Enemiga del Seminario de Cultura Mexicana

Crimen y Castigo

En la foto: Alejandra Frausto, directora de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura (ARCHIVO. EL UNIVERSAL)
Cultura 20/11/2017 00:22 Periodistas Cultura Actualizada 06:02

La enemiga número uno del Seminario de Cultura Mexicana

Hace unos meses adelantamos que Alejandra Frausto renunciaría a la Dirección de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas de la Secretaría de Cultura, y así sucedió entonces. Y dijimos que de ahí podría dar el salto para apoyar en la estrategia de campaña de López Obrador, con quien ya ha colaborado antes, pero tal cosa no ha sucedido… hasta hoy. En lo que son peras o manzanas, Frausto aterrizó en el Seminario de Cultura Mexicana como directora ejecutiva. Y decimos que aterrizó porque su gestión hace pensar que nomás está de paso, que esta chamba es un tentempié que ni le va ni le viene. Sabemos lo descontentos que andan no pocos miembros de las corresponsalías del Seminario a lo largo del país porque doña Alejandra ni los ve ni los oye ni les toma las llamadas para atender proyectos de actividades que no sean en Polanco. Nomás hay que echarle un ojo a su página web para ver que desde agosto las actividades del Seminario fuera de la capital ni siquiera están consignadas. Pésima imagen y muy mala gestión para una institución con vocación federal. Con colaboradores así, ¿para qué quiere el Seminario enemigos?

 

Sin fecha para el regreso de trabajadores del INBA a La Nacional

Ayer se cumplieron dos meses del sismo de 7.1 grados y todavía no se sabe qué pasará con los empleados que se niegan a volver al edificio conocido como La Nacional, en Avenida Juárez y Eje Central. Según el INBA, el edificio cuenta con la documentación que avala que es seguro. De su seguridad, dicen, no hay duda alguna. El Instituto también dice que analizan mudarse, pero mientras eso pasa, a los empleados “se les ha brindado la oportunidad de continuar laborando en ese inmueble o utilizar otros espacios, si así lo prefieren, dentro de las propias instalaciones del INBA”. O sea, es seguro pero si no quieren ir que no vayan, es más que trabajen en donde se les dé su gana, total. Qué más da. Ah, pero también explica el INBA que hay otros edificios como la Torre Prisma en donde ya no caben, así que para allá ni vayan. De modo que eso de buscar otros espacios tampoco está fácil, ¿verdad? Total que llevan pagando la renta de los pisos que ocupan en La Nacional y salarios de quienes siguen sin presentarse a laborar porque no hay a dónde ir. Dos meses y contando.
 

Los libreros siguen esperando un cambio

En el Encuentro de libreros ALMAC, se plantearon, de nuevo, los retos y desafíos de las librerías en México, y se volvieron a escuchar las problemáticas de siempre en la comercialización del libro, se reiteró que no sólo es un negocio poco rentable que se hace más por un acto quijotesco, sino que viven más afectados que otros comercios: “Si se permite el cambio de régimen fiscal para deducir y compensar el IVA, nos permitirían crecer mucho más, combatir a la piratería y pagaríamos más impuestos porque venderíamos más”, se escuchó decir a Rodrigo Pérez Porrúa, presidente de la Asociación de Librerías de México (ALMAC), y decenas lo apoyaron. En el encuentro, el pasado sábado, se conocieron acciones quijotescas como la de la librería Marabunta que desde la independencia conjunta libros y café, en un pequeño espacio cultural y de resistencia. ¿Cuánto más resistirán los sueños y buenos deseos de los libreros?

Temas Relacionados
Crimen y Castigo

Comentarios