Suscríbete

La Secretaría de Cultura también le responde a la Auditoría

Crimen y Castigo

La Secretaría de Cultura también le responde a la Auditoría
Foto: Archivo El Universal
Cultura 01/03/2021 02:01 Periodistas Cultura Actualizada 02:01
Guardando favorito...

El sábado 20 de febrero la Auditoría Superior de la Federación dio a conocer su informe en el que la Secretaría de Cultura salió con tremendos raspones: 22, para ser exactos. El día siguiente, Omar Monroy, titular de la Unidad de Administración, salió a ofrecer las justificaciones. Cuando se le preguntó si la ASF había hecho una mala auditoría, el funcionario respondió: “Es una auditoria que todavía no se concluye, tenemos oportunidad de aportar información”. Lo cierto es que el trabajo de la ASF no le gustó a la 4T. AMLO dijo, palabras más, palabras menos, que la auditoría quiso afectar a su administración políticamente porque sus números, con los datos oficiales, no cuadraban. Claro que el Presidente no se refería específicamente a la Secretaría de Cultura, sino al Aeropuerto. Pero la duda del “error” intencional se sembró. Frente a este discurso presidencial, la Secretaria de Cultura, cuando tuvo oportunidad de hablar de la auditoría, fue menos sutil que Monroy y dijo una y otra vez que su administración entregó todo, pero que si necesitaba más se le daría, y dijo también que la ASF había omitido documentación. Y Monroy dejó la sutileza y leyó una respuesta: “Hubo criterios contradictorios e interpretaciones a la norma, en otros casos se hicieron observaciones sobre cuestiones que no nos solicitaron”. O sea, no dijeron lo mismo que su jefe, pero casi. ¿O no?

A Alejandra Frausto no le gusta la Suavicrema

A la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, durante su encuentro con la prensa se le preguntó si la Estela de Luz, creada en el calderonismo para festejar el bicentenario del inicio de la Independencia, sería o no considerada para los festejos por el bicentenario de la consumación de la Independencia; también se le preguntó por su mantenimiento pues presenta placas sin iluminación. Y no le gustó la pregunta, ni la Estela ni las placas. Respondió que la Independencia no se muestra en un momento sino en la vida de una nación, como la que se vive en este momento, vaya, que no está a la altura de la Cuarta Transformación, ¡faltaba más! Es más, dijo que este gobierno está reconstruyendo el país tras el relajo que dejaron otros. Y que pues sí, “seguramente” el mantenimiento se atenderá y se le tendrá que “cambiar los focos que se le tengan que cambiar”, porque “tampoco es gran cosa”. Y dio por zanjado el tema con clarísima molestia. O sea, sí, ahí está, como la Puerta de Alcalá, y se barrerá y se sacudirá, pero hasta ahí porque ¡fuchi, fuchi, guácala!
 

Temas Relacionados
Crimen y Castigo
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios