17 | AGO | 2019
cabanas_fin_semana_cerca_CDMX
Copalli Malinalco está en las faldas de una montaña. (Foto: Copalli Malinalco)

7 cabañas coquetas para una escapada cerca de CDMX

19/04/2019
00:28
Samantha Michelle Guzmán
-A +A
Tienen actividades de aventura y tratamientos de spa

Opciones para que vayas preparando una escapada de fin de semana. En estos sitios puedes relajarte y olvidarte del mundo, pero ninguno implica alejarse demasiado de la Ciudad de México.

Copalli Malinalco
En las faldas de una montaña, a 10 minutos en auto desde el Pueblo Mágico de Malinalco (a dos horas de CDMX), se esconden las tres cabañas de Copalli. Fueron construidas con techos de palapa, paredes de bambú y adobe. En su interior puede alojarse una pareja o un grupo de hasta cinco personas, dispuestas a desconectarse completamente por unos días y admirar las estrellas por la noche. No hay restaurante o servicio de alimentos, pero cada habitación dispone de cocineta y utensilios.

La actividad principal de Copalli es un temazcal, para relajarte y desintoxicar tu alma.
Sitio web: copallimalinalco.com

cabanas_copalli-04destinos-cabanas-copalli-malinalco-edomex1.jpgFoto: Copalli Malinalco

Cabañas Bernal
Cuando te asomas por la ventana o apenas abres la puerta de estos pequeños refugios hechos en madera, lo primero que ves es la Peña de Bernal, uno de los monolitos más grandes del mundo. Hay tres casitas para parejas en busca de una escapada romántica; todas poseen chimenea. También tienes cuatro opciones para hospedarte con toda la familia; una de las cabañas es de estilo alpino. Están equipadas con área de asadores y utensilios de cocina.

El complejo se encuentra en el centro del Pueblo Mágico de Bernal, a tres horas de CDMX. El personal puede prepararte una fogata y hay zona de juegos infantiles.
Sitio web: www.hotelesbernal.com

cabanas-bernal_3.jpgFoto: Cabañas Bernal

Huasca Sierra Verde
¿Conoces el glamping? Es un concepto que consiste en hospedarse en un sitio natural, pero sin perder comodidades; su nombre mezcla las palabras “glamour” y “camping”. Para experimentarlo, puedes acudir al complejo Huasca Sierra Verde, a 10 minutos de Huasca de Ocampo (llegas en dos horas desde la Ciudad de México). Crearon un conjunto de tiendas con forma de iglú, amuebladas con camas matrimoniales; además, ofrecen internet. Si aún no estás preparado para el glamping o viajas con más personas, también hay una cabaña de estilo alpino para ocho, con terraza.

Aquí se organizan diversas actividades: paseos en bici, caminatas, temazcal, fogatas para contar leyendas sobre duendes (los cuales, se dice, habitan los alrededores del pueblo) y tirolesa. Hay alberca.
Sitio web: huascasierraverde.com

cabanas-huasca_sierra_verde.jpgFoto: Huasca Sierra Verde

El Jabalí
En la Sierra Gorda de Querétaro, existe otro concepto de glamping que debes conocer. Son seis cabañas tipo safari que miran hacia el río Extoraz; están construidas por encima del nivel del suelo. Para llegar hasta ellas, la excursión inicia en el municipio de San Joaquín: te llevan en cuatrimoto a través del bosque, para admirar ríos, cañones y el Exconvento de Bucareli.

El punto de partida queda a cuatro horas de CDMX.
Tel: 045 441 107 2239

cabanas-jabali-queretaro.jpgFoto: Campamento Ecoturístico El Jabalí

La Buena Vibra
Si te gusta la naturaleza, pero también el lujo, esta es una gran opción. La Buena Vibra es un hotel ubicado a las afueras del Pueblo Mágico de Tepoztlán, a dos horas de nuestra ciudad. Ofrece varios tipos de suites; una de ellas recibe el nombre Cabaña. Está en la parte más privada de la propiedad, rodeada de naturaleza; cuenta con dos habitaciones y un balcón. Lo más especial son sus servicios e instalaciones lujosos, que incluyen menú de almohadas y amenidades Pineda Covalín.

El hotel tiene restaurante y spa; en este último, el menú de tratamientos contempla masajes, faciales, circuito de hidroterapia y sauna. Además hay actividades, como clases de cocina. Este alojamiento forma parte del distintivo Tesoros de México, otorgado por Sectur; es exclusivo para adultos.
Sitio web: www.hotelbuenavibra.com.mx 

cabanas-buena_vibra-tepoztlan.jpgFoto: La Buena Vibra

Los Achicuales
La vegetación espesa y la neblina le dan un aire de fantasía al Pueblo Mágico de Cuetzalan, en Puebla (a unas cuatro horas de la Ciudad de México). Y una buena manera de disfrutarlo es desde una cabañita de madera o de piedra con vistas directas hacia el bosque. El hospedaje de Los Achicuales es rústico, pero tiene las comodidades necesarias.

Ahí mismo se ofrecen masajes y sesiones de temazcal; el complejo cuenta con dos albercas. Además, puedes solicitar un tour por los atractivos naturales de la región o los puntos históricos del pueblo; el centro queda a 20 minutos.
Facebook: Cabañas Los Achicuales.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Los Achicuales (@los_achicuales) el


Los Jilgueros
Cerca de la Barranca de los Jilgueros, en el pueblo de Zacatlán, Puebla, se asienta este conjunto de cabañitas hechas de adobe y madera. Aunque por dentro son sencillas, permiten sentirte en contacto con la naturaleza (desde el Mirador de la barranca puede oírse el canto de los pájaros) y están muy cerca del centro. Su personal organiza tours en bici y el complejo cuenta con servicio de restaurante.
Sitio web: www.losjilgueros.net

cabanas-jilgueros-zacatlan.jpgFoto: Los Jilgueros

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios