Guanajuato en shock, por la cancelación del Cervantino

El Cervantino es una industria cultural que en 2019 dejó una derrama económica de 617 mdp entre varios sectores que hoy piden apoyo para que los recursos del festival se reinviertan para resistir la crisis causada por el Covid-19

Cervantino
La ausencia de la “Fiesta del Espíritu” en Guanajuato es un duro golpe para hoteles, restaurantes, bares, cantinas, transportistas, comercios, artistas y artesanos que esperaban reactivar su economía. Foto: XÓCHITL ÁLVAREZ. EL UNIVERSAL
Cultura 22/07/2020 23:08 Xóchitl Álvarez y Alida Piñón Corresponsal y reportera Xóchitl Álvarez y Alida Piñón / Corresponsal y reportera Actualizada 11:16

Guanajuato. —La cancelación de la edición 2020 del Festival Internacional Cervantino (FIC) en sus escenarios y espacios físicos dejó en “shock” a prestadores de servicios que lo esperaban con el ánimo de “agarrar oxígeno” para hacer frente a la crisis económica por la pandemia de Covid-19.

“Estamos muy tristes por lo que está sucediendo, porque es un golpe muy fuerte para el sector turístico, sobre todo aquí en la capital, pero primero es la salud”, expresó Liliana Preciado, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Guanajuato.

Autoridades locales y prestadores de servicios coinciden en que la ausencia de la “Fiesta del Espíritu” en sus calles, plazuelas, teatros y en la Alhóndiga de Granaditas representa un golpe duro a la economía de todo el sector turístico: hoteles, restaurantes, bares, cantinas, transportistas, comercios, artistas, artesanos.

“La noticia de que no habrá Cervantino fue un balde de agua fría”, comentó el líder de la Asociación de Bares y Cantinas, Enrique Nieto Acevedo, a cuatro meses de que sus negocios cerraron por la contingencia sanitaria.

“De por sí estamos bajos por la falta de estudiantes y falta de turismo, ahora con lo del Cervantino, que era nuestra época en que repuntábamos, se puede decir, y hacíamos el ‘guardadito’ para el año, pues ahora nos vimos muy afectados”, dijo.

En Guanajuato existen 70 negocios de venta de bebidas alcohólicas, entre bares y cantinas.

El año pasado recibió a 2 mil 969 artistas, 414 mil visitantes —de ellos, 65 mil denominados turistas de noche— y arrojó una derrama económica de 617 millones 700 mil pesos.

El martes pasado, el Comité Organizador del FIC anunció que la edición 48 se realizará en formato digital y se efectuará del 14 al 18 de octubre.

La capital también cuenta con 147 lugares para hospedarse, entre hoteles y hostales, 70% de los cuales está abierto al público, con un ocupación actual promedio de 3% entre semana y de 5% en fines de semana.

Este año, el sector hotelero dejará de percibir una derrama económica de 40 millones de pesos por la cancelación del Festival Internacional Cervantino.

Olga Padilla, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), señaló que el sector había depositado la esperanza de reactivar su economía con el desarrollo de la “Fiesta del Espíritu”, que para esta edición tenía como país invitado a Cuba y a Coahuila como estado invitado.

“La noticia del cambio de formato nos dejó en shock, todos estamos en shock”, dijo.

En Guanajuato se tiene el registro de 120 restaurantes, que actualmente reportan escasas ventas por la falta de visitantes, pues de acuerdo a las mediciones oficiales apenas llega a 25% en fines de semana, con relación a las cifras del mismo periodo de 2019.

La cancelación de FIC tradicional, agregó Padilla, es un golpe muy fuerte para todos, hoteleros, restauranteros, bares, museos, comerciantes, artesanos, incluso para los visitantes que habían hecho sus reservaciones.

cervantino__0.jpg
Los 120 restaurantes registrados en la ciudad reportan escasas ventas por la falta de visitantes.

 

Humberto Ruiz, líder del transporte turístico, estimó que dejarán de otorgar más de mil viajes a nivel estatal y 300 de diversas regiones del país a la ciudad de Guanajuato por la “cancelación del Cervantino”, lo que representa una gran pérdida. “¡Es terrible!”, acotó.

El prestador de servicio comentó que el FIC representa una de las principales fuentes de ingreso para el gremio, que ahora “está en ceros”.

El alcalde Alejandro Navarro señaló que con la modalidad virtual, el comité organizador destinará un presupuesto inferior al que le fue asignado al festival, por lo que gestiona que una parte de ese recurso que no se ejercerá en el FIC se reinvierta en proyectos que permitan a los guanajuatenses resistir la crisis.

“El Cervantino significaba una gran oportunidad para la recuperación económica de la capital y ante estos cambios no podemos quedarnos con los brazos cruzados”, dijo el alcalde.

Apoyos para artistas y staff

La directora del FIC, Mariana Aymerich, aseguró que tienen el compromiso con todos los prestadores de servicios y staff que trabaja año con año en el festival; así como con el talento local. “Son 400 personas las que trabajan con nosotros, queremos que tengan un apoyo de parte de nosotros; los grupos artísticos que ya habían sido seleccionados tendrán apoyo y la opción de que participen con algo virtual o que puedan estar el año que entra”, indicó.

De acuerdo con la funcionaria, el tipo de apoyos se está analizando, de modo que podrían ser créditos o contratos previos. “Los anfitriones, los choferes, los técnicos, los festivadores tendrán apoyos, estamos viendo cómo se los podemos hacer llegar. Los artistas de Guanajuato tendrán su compensación económica como lo habíamos acordado y será con el presupuesto del festival. Hay otras opciones que se están analizando junto con el gobierno estatal y municipal”, dijo.

El presupuesto es de 84 millones, pero tendrá “ajustes”. “Se invertirá lo que se tenga que invertir para estos apoyos y para que esta edición esté a la altura de lo que es el festival”, afirmó Aymerich.

En el caso de los artistas que sean seleccionados para trabajar en el formato virtual, no tendrían la misma cantidad de honorarios que si fuera presencial.

Respecto a la programación, la cual se dará a conocer “en las siguientes semanas”, hay diversas opciones, por ejemplo, el talento local podría tocar en vivo a puerta cerrada en alguno de los teatros, los artistas nacionales y extranjeros podrían hacerlo desde sus casas, y grupos internacionales podrían ofrecer transmisiones de sus repertorios pregrabados. “Estamos buscando cosas distintas No vamos a descubrir el hilo negro, pero queremos una edición innovadora”.

La funcionaria también reconoce que en los últimas semanas comenzaron las cancelaciones internacionales. Y, hasta el momento, no está claro qué porcentaje de la programación será de otros países.

Por su parte, José Osvaldo Chávez, director de Extensión Cultural de la Universidad de Guanajuato, reconoció que la decisión tendrá un impacto importante en la entidad. “Lamentamos que no se vaya a realizar de la misma manera, las repercusiones económicas tendrán que calcularse y resacirse de alguna manera. Habrá estrategia para subsanar en el trabajo de los festivadores, técnicos, anfitriones, equipos de acompañamiento, etcétera”, dijo.

Comentarios