20 | OCT | 2019
El español, de lengua de conquista a patrimonial
Más de 577 millones de personas en todo el mundo habla español. Ilustración: DANTE DE LA VEGA

Cinco siglos del idioma español en México

08/06/2019
00:20
Yanet Aguilar Sosa
-A +A
Tres especialistas reflexionan sobre el idioma que llegó de forma intrusiva hace cinco siglos, pero que en estas tierras se enriqueció hasta tener un perfil propio en el mundo

yanet.aguilareluniversal.com.mx

En un principio el español fue una lengua de conquista, tras un proceso de tres siglos se convirtió en una lengua patrimonial que le dio a México comunidad dentro de un amplio territorio. A 500 años de la Conquista y de la llegada del español, revisamos cómo este lenguaje nos puso en el mundo y nos enriqueció culturalmente; hoy hablamos, nos comunicamos y pensamos en este idioma.

“Si la Conquista trajo algo aparejado, además de tantas monstruosidades que hay que reconocer, es la cultura a la cual pertenecemos y la lengua que seguimos sintiendo como intrusiva, pero [que] es nuestra. Tiene una gran riqueza, hay peculiaridades del habla en México que le dan una riqueza y un perfil propio”, asegura el director de la Academia Mexicana de la Lengua, el doctor en literatura iberoamericana, Gonzalo Celorio.

Esta lengua fue producto de la Conquista de España a tierras mesoamericanas. Actualmente es hablada por más de 577 millones de personas en todo el mundo, es decir, 7.6% de la población mundial —según cifras del anuario El español en el mundo de 2018, es la segunda más importante del orbe y México es el país con más hispanohablantes—.

A casi cinco siglos de su llegada a México, los catedráticos, lingüistas y filólogos Concepción Company Company, Luis Fernando Lara y Celorio reflexionan sobre lo que representó la incorporación de la lengua española a los pueblos originarios. “Inicia como lengua de conquista, es el soporte de visión de mundo que traen los conquistadores y se transforma poco a poco en lengua patrimonial de 110 millones de mexicanos”, afirma Company, investigadora e integrante de la Academia Mexicana de la Lengua y de El Colegio Nacional.

La creadora, con Virginia Bertolotti, del Corpus diacrónico y diatópico del español de América (Cordiam), dice que ha habido un proceso de transformación de la lengua que ha generado no sólo un hecho de política lingüística, sino también ha dado características sintácticas, gramaticales y léxicas por las cuales el español es nuestra lengua patrimonial.

“El español ha pasado de lengua de conquista a lengua patrimonial, eso es contundente. Usted y yo hablamos en español, los medios de comunicación transmiten en español, la política y la administración del México actual se construye en español, incluido las solicitudes de que se pida perdón se hacen en lengua española. Esa es una muestra contundente de que la vida cotidiana se construye en español y que esa lengua española es desde hace rato la patrimonial actual”, afirma Company Company.

Lara, investigador de El Colegio de México y miembro de El Colegio Nacional, asegura que la llegada del español fue sin duda una imposición por parte de los conquistadores y de la Iglesia, porque aun cuando las misiones, sobre todo los franciscanos, trataron de evangelizar en nuestras propias lenguas amerindias, de todas maneras la Iglesia muy rápidamente decidió evangelizar en español.

“Para aquellos antepasados nuestros fue una imposición debido a que se trató de una conquista; es decir, una civilización completamente extranjera llega y se impone sobre las civilizaciones que había en el continente americano. Primero se impuso por el lado de la evangelización, pero también por el lado de la organización política y administrativa porque muy pronto fue Virreinato”, explica Lara.

El especialista afirma que a diferencia de otras conquistas del mundo anglosajón en América, lo que se produjo en México fue rápidamente un mestizaje, que es una característica de la colonia española en comparación con otras colonias en el mundo, la cual se dio entre españoles hombres y mujeres indias, “de modo que ese mestizaje es el origen del español de los mexicanos que ahora es nuestra lengua materna”.

Importante, la valoración. Concepción Company Company, autora de Sintaxis histórica de la lengua española en tres volúmenes, dice que hay datos que demuestran que desde finales del siglo XVII el español es la lengua patrimonial de los criollos y muchísimos mestizos que vivían en México. Señala que hay una extensa documentación que así lo muestra.

Por su parte, Gonzalo Celorio coincide en que el español fue utilizado como lengua de dominio y se impuso a lo largo de los siglos coloniales y ha funcionado como la lengua franca de este país, asegura que no es una lengua que todos los mexicanos consideremos como patrimonial.

“Todavía tenemos este atavismo y consideramos que el español fue la lengua intrusiva, la lengua de dominio e incluso la consideramos una lengua enemiga de las lenguas originarias, pero la verdad es que la lengua nos une, es la que nos comunica, no nada más entre nosotros mismos, es la lengua mayoritaria, la no fragmentada, es la lengua que nos comunica con todo el orbe hispánico.

“Esto hay [que] reconocerlo, nos guste o no nos guste”, asegura el catedrático de la UNAM.

Sin embargo, hay diferencias con España, comenta Celorio, la lengua española es un proyecto y por eso se le concede tanta importancia a la Real Academia Española, al Instituto Cervantes, a la enseñanza del español como segunda lengua en todas las partes del mundo, por eso, dice, hay tantos recursos, porque es considerada una lengua patrimonial. Mientras que en nuestro país no es valorada como un proyecto de Estado. “Habría que hacer una revisión crítica educativa importante, porque es el patrimonio intangible más relevante de la cultura mexicana actual”.

El director de la Academia Mexicana de la Lengua afirma que es necesario defender el español y considerarlo con toda su valía. “México es un país en donde reside el mayor número de hablantes, uno de cada cuatro hispanohablantes es mexicano, es una lengua que tiene desde México una gran expansión en Estados Unidos. Dentro de muy poco tiempo el segundo país con el mayor número de hablantes será Estados Unidos”.

Reconoce que se debe valorar nuestra cultura y nuestra lengua porque no es sólo un instrumento de comunicación: “Es un instrumento cognoscitivo, por eso es tan importante en el sistema educativo nacional. Si la consideráramos realmente como patrimonial, tendría una presencia más significativa y mejores resultados en el ámbito educativo”, afirma.

Luis Fernando Lara comenta que el español en México se fue modificando como en todo el continente americano. Se aclimató en estas tierras a las condiciones que le imponía la vida, aunque haya sido tan reducida la población española en comparación con la población indígena.

“Fue un proceso de adaptación mutua y eso fue dando lugar, primero, a un español de comunicación de la mayor parte de la población indígena con los españoles y después de ir aprendiendo el español que traían los españoles hasta hacerlo propio. Nosotros ya lo heredamos como lengua materna, 94% de los mexicanos lo tenemos, pero no fue un proceso ni rápido ni sencillo, creo que todavía nos falta estudiar bien el contacto entre las lenguas”, afirma.

Para Company Company, el español se convirtió en una lengua que es el patrimonio inmaterial, esencial, en el que se ha construido el México actual. “El México actual lleva 500 años, desde 1519, construyéndose en lengua española, nos guste o no nos guste, eso es así y hay un hecho lingüístico y hay un hecho político”.

Asegura que el hecho lingüístico es que llegaron unos pocos con una sola lengua y encontraron cientos de lenguas con una diversidad dialectal muy compleja: “Esa enorme diversidad lingüística es una riqueza de visiones de mundo, también es una debilidad a la hora de las comunicaciones, sigue siendo una tarea pendiente crear una política lingüística”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios