Cárcamo de Dolores: 7 razones para conocerlo

Es uno de los tesoros que resguarda el Bosque de Chapultepec

Carcamo de Dolores, obra, Bosque de Chapultepec,  Diego Rivera
El arquitecto Ricardo Rivas fue el encargado de diseñar la última etapa de construcción en 1951. (Foto: iStock)
Destinos 03/04/2019 00:45 Viridiana Ramírez Actualizada 10:19

[email protected]

Si te dijéramos que hay un lugar en la Ciudad de México donde se puede escuchar la energía del sol, el aire y el agua través de notas musicales, ¿lo creerías? Quizá no. Sin embargo, ese espacio sí existe y fue bautizado como Cárcamo de Dolores. Para conocerlo, debes internarte en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec. Pero, antes te compartimos siete datos que debes conocer para comprender la complejidad de esta verdadera obra de arte.

1. La construcción del cárcamo inició en 1942. Formó parte de las obras hidráulicas para proveer de agua potable a la Ciudad de México, a través del Sistema Lerma-Cutzamala. De hecho, es la parte final de este acueducto de 62 kilómetros.

2. El arquitecto Ricardo Rivas fue el encargado de diseñar la última etapa de construcción, finalizándola en 1951. Como invitado estuvo Diego Rivera, quien se encargó de crear la gigantesca Fuente de Tláloc al exterior y el mural “El agua, origen de la vida”, que decora el piso y tres paredes del interior.

carcamo-dolores-chapultepec_interior.jpg (Foto: Archivo El Universal)

3. El mural de Diego Rivera está inspirado en la teoría del biólogo ruso Aleksandr Oparin, que habla sobre la importancia del agua en la evolución humana. Por cuatro décadas, la obra se mantuvo bajo el agua, hasta que se cambio el cauce por el deterioro que generó a la obra. El interior del cárcamo fue reabierto en 2002.

4. La Fuente de Tláloc fue construida en piedra y mosaico sobre un espejo de agua, donde se recuesta el dios del agua y la lluvia, que posee dos cabezas: una viendo hacia el cielo y la otra hacia el cárcamo. Esta composición fue planeada estratégicamente por Diego Rivera para que los viajeros que llegaran a la Ciudad de México pudieran verla desde el avión.

carcamo-dolores-chapultepec_altura.jpg (Foto: Archivo El Universal)

5. Con el paso de los años, se le han agregado elementos, como las fuentes en forma de serpiente del arquitecto Leónides Guadarrama y el foro al aire libre de Roberto Kalach, inaugurado en 2010.

carcamo-dolores-chapultepec-noche.jpg (Foto: Cortesía Sedema) 

6. Tras el desvío del agua, surgió la idea de crear una instalación sonora. Se trata de la Cámara Lambdoma del mexicano Ariel Guzik. La pieza utiliza instrumentos de medición atmosféricos y acuáticos para interpretar las ondas del agua del Sistema Lerma y crear diferentes ritmos y sonidos.
 

7. En la actualidad, el Cárcamo de Dolores es una sala interactiva del Museo de Historia Natural y Cultura Ambiental. Puedes visitarlo con el mismo boleto de entrada al recinto cultural. Precio: 26 pesos
 

Comentarios