7 cosas que hacer en San Ángel

Restaurantes, museos, calles y viejas casonas, además de deliciosas margaritas son los atractivos que te esperan en este barrio de abolengo

barrio_de_san_angel
El añejo y elegante barrio de San Ángel tiene mucho que ofrecer a turistas y habitantes de la CDMX. Fotos: Istockphoto, Commons
Destinos 28/02/2020 00:03 Marisa Zannie Actualizada 00:03
Guardando favorito...

San Ángel, al sur de la Ciudad de México, es uno de sus barrios más bellos y con más abolengo. Lleno de bugambilias y otras flores, verdor, angostas calles empedradas y construcciones de piedra volcánica, su aire tranquilo y provinciano lo ha convertido en un favorito de los chilangos y en uno de los más visitados por turistas nacionales y extranjeros.

Su lejanía del centro significó ser en el pasado un sitio de descanso y/o veraneo de familias de dinero, lo cual implicó la construcción de grandes casonas y múltiples recintos religiosos, muchos de los cuales todavía adornan sus calles.

Vecino de Coyoacán, otro Barrio Mágico de la ciudad, San Ángel debe mucha de su configuración original a religiosos carmelitas y dominicos, que se asentaron ahí entre el siglo XVI y el XVIII. Antes de que estos llegaran, la región se llamaba Tenanitla, que quiere decir “junto a la muralla de piedra”. Las casas que aquí se fueron construyendo, no eran lujosas pero sí muy grandes, con todos los elementos que hoy caracterizan a las construcciones de la zona: patios centrales, grandes jardines con muchos árboles y amplios espacios.

Leer también: Barrios y colonias para visitar en sábado

Hoy día, debe mucha de su fama, no solo a su historia y estética, también a la Plaza de San Jacinto y al adyacente Bazaar Sábado, donde se pueden encontrar interesantes obras de arte y gran cantidad de artesanías. Sin embargo, San Ángel ofrece mucho más que eso.

Aquí, te recomiendo 7 cosas que puedes hacer en esta zona de la ciudad:

ex_convento_y_museo_del_carmen_ok.jpg

Ver las momias en el Exconvento y Museo del Carmen
Esta hermosa construcción que data de 1615, obra de los carmelitas, además de albergar arte novohispano –hay una importante cantidad de bellos retratos de monjas coronadas-, también cuenta en su acervo con mobiliario antiguo y, lo mejor o lo más espeluznante (según como lo veas): momias perfectamente conservadas. Es un lugar ideal para llevar a tus amigos que vienen a turistear buscando algo ‘diferente’. A su alrededor hay mucho qué ver y hacer.

Dirección: Av. Revolución 4, San Ángel.
Horario: de martes a domingo de 10:00 am a 5:00 pm
Cuota: de cero a 55 pesos

restaurante_san_angel_inn_ok.jpg

Pedir margaritas en el San Ángel Inn
Es uno de los restaurantes más bellos y con más tradición de la Ciudad de México. Su principal atractivo, además de su tradicional cocina mexicana, es el patio, situado en medio de bellos jardines.

Para disfrutarlo al máximo, antes de comer (o después,¿qué más da?), puedes pedir una de las mejores margaritas que probarás en tu vida. Aquí no se trata de esos cocteles tipo raspado de hielo, en el San Ángel Inn te sirven las originales en unos pequeños jarritos plateados que te traen sobre una charola con hielo ¡realmente deliciosas! Eso sí, cuidado ¡que pegan!

Dirección: Diego Rivera 50, San Ángel Inn.
Horario: De lunes a viernes, de 7:00 a 1:00 am; sábado 8:00 a 1:00 am y domingo de 8:00 a 10:00 pm
Cheque promedio: 500 pesos por persona

museo_casa_estudio_diego_rivera_y_frida_kahlo_ok.jpg

Visitar el Museo Casa Estudio de Frida Kahlo y Diego Rivera
Estas casas funcionalistas fueron creadas por el arquitecto Juan O’Gorman, en 1934 para la pareja de artistas. Bajo el concepto de ‘juntos pero no revueltos’, cada uno tenía su casa y espacio, unidos solamente por un puente. Diego Rivera habitó aquí hasta su muerte, en 1957, y aquí realizó mucho de su trabajo de caballete.

Además de poder ver las colecciones de arte prehispánico y de artesanía de Rivera, es posible dar un atisbo a su vida cotidiana, pues puede verse su recámara y algunos de sus objetos personales. Frida vivió mucho menos tiempo aquí, solo entre 1934 y 1941, por eso el espacio se siente mucho más dedicado a él que a ella. La visita bien lo vale.

Dirección: Diego Rivera s/n, San Ángel Inn
Horarios: de martes a domingo de 10:00 am a 5:30 PM
Cuota: de cero a 35 pesos

museo_carrillo_gil_ok.jpg

Recorrer el Museo de Arte Carrillo Gil
La enorme oferta museística de la Ciudad de México ha provocado que algunos recintos muy interesantes no sean tan visitados. Tal es el caso del Museo Carillo Gil, que fue construido con la finalidad de albergar la colección que Álvar Carrillo Gil, pediatra y empresario yucateco, fue adquiriendo a partir de los años treinta. El museo como tal, fue inaugurado en 1974, y alberga a una de las colecciones más importantes de trabajos de los muralistas José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, aunque también tiene obra de Günther Gerzo, Wolfganf Paalen, Luis Nishizawa, y otros.

Hoy en día sus exposiciones temporales son dedicadas al arte contempóraneo, y se ha convertido en uno de los espacios más importantes para su difusión en nuestro país.

Dirección: Av. Revolución 1608, San Ángel
Horarios: De martes a domingo de 10:00 am a 6:00PM
Cuota: de cero a 55 pesos

villa_san_jacinto_ok.jpg

Conocer la Villa San Jacinto
Este es un espacio sui géneris, relativamente nuevo en la zona, pues se abrió no hace más de cinco años. Se trata de una casa de campo, típica del siglo XIX, totalmente restaurada, que alberga boutiques de lujo que ofrecen artesanía, prendas y accesorios de inspiración étnica y de alta gama, galerías de arte y locales gastronómicos. Su núcleo es el bello jardín central, donde se organizan subastas de arte, recitales, conciertos y hasta catas.

El escritor, periodista, político y diplomático mexicano, Manuel Payno, fue uno de los dueños de esta casa, ubicada en la emblemática Plaza San Jacinto, punto neurálgico de San Ángel.

Dirección: Plaza San Jacinto no. 16, San Ángel.
Horarios: De lunes a domingo de 11:00 am a 8:00 pm

Leer también: 8 lugares que tienes que conocer en San Ángel

parque_el_batan_ok.jpg

Pasar el día en El Batán
El Batán es un hermoso parque que, increíblemente, es desconocido para muchos capitalinos. Originalmente era una hacienda de la propiedad de Sanshiro Matsumoto, después pasó a ser de Maximino Ávila Camacho y posteriormente la compró Dolores Olmedo.

Cuenta con más de 1,300 árboles de distintas especies y ofrece actividades recreativas y culturales, áreas deportivas como canchas, juegos para niños y areneros. Hay mesas con bancas y asadores para hacer picnics. Una excelente opción es hacer ahí las fiestas de tus niños, pero toma en cuenta que hay que reservar el espacio con anticipación y que al ser un parque ecológico, tiene algunas restricciones.
Tiene también aviario, tortugas, monos y un estanque con peces.

Dirección: San Jerónimo 477, Tizapán San Ángel.
Horarios: lunes a viernes, 9:30 am a 5:00 pm; sábado y domingo 9:30 am a 7pm
Cuota: 20 pesos, libre para menores de tres años e Inapam

chimalistac_ok.jpg

Caminar en Chimalistac
Chimalistac es una pequeña zona de la ciudad que parece salida de otro tiempo por sus añejas casas, puentes y calles empedradas. La novela de Federico Gamboa, Santa, está ubicada aquí. Muchas de las casas más bellas de la ciudad también están en esta pequeña colonia, por lo que caminar por sus calles es una verdadera delicia. El minúsculo y bello templo de San Sebastián es uno de sus principales atractivos, muchas bodas elegantes han tenido lugar en Chimalistac.

En 2012, el gobierno de la ciudad nombró al barrio de Chimalistac como Patrimonio Tangible e Intangible de la ciudad.

Leer también: 5 lugares para pasar un día en Santa María La Ribera

Puedes iniciar tu caminata por el Paseo del Río, en la calle de Miguel Ángel de Quevedo, y seguir por la Calle del Carmen hasta llegar a la Plaza Federico Gamboa, donde está San Sebastián y la Casona de Chimalistac.

Chimalistac es, quizá, de los atractivos de San Ángel, el más instagrameable.
 

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios