El resurgimiento de la moda mexicana

De última 16/10/2021 09:00 Cristian Arciniega CDMX Actualizada 15:50
Guardando favorito...

Así se vivió Mercedes-Benz Fashion Week México, te contamos el resumen día por día

La moda cobra vida en las calles: necesita ser libre y admirada por los demás. Tras más de un año de confinamiento, y de ver las propuestas de diseño detrás de la pantalla, los desfiles regresaron a los espacios públicos para reenamorarnos del glamour, de la belleza, de la creatividad y, al mismo tiempo, de nuestra ciudad.

Es por ello que la edición 30 de Mercedes-Benz Fashion Week México no representó una celebración cualquiera; se convierte en un símbolo de perseverancia, de resiliencia y de optimismo hacia lo que vendrá. ¡Larga vida a la moda mexicana!

Domingo

Las hermanas Franco, Julia y Renata,  inaugurararon la edición 30 de Mercedes-Benz Fashion Week México, con una  jornada que se celebró en una destilería de vino localizada en el Estado de México. Sin pretensiones y con una colección que venera el minimalismo, las diseñadoras demostraron que se puede ser fiel a un estilo, pero sorprender cada temporada.

“Manos Libres .02” es un homenaje a la manufactura: cada una de las piezas que integran la colección fue modelada a mano sobre el maniquí, con ligeras telas como lino, seda, gasa y lana. Vestidos de siluetas fluidas con escote en V, anudados o cuellos de blazer se cubrieron de un impoluto blanco, al igual que jumpsuits de líneas amplias y pantalones de estilo gaucho.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.08.53.png

Enseguida desfiló una serie de vestidos de color negro con notables aberturas en el escote, la espalda y las faldas, detalles que potencian no solo la belleza femenina, sino también su sensualidad. Las creadoras jugaron con drapeados, hombros marcados, cuellos asimétricos, mangas kimono, jaretas y líneas puras para reinterpretar esta prenda que confirma su vocación de clásico no solo para llevar en la noche, sino también para el día.

Dentro de su selección de vestidos, destacó una elegante pieza con hombros descubiertos y holanes al costado, perfecta para lucir en una celebración de noche e, incluso, para llevar a una boda en la playa. También se mostraron pantalones de pernera amplia a juego con chalecos formales y blusas de gasa de seda, así como con frescas camisas de mangas holgadas.  

Lunes

Francisco Cancino, director creativo del sello que lleva su apellido, mostró una propuesta de aire minimalista, con notables variaciones de color y marcadas referencias a la vestimenta de las comunidades de Chiapas, su estado natal.
“Yuria”, como se titula su quinta colección, abrió con una serie de looks integrados por blusas de corte holgado y volúmenes en las mangas, así como de faldas plisadas y pantalones de pierna amplia. Estas salidas fueron del blanco al rojo, y luego al azul  con amarillo.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.13.06.png

Como es tradición en la marca, hubo una serie de diferentes abrigos y ponchos confeccionados con lana, pero esta vez con sencillos detalles de cuero. En el bloque final se incluyeron vestidos largos con líneas sueltas, volumen en las mangas, plisados artesanales y faldas al piso. Para éstos, Cancino apostó también por blanco, amarillo, melón y rojo. 

A todo color
Si algo caracteriza las colecciones de Pink Magnolia es la fusión de tonalidades alegres, estampados románticos y un toque de dulzura. Aquí, la directora creativa de la marca, Paola Wong, apostó por  el uso de colores,  mezclas de materiales y una estética femenina al límite.

Entre las prendas clave de esta propuesta se encuentra un vestido corto de lentejuelones en color rosa y lila. La pieza no solo es fresca, sino también muy práctica ya que, acompañada de unas sandalias altas, puede lucirse en cualquier evento de día, así como en algún coctel.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.13.16.png

Tanto pantalones como chaquetas de piel  se cubrieron de rosa tornasol para dar un acento de glamour a básicos como vestiditos negros o blusas de cuello de tortuga. Un  print de corazones decoró vestidos, así como conjuntos de estilo pijama para días más relajados.

Martes

Con el majestuoso Monumento a la Revolución como escenario, el diseñador  Alfredo Martínez presentó su más reciente viaje creativo, que  lleva por nombre “Coven” y está inspirado en la estética de la película de terror Suspiria. 

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.17.01.png

El primer bloque se tiñó de un  tono de azul, que navegaba entre gris y lila. Pantalones de talle alto con discretas campanas se acompañaron de blusas transparentes y abrigos acolchados, así como de delicadas blusas de seda y blazers a juego con influencia de los  setenta.

De su selección de vestidos destacó una elegante pieza con escote en V, manga larga y abertura frontal en la falda, perfecta para acudir a un evento de gala. Enseguida, desfilaron prendas en color azul medianoche, como faldas con cintura alta, vestidos de estilo camisero o confeccionados con terciopelo.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.16.48.png

Martínez demostró su expertise mediante un trench coat de cuero en diferentes tonalidades de azul, así como a través de un abrigo acolchado de aire sport. Ambas piezas resultan ideales para las temporadas de frío en la ciudad, donde el clima cambia de un minuto a otro.

Enseguida vino un bloque más urbano, integrado por minifaldas, sacos cortos, trench coats, además de trajes sastre de pantalón con un estampado en colores azul y rojo. Los looks, que se acompañaron de tops de cuero y blusas de cuello alto o con  transparencias, son idóneos para ir al trabajo o asistir a un evento de coctel.

Las salidas posteriores (vestidos al piso o con drapeados) se pintaron de un rojo vibrante, digno de una película de suspenso. Finalmente, el negro se apoderó de sexys vestidos de encaje, pantalones de cuero de corte recto, vestidos de terciopelo  y puffer jackets, que dieron un acento sport a su sofisticada propuesta.

Miércoles

Quince años se dicen fácil, pero representan un viaje cargado de retos, aprendizaje, tenacidad, constancia y triunfos. En esta edición de MBFWMx, Carla Fernández celebró una década y media de demostrar que es posible engranar un sistema de la moda distinto.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.20.52.png

“Este tiene que ver con una integración de las personas que, muchas veces, se cree que no pueden ser parte de la industria. Hablamos de las comunidades indígenas de nuestro país, algunas de las cuales, incluso, no hablan castellano. De igual manera, solemos trabajar con materiales sostenibles o con una carga simbólica importante para estos pueblos”, señala la diseñadora mexicana.

Su presentación, llevada a cabo en la rotativa de EL UNIVERSAL, se compuso de cinco tiempos: la moda como protesta (caracterizada por vestidos con mensajes de crítica como ‘La moda no es efímera’), la colaboración productiva con comunidades nativas, la mujer feminista, el mestizaje y un viaje indígena. Fiel a su sello, destacaron las piezas tejidas con lana (como ponchos y capas), los bordados artesanales, así como iconografías de origen ancestral. 

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.20.44.png

Mujer urbana
La propuesta de Lorena Saravia se caracteriza por ser práctica, elegante e intemporal. La diseñadora hizo del vestido la pieza protagónica de su colección (en azul rey, blanco y gris), además de mostrar piezas de uso diario como gabardinas, trajes sastre, suéteres oversize tejidos y elegantes blusas blancas. Mención aparte reciben sus accesorios de cuero, en especial, un bolso blanco de tipo clutch con flecos.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.20.59_0.png

Jueves

Con un “Viento Nuevo”, la diseñadora Lydia Lavín llegó a las inmediaciones del Museo Anahuacalli para abrir el quinto día de desfiles de la Semana de la Moda mexicana. Su más reciente entrega representa una oda al color, a la juventud, a la reinvención, así como a nuestras raíces.

 Lavín sometió su característico estilo a un refresh. En su colección, predominaron conjuntos casuales de falda recta con coloridos tops anudados, así como pantalones de cintura alta con campanas. Se observaron blusones de gasa estampada y blusas con iconografía indígena, en una gama que incluyó turquesa, amarillo, verde y rosa, entre otros tonos vibrantes.         
Su selección de vestidos se distinguió por el uso de recursos como escotes, holanes, prints, grandes moños al frente, así como por siluetas ligeramente amplias. Como es tradición, su última salida consistió en un sofisticado traje de novia con espalda descubierta y aberturas laterales en la falda.            

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.31.58.png

Posteriormente, tocó el turno a la marca de joyas Cristeros, cuya colección de piezas estuvo inspirada en el enigma de los nahuales. Un grupo de hombres enmascarados lució diferentes anillos, pulseras, cadenas y dijes elaborados con plata .925 y con formas animales de serpientes y jaguares.

Los juegos del color
Bajo un cielo claro y un sol intenso, Kris Goyri mostró una antología que hace anhelar los días de primavera, así como las escapadas a la playa. El creador apostó por ligeros vestidos de gasa en bloques de color (algunos  sobre trajes de baño), que acentúan  la feminidad y la belleza.

captura_de_pantalla_2021-10-15_a_las_21.27.15.png

Goyri también mostró faldas de estilo pareo con tops cruzados y de cuello halter, así como pantalones de talle alto con pernera amplia, combinados con camisas oversize en telas vaporosas. Su propuesta no solo irradió elegancia (como es costumbre), sino también mucha alegría, la cual es un reflejo de los tiempos que deseamos recobrar.

Viernes

La última jornada de MBFWMx arrancó con las exposiciones de la marca de joyas Marino, así como una galería especial para celebrar los primeros 15 años de esta plataforma de moda. Más tarde, la icónica firma Pineda Covalin llevó a los pasillos del hotel Four Seasons una propuesta caracterizada por su intenso colorido y sus codiciados estampados en seda alusivos a la naturaleza. Por otro lado, Vero Díaz presentó una colección con una notable vibra de verano, compuesta por vestidos ligeros y piezas con estampados coloridos. 

Daniela Villa se declinó por frescas creaciones para lucir tanto en la playa como los días calurosos en la ciudad. Faldas a la rodilla con pronunciadas aberturas se combinaron con tops halters de color blanco, mientras que vestidos largos de encaje se propusieron para las noches de fiesta. 

El cierre de esta edición corrió a cargo de la creadora Alexia Ulibarri, con una colección de tintes románticos y diversa en cuanto a colores y estampados. Como es costumbre, sus piezas destacaron por sus femeninos detalles y el máximo sentido práctico.
 

Leer tambén: La guía definitiva para prevenir y combatir las ojeras

Recibe Hello Weekend, nuestro newsletter con lo último en gastronomía, viajes, tecnología, autos, moda y belleza. Suscríbete aquí: https://www.eluniversal.com.mx/mi-cuenta

Temas Relacionados
Semana de la Moda en México
Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios

El Universal

Newsletter Al Despertar

Inicia tu día bien informado con las notas más relevantes

Al registrarme acepto los términos y condiciones