12 | NOV | 2019
Sabina Berman dijo además que hubo acoso en el casting de la cinta Gloria. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Sabina Berman denuncia que fue víctima de acoso sexual

24/02/2018
00:21
Alida Piñón
-A +A
La dramaturga expresó que en los inicios de su carrera sufrió el hostigamiento de José María Fernández Unsaín, entonces presidente de la Sogem

[email protected]
La dramaturga y escritora Sabina Berman denunció que durante la filmación de la película Gloria, que narra la historia de la cantante Gloria Trevi, una persona de la producción acosó sexualmente a las aspirantes a un papel. Además compartió que en los inicios de su carrera fue acosada sexualmente por José María Fernández Unsaín, presidente de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) de 1973 a 1997, año de su muerte. Y aseguró que, años atrás, una dramaturga le contó que su tutor en el Fondo Nacional para la Cultural  y las Artes (Fonca), la acosó.

La empresa Reza Casting, responsables del casting en la producción de la película estrenada en 2014 y dirigida por Christian Keller, así como el Fonca, a través de la oficina de Comunicación Social de la Secretaría de Cultura, negaron las acusaciones.

“El director de la película me llamó por teléfono, me explicó que les estaban pidiendo a las actrices que iban al casting que se desvistieran con la supuesta idea de que tenían que verlas para que interpretaran los papeles. Mi reacción fue de enojo y de inmediata protesta, le dije al director, un hombre muy joven de 28 años, suizo y que no hablaba español, que esa actitud no sólo era indignante, sino que también estaba penado en México y no tenía por qué suceder. Él estuvo muy de acuerdo y se pidió que se suspendiera  esta práctica. (En un noticiero) también dije que no conocí a esa persona que lo hizo”, indicó Berman a  EL UNIVERSAL.

La empresa Reza Casting  refirió en  un comunicado que los señalamientos  de Berman son “imprecisos y confusos” y que generaron un “enorme daño”,  rechazaron las acusaciones y solicitaron una disculpa pública a quienes han resultado “dañados en su honra”.

"Reza Casting y todo el personal que aquí nos desempeñamos rechazamos categóricamente estar involucrados en absoluto en las imputaciones referidas. Los hechos denunciados serían gravísimos, como es igualmente grave y lesivo a las personas emitir imputaciones genéricas relacionadas con personas o empresas", se lee en el comunicado.

Berman no  dio  el nombre del presunto acosador porque no lo sabía “por desgracia”, además indicó que su fuente hoy (ayer) le había aclarado que no se trataba del director del casting y que están buscando el nombre del responsable del acoso cometido contra las actrices.

Sobre el comunicado, dijo: “Creo que la productora no es la responsable. Como suele suceder en estos casos, se trata de atributos que se toma una persona particular para cobrar a las actrices un extra de abuso. Creo que es excesiva la declaración de la empresa, tendrían que hacer una investigación. No puede ser que algo que sucedió hace cuatro años lo hayan investigado y les conste que no sucedió, tengo  el nombres de por lo menos una actriz que sufrió ese trato pero no puedo declarar por ella. Tenemos un problema social y político que es el acoso a las mujeres, lo que nos toca a todos es revisar cómo hemos actuado en casos de acoso, yo misma he dicho que me arrepiento de mi reacción porque dije que teníamos que acabar con ese trato pero nunca tomamos ninguna represalia contra la persona que lo hizo, nunca", dijo.

Sobre  al acoso a  la dramaturga María Morett de parte de su tutor —cuyo nombre no quiso revelar— cuando el Fonca era dirigido por María Cristina García Cepeda, hoy secretaria de Cultura,  indicó:  “No hicimos ningún movimiento formal. Eso pasó hace mucho tiempo y en este caso sí estoy segura de que no existían leyes contra el acoso. No hicimos nada”. Por la mañana, en un noticiero, Berman incluso aseguró que García Cepeda fue informada de lo sucedido. 

En un comunicado enviado a este diario, el Fonca informó lo siguiente: " La maestra María Morett formó parte de la generación de Jóvenes Creadores de octubre de 1995 a octubre de 1996, periodo en el que se realizaron reuniones de becarios con tutores.  Contrario a lo que afirmó Sabina Berman, en 1995 María Cristina García Cepeda ya no se desempeñaba como titular del Fonca. Por lo anterior, la conversación a que hace mención Sabina Berman no pudo llevarse a cabo.  El Fonca reprueba cualquier acción que lesione la integridad de sus becarios y manifiesta su total respeto y reconocimiento a la maestra María Morett. Reitera que no permitirá actitudes que afecten la integridad de los becarios".

La escritora también compartió una experiencia personal que vivió en su juventud, dijo que fue reiteradamente acosada sexualmente por Fernández Unsaín, pero tampoco lo denunció. “Fue hace muchos años, no existía un nombre para empaquetar este tipo de conductas, no sabíamos ni qué nombre ponerle, el acoso era parte de la circunstancia de ser mujer y de entrar a trabajar en ámbitos laborales dominados por hombres. Las cosas así eran, no creo que exista una mujer que no haya sufrido acoso. Yo no lo vivo trágicamente, era parte de ser mujer.  Las mujeres hemos sabido esto desde tiempos inmemoriales, desde que existe el patriarcado, que hay un cobro extra para que las mujeres obtengan lo que se merecen por su trabajo", sostuvo.

Sostuvo que las personas que consideran que las mujeres acosadas recibieron una recompensa, están equivocados. "Ellos necesitan de ellas de la misma manera, pero son ellos los que tienen el poder.  Las mujeres que hacen su trabajo y van a cobrar su cheque, se enfrentan a que hay un hombre que se los niega si no se acuestan con ellos. Primero se los dicen a manera de coqueteo y luego insisten. Eso fue lo que me pasó a mí en la Sogem y el director no tenía nada que ver con lo que yo estaba cobrando, sin embargo él inventaba una barrera entre el cobro y yo para hacerme ir a su oficina. Conté mi historia porque registra claramente el mecanismo".

Finalmente refirió que señalar a los agresores sexuales y acosadores no implica un daño a la presunción de inocencia. Y ante opiniones como las del escritor Javier Marías, quien escribió que dar por cierta la denuncia de una mujer sin tener alguna prueba, era abrirle la puerta a la posibilidad de que se generen falsas acusaciones con intenciones de dañar carreras o prestigios, Sabina respondió: “¿La propuesta es no creerle a una mujer? Se tiene que adquirir la capacidad de ver a las mujeres como seres humanos”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios