestigios más importantes de arte rupestre del continente americano.

Este conjunto de pinturas y petroglifos -que también forma parte de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno- fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1993 por la Unesco y actualmente es una zona protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).   

Qué encontrarás en estas galerías de arte rupestre

Las cuevas de la Sierra de San Francisco resguardan pinturas rupestres que representan a los ancestros, a seres humanos de tamaño monumental, figuras míticas y geométricas, así como especies endémicas de la zona como zorros y ciervos. También se plasmaron flechas, pies y manos.

cueva_raton_2.jpgFoto: Cortesía Setues BCS

Son pinturas que datan de la época precolombina y muestran la cosmovisión de los cochimíes, antiguos habitantes de la zona del desierto central de la península de Baja California.

Los pigmentos utilizados son, en su mayoría, de color rojo, amarillo, negro y blanco,  y fueron extraídos de las raíces, de las flores y frutos. Algunos de ellos estaban relacionados con los dioses.

Pon atención en las incisiones que hay en los grabados, pues estos fueron hechos de manera intencional y se consideran parte del estilo pictórico.

Qué hay que ver en la Cueva del Ratón

La Pintada es una de las cuevas con las pinturas rupestres más sorprendentes de todo el conjunto. Pero hay otra que no tiene desperdicio: la Cueva del Ratón, la de más fácil acceso.

Lee también: Mulegé: el paraíso de las playas semivírgenes y de las pinturas rupestres

En este lugar verás símbolos grabados en las rocas, como las huellas de animales: están en el interior de las cuevas, en el piso y hasta en el techo. Sin duda, tienes que explorar la cueva con todos los sentidos en alerta para apreciar los detalles de este sitio que guarda una increíble memoria histórica.

La Cueva del Ratón, de unos 43 metros cuadrados, tiene dibujos colosales que muestran la escena de una cacería de venados, conejos y borregos huyendo de las filosas flechas y lanzas arrojadas por los humanos. Al fondo se plasmó en rojo y negro, un hombre; parece lejano a la batalla, contemplando los charcos de sangre.

cueva_raton_3.jpgFoto: Cortesía Setues BCS

A unos cuantos kilómetros de la Cueva del Ratón se encuentran otras más: La Pintada, Las Flechas, La Música, La Soledad, Boca San Julio y Cuesta Palmarito que también son consideradas reliquias de la cultura cochimí, por el arte que resguardan sus paredes.

Todo el conjunto pictórico antiguo pertenece a la denominada “Tradición de Gran Mural” la cual narra el testimonio de los primeros pobladores de la península.
   

Qué hay que saber para visitar la Cueva del Ratón

En el kilómetro 37 de la carretera Transpeninsular también conocida como carretera federal 1, está la desviación hacia el poblado de San Francisco de la Sierra.

Este viaje será una de las mejores experiencias de tu vida porque tendrás el privilegio de conocer uno de los tesoros rupestres de gran valor no solo en México sino en el mundo.  Esta travesía es para viajeros de corazón y no para simples turistas. Date el lujo de explorar la sierra y el desierto, y de apreciar, entre tantas cosas que da la naturaleza, una noche estrellada.

Lee también: Las maravillas de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno

Reconocemos que no es para cualquiera, pues se trata de una expedición de varios días en los que habrá que acampar; a veces no te podrás bañar y deberás hacer largas caminatas; en otras, habrá que andar en mula por varias horas. Para ello es necesario contratar los servicios de un touroperador certificado que conozca la zona como la palma de su mano.

Pasarás por oasis, zona de matorrales y desfiladeros que harán tu aventura más emocionante.

Para agendar un tour guiado hay que hacer cita previa en la zona arqueológica (de eso se puede encargar el touroperador).

Debido a lo accidentado del terreno, los vehículos no pueden circular con facilidad por eso es que se llega en mula o caminando grandes tramos.

Puedes hospedarte en el Hostal Buenaventura. Ellos cuentan con guías expertos que harán tu recorrido más sencillo.

Lee también: Por qué el mar de Cortés es el 'acuario del mundo'

Si te gustó conocer la zona y quieres aprender más sobre pintura rupestre, visita el Museo de las Pinturas Rupestres de San Ignacio, que se encuentra en el pueblo de Mulegé. La entrada es gratuita.

Contacto
Zona arqueológica Sierra de San Francisco: Tel. 612 220 162  y 615 1540 222.
Entrada: 75 pesos (puede variar).

Hostal: Buenaventura. Tel. (615) 1 56 4747. WA: 615 103 3490 y  615 113 7549
www.sierrasanfrancisco.com

Temas Relacionados
mulegé cuevas Pinturas rupestres

Comentarios