24 | MAR | 2019
"Su obra nos repugna profundamente por inmortal": La carta de Luis Buñuel y Salvador Dalí a Juan Ramón Jiménez
Foto: Archivo

"Su obra nos repugna profundamente"

19/02/2019
13:31
Redacción
México
-A +A
En redes circula una correspondencia de Luis Buñuel y Salvador Dalí a Juan Ramón Jiménez criticando "Platero y yo"

La correspondencia entre intelectuales son objetos que llaman la atención de sus seguidores debido a que revelan la relación que tenían los artistas y reconstruir sus historias. Uno de los casos que se ha vuelto compartido en redes sociales son unos mensajes polémicos entre el cineasta Luis Buñuel, el artista Salvador Dalí y el poeta Juan Ramón Jiménez, autor de Platero y yo

La primera carta, fechada en enero de 1929, fue firmada por las mentes detrás de Un perro andaluz y critican severamente al ganador del Nobel de Literatura en 1956. Los mensajes aparecieron en el libro "Luis Buñuel. Correspondencia escogida", publicado en Cátedra y que cuenta con la compilación de Jo Evans y Breixo Viejo. 

"Nos creemos en el deber de decirle -sí, desinteresadamente - que su obra nos repugna profundamente por inmoral, por histérica, por cadavérica, por arbitraria", se lee en el texto. 

Los creadores criticaron despectivamente Platero y yo , pues les parecía "el burro menos burro, el burro más odioso con que nos hemos tropezado". 

Esto provocó la respuesta del poeta español, quien indicó que cuanto ha "publicado hasta el día no tiene valor alguno, y me avergüenzo", aunque cuanto pudieran decirle él ya se lo ha dicho con su "propio léxico", esto ante las palabras altisonantes que usaron el cineasta y el pintor en su mensaje. 

 

Sin embargo, indicó que Dalí y Buñuel eran "además de unos surrealistas unos majaderos y cobardes. Porque al escribir en esa jerga francocatalana, ni siquiera saben ustedes ponerse a hacer en español sus más imperiosas necesidades". 

De acuerdo con ABC, la iniciativa de la carta de Luis Buñuel y Salvador Dalí era crear una especie de subversión moral enviando un mensaje a la persona más prestigiosa de España. Entre los nombres sortearon el nombre de Juan Ramón Jiménez, de quien estuvieron un día antes en su casa y los había recibido con los brazos abiertos, razón por la que la misiva se volvió algo incomprensible para el poeta. 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios