Cabañas a menos de 3 horas de CDMX para disfrutar el fin de semana

Cabañas en el bosque para un fin de semana en familia o una escapada con tu pareja

cabanas_cerca_cdmx
Foto: Cabañas Tzahuinco.
Destinos 09/11/2021 00:28 Staff Actualizada 14:24
Guardando favorito...

Arma una escapada en familia o con tu pareja. Para ayudarte a planear exta experiencia de fin de semana, te dejamos una pequeña lista de cabañas a 3 horas o menos desde CDMX. Son rústicas, bonitas y están rodeadas de naturaleza. 

Cabañas Rancho San Jorge

cabanas_san_jorge.jpgFoto: Cabañas San Jorge 

Dónde. A las afueras del Pueblo Mágico de Bernal, en Querétaro. Son 3 horas desde CDMX

Su gran atractivo y orgullo es la vista sin interrupción de la espectacular Peña de Bernal. Cada cabaña está decorada con detalles alusivos a la equitación y lleva el nombre de una raza de caballo. Todas se construyeron en adobe y madera. Para no desconectarte del todo, tienen televisión e internet. La capacidad va de dos a seis personas.

No hay restaurante, pero sí un asador. Si vas en pareja puedes pedir una cena en una terraza panorámica o una fogata.

La propiedad posee varios caballos, con los que convives si decides tomar una clase de equitación o un paseo por el campo. También puedes elegir un tour en jeep hasta las faldas de la peña.

Cabañas El Estribo

cabanas_estribo.jpgFoto: Cabañas El Estribo 

Dónde. A 13 kilómetros de Valle de Bravo, en el Estado de México. Desde CDMX, son casi 2 horas y media. 

Ubicadas en una zona boscosa, estas encantadoras cabañitas de madera están preparadas para desconectarte por completo: tienen pantalla con dvd, terraza amueblada, cafetera, frigobar, microondas y chimenea para las noches frías.

Hay diferentes categorías de cabaña, para 2 o 4 personas; también puedes elegir un bungalow para 6 huéspedes donde sí se admiten mascotas (en el resto no). Las más completas incluyen cocineta y hasta jacuzzi. Todas tienen una palapa con asadores. 

En el complejo de cabañas hay un restaurante abierto en fines de semana y una casa club con servicio de internet, además de minigolf o préstamo de bicis de montaña. Con un costo extra, hay un menú de tours que incluyen cuatrimotos, parapente y kayaks para el lago de Valle. 

Cabañas Tzahuinco 

cabanas_tzahuinco_1.jpgFoto: Cabañas Tzahuinco

Dónde. En el Pueblo Mágico de Huauchinango, en Puebla. Tardas unas 2 horas y media en llegar desde CDMX

Son 4 cabañas familiares, cada una con espacio hasta para 6 personas (entre ellas cambia la distribución de camas). Estas casitas son totalmente de madera y cuentan con terraza; algunas también pueden tener chimenea, balcón, asador o tina panorámica. 

El complejo de Tzahuinco se encuentra justo frente a la presa de Tenango de las Flores, por lo que la vista desde los interiores es apacible y bella.

Es posible contratar experiencias con costo adicional, como cenar románticas frente al cuerpo de agua, tours por la Ruta del Café de Xicotepec y aventuras por bosques, cascadas y parques ecoturísticos. 

Wander Cabins

wander_cabins.jpgFoto: Wander Cabins

Dónde. Tienen locaciones en los Pueblos Mágicos de Malinalco y Valle de Bravo, en el Estado de México. 

Si quieres aislarte del mundo completamente por un par de días, te encantará este original concepto que funciona de la siguiente manera. Cuando reservas, la administración de Wander Cabins te envía la dirección exacta de tu cabaña en el bosque y un código para que lo uses como llave; al llegar, verás que el lugar ya está abastecido con amenidades y todo lo que necesitas (como shampoo, toallas y batas). Aun así, puedes contactar por correo electrónico o mensaje de texto al equipo por si requieres otra cosa. 

Son cabañitas de diseño construidas en materiales naturales como la madera. Su estilo alpino, grandes ventanales e interiores recuerdan un elegante escondite en algún país nórdico. Tienen capacidad hasta para 4 personas y están equipadas con una cocina completa. Puedes salir a disfrutar la terraza sin encontrarte a nadie, porque las cabañas están separadas por 100 o 150 metros entre sí. 

Puedes contratar paseos a caballo o en bici. 
 

Campamento Las Manzanas

cabanas_manzanas_jilotzingo.jpgFoto: Deyanira Álvarez

Dónde. Municipio de Jilotzingo, en el Estado de México. Te tardas aproximadamente una hora en llegar desde la Ciudad de México, y 35 minutos desde Ciudad Satélite.

Este complejo ubicado en el bosque cuenta con 4 cabañas rústicas, donde la madera y el ladrillo son los materiales que predominan. Los espacios son amplios, cada una cuenta con cocina equipada, sala de estar y chimenea. Tienen servicio de desayuno y, si hizo falta algo de tu “despensa”, el personal del campamento va a comprarlo (aunque con restricciones de horario).

Puedes viajar en pareja y quedarte en la cabaña más pequeña, que tiene 3 habitaciones, o llegar en familia y amigos, hospedándose en una casita con espacio hasta para 12 personas.

Para pasar el tiempo hay diversas instalaciones como pequeños puentes colgantes entre los árboles, canchas y un espacio techado para hacer fogatas. También tiene una casita del árbol perfecta para tomarse unas fotos (o jugar, si llevas niños) y salón de juegos.

En Jilotzingo hay algunas touroperadoras locales que organizan recorridos de senderismo por el bosque. Una de ellas es Xeti Jilotzingo, que te lleva a conocer formaciones rocosas en medio de la naturaleza, cuevas, peñas y cascadas.

Rancho San Miguel

cabanas_san_miguel.jpgFoto: Rancho San Miguel 

Dónde. En el Pueblo Mágico de Villa del Carbón, en el Estado de México. Son alrededor de 2 horas desde CDMX. 

Rodeado de bosques de pino, la oferta de este lugar consiste en cabañitas de madera para parejas o familias (hay doble, triple o familiar, para hasta 7 personas). Si vas en plan romántico, puedes pedir que decoren tu alojamiento y añadan bocadillos o vino.

La cabaña más completa es la familiar: incluye sala con televisión, comedor, chimenea y hasta un karaoke. 

El rancho ofrece diversas actividades en los alrededores. Lleva a cabo recorridos nocturnos de leyendas, que inicia en las instalaciones y continúa hasta las ruinas de una hacienda del siglo XIX. También está la ruta a pie hacia una cascada cercana, por si prefieres una actividad de día. 

Si lo reservas, te organizan un picnic en la montaña o una cena romántica al aire libre, con fogata. 

El rancho cuenta con restaurante; no te pierdas sus productos orgánicos, como quesos y mermelada de zarzamora. 
 

Leer más: Avezasul, un glamping en el bosque a una hora y media de CDMX 

Recibe Hello Weekend, nuestro newsletter con lo último en gastronomía, viajes, tecnología, autos, moda y belleza. Suscríbete aquí: https://www.eluniversal.com.mx/mi-cuenta

 

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones