20 datos curiosos sobre Tehuacán-Cuicatlán, nuestro nuevo Patrimonio Mundial

Hay recorridos guiados en el "reino de las cactáceas"
cactaceas_gigantes_tetechos_valle_tehuacan_cuicatlan
Los tetechos alcanzan los 20 metros de alto. (Foto: Cortesía Secretaría de Cultura y Turismo de Puebla)
02/07/2018
18:39
-A +A

El Área Natural Protegida Valle de Tehuacán-Cuicatlán  fue incluida este lunes como Bien Mixto en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por su riqueza natural y gran valor cultural. El valle forma parte de una Reserva de la Biósfera que comparten Oaxaca y Puebla. Es un paisaje tupido de cactáceas gigantes,  con vestigios arqueológicos  y especies de flora y fauna únicas en el mundo.
 

Para saber más

1. La Unesco describe el valle como un  “hábitat originario de Mesoamérica” y “la zona árida o semiárida con mayor diversidad biológica de toda América del Norte.

2. Fue declarado Bien Mixto por su valor natural e histórico, pues aquí se dio la primera domesticación del maíz, según lo comprueban los pozos, presas, canales y acueductos que los arqueólogos consideran los más antiguos de América. Una de sus presas tiene dos mil 800 años de antigüedad. También se han encontrado huellas de dinosaurios y pinturas rupestres.
 
3. El sitio está poblado por los bosques de cactáceas columnares más densos del planeta.
 
4. En el valle crecen 86 especies de cactáceas. El 11% de ellas son endémicas.
 

5.  “Hace millones de años, este desierto era un océano. Aún se pueden encontrar fósiles marinos, además de los cactus gigantes  y patas de elefante de dos mil 500 años de antigüedad”, describe en entrevista para EL UNIVERSAL Roberto Trauwitz, secretario de Cultura y Turismo del Estado de Puebla.
 
6. Las patas de elefante miden entre seis y 12 metros de altura; mientras que las globosas o biznagas viven hasta 500 años y crecen hasta tres metros de alto (en el resto del país no superan el metro y medio), explica  Ramón Montero, gerente de Ecoexperiencias, una de las touroperadoras certificadas para dar recorridos guiados en el valle.
 
7. Los cactus columnares o tetechos (Neobuxbaumia tetetzo) que tupen los valles y las montañas “como si fuesen alfileres clavados en la tierra”, dice Trauwitz, pueden alcanzar los 20 metros de altura.
 

8. Tiene una superficie aproximada de 145 mil hectáreas. Abarca Zapotitlán-Cuicatlán, San Juan Raya y Purrón.
 
9. Es refugio de 140 especies de aves.

10. La Reserva de la Biósfera de Tehuacán-Cuicatlán (donde se localiza el valle)  tiene una superficie de 490 mil hectáreas.
 
11. De las seis especies de felinos que habitan en México, cinco se han encontrado en la reserva, como el jaguar,  el ocelote y el puma.
 
12. Esta área protegida puede alcanzar temperaturas de 40 °C.
 

 

Una publicación compartida de CONANP (@conanp_mx) el

13. Uno de los atractivos abiertos al público, dentro de la Reserva de la Biósfera, es el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis –que muestra 53 especies de cactáceas– y el Museo Paleontológico, ambos en Zapotitlán.
 
14. Solo es posible explorar la reserva en compañía de un guía certificado por la Secretaría de Turismo estatal para garantizar la conservación del lugar. De acuerdo con Ramón Montero, los sitios abiertos a los visitantes están resguardados por las comunidades.

15. Hay recorridos guiados para apreciar el búho cornudo, el águila real, la matraca del Balsas –cuyo sonido es similar al del instrumento– y la última colonia de  guacamayas verdes. Esta última habita en Oaxaca, en el Cañón del Sabino y solo se puede observar de abril a agosto.

16. Se organizan caminatas nocturnas, paseos para identificar flora y fauna, visitas a la Cuenca de los Músicos con más de 200 pinturas rupestres, recorridos por las Cactáceas Gigantes y para conocer restos arqueológicos.
 

17. El Valle de Tehuacán-Cuicatlán es el segundo sitio de México que se convierte en Patrimonio Mixto de la Humanidad, después de la Antigua Ciudad Maya y Bosques Tropicales protegidos de Calakmul, en Campeche (2016).
 
18. Tehuacán (Puebla) significa en náhuatl “lugar de dioses”; Cuicatlán (Oaxaca) es “tierra que canta”. 
 
19. El año pasado, su designación como Patrimonio Mundial fue postergada por falta de documentación e investigación sobre  los valores de la reserva y propuestas de operación, protección e integración de comunidades locales.
 

20. México ya suma 35 sitios en la lista del  Patrimonio Mundial, inscritos por la Unesco: 27 culturales, seis naturales y dos mixtos.
 

De acuerdo con la Agencia EFE, la candidatura mexicana resultó galardonada en la categoría Sitios Mixtos (naturales y culturales), compitiendo con las propuestas Pimachiowin Aki, “La tierra que da la vida”, en Canadá, y el Parque Nacional de Chiribiquete “La maloca del jaguar”, en Colombia.
 
Quién te lleva: Ramón Montero (ecoexperienci[email protected]).  Con información de Conanp, UNAM , Unesco y agencias.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS