La obra de Rivera que Rockefeller censuró

Unas fotografías de los paneles que conformaban "Portrait of America", mural desmontable que Diego Rivera pintó en la sede del partido comunista en Nueva York, salen a subasta en Morton

La obra de Diego Rivera que Rockefeller censuró y terminó con Elba Esther
Foto: Fernanda Rojas / EL UNIVERSAL
Cultura 19/03/2020 10:36 Néstor Ramírez Vega Ciudad de México Actualizada 12:02
Guardando favorito...

Censura, llamas e intereses marcaron la historia en torno a una obra que Diego Rivera planeaba realizar en 1933 en el Radio City Center de Nueva York, en el Centro Rockefeller, pero que por su crítica severa al capitalismo y la introducción de una figura comunista fue destruida por sus patrocinadores

Oscuridad quedó alrededor de aquel proyecto, uno de los más ambiciosos del artista, "Man at the crossroads", pero fue esa misma limitación y la consecuente liquidación de Nelson Rockefeller lo que permitió al mexicano reproducir su obra en un contexto de mayor libertad creativa y denuncia artística

Marcela Barreto, especialista de fotografía en el Departamento de Arte Moderno y Contemporáneo en Morton, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL que Rockefeller otorgó una enorme cantidad de dinero al muralista por la cancelación de la pieza que contaba con un retrato de Vladimir Lenin, pero el mexicano usó esa cantidad, que se estima fue entre 10 mil y 21 mil dólares según algunas fuentes, para auto financiar su creación, pero ahora en otro espacio.

diego_rivera_centro_rockefeller_elba_esther_gordillo_morton_subasta_5.jpeg
Foto: Fernanda Rojas / EL UNIVERSAL

Recordemos que en 2013 Déborah Holtz, directora de Trilce Ediciones, presentó en la FIL Guadalajara el libro "El hombre en la encrucijada. El mural de Diego Rivera en el Centro Rockefeller", creado a partir de bocetos originales encontrados en el Museo Anahuacalli, que recordaba esta polémica y que versiones sugieren que el creador había propuesto pintar a Abraham Lincoln a especie de un "doble juego", pero el empresario se negó. 

También lee: El día que Diego Rivera dejó de pintar

El producto fueron los 21 paneles del mural desmontable "Portrait of America" en la New Workers School, sede del partido comunista en Nueva York fundada por Jay Lovestone y Bertram Wolfe, este último amigo y biógrafo del pintor.

Hoy salen a subasta 32 fotografías vintage raras que conforman uno de los pocos registros de la obra que produjo Diego Rivera en la que se abordaba la historia de Estados Unidos, desde el periodo colonial hasta la Gran Depresión de 1929.  

diego_rivera_centro_rockefeller_elba_esther_gordillo_morton_subasta_4.jpeg
Foto: Fernanda Rojas / EL UNIVERSAL

La experta de la casa de subastas mexicana destacó que el lote es muy importante desde el punto de vista documental, pues permite realizar varios estudios y cotejar información sobre la obra de Rivera, y porque da una perspectiva, un alcance, de cómo pudo ser el mural que en su totalidad estaba conformado por 21 paneles

Los frescos tienen muchos años dispersos y su paradero ha sido motivo de especulaciones, aunque hay algunos en colecciones particulares en Estados Unidos y otros se perdieron cuando la escuela se incendió, ahí la importancia de estas imágenes que en su mayoría corresponden a Peter A. Juley & Son, uno de los estudios fotográficos más importantes de la época al servicio de artistas y museos.

Sin embargo, también hay algunas piezas que son ampliaciones que fueron realizadas por Frida Kahlo, pues la artista mexicana estuvo con su pareja en la Gran Manzana desde 1931 ante el encargo que su esposo había recibido de Rockefeller. Además el acto de censura fue un momento importante para ambos pues fortalecieron sus ideales y su creencia en la izquierda. 

También lee: Obra de Diego Rivera se une al catálogo del Museo Reina Sofía

"Portrait of America", importante mural de Diego Rivera

El mural desmontable "Portrait of America" abordaba varias inquietudes que marcaron la ideología de Diego Rivera, tales como la  esclavitud, la religión como sistema de poder y el capitalismo. 

Sin embargo en esta nueva obra no solo resultó controvertida la presencia del líder Vladimir Lenin, sino siguió causando polémica y terror por los temas abordados en algunas de sus piezas. 

También lee: Obras de Enrique Metinides, fotógrafo de las tragedias de México, saldrán a la venta

Por ejemplo,  en los paneles centrales, es decir el XII XIII y XIV, eran los de mayor censura al abordar el problema del trabajo forzado, además de ser espacios donde aparecen personajes como Benito Mussolini y Adolf Hitler. 

diego_rivera_centro_rockefeller_elba_esther_gordillo_morton_subasta_7.jpg
Foto: Cortesía Morton

La experta en fotografía destacó que entre las imágenes que considera perturbadoras figuran unos retratos de Nelson y John D. Rockefeller, además de miembros del Ku Klux Klan, esclavos siendo maltratados y un sujeto con una soga al cuello que está siendo quemado vivo. 

diego_rivera_centro_rockefeller_elba_esther_gordillo_morton_subasta_6.jpg
Foto: Cortesía Morton

La esclavitud laboral como medio de supervivencia para las personas, el maltrato, detalles de la guerra civil, manifestaciones sociales, la unión colonial impulsada por Benjamin Franklin y el recuerdo de la Primera Internacional de los trabajadores, en la que colaboraron Karl Marx, Friedrich Engels y Mijaíl Bakunin, son algunos de los detalles e historias que muestran las fotografías de 19 paneles, pues de los únicos que hacen falta son del número XX y XXI.

diego_rivera_centro_rockefeller_elba_esther_gordillo_morton_subasta_2.jpeg
Foto: Fernanda Rojas / EL UNIVERSAL
 

Paneles de Diego Rivera, hasta con Elba Esther Gordillo

La reproducción de la obra de Diego Rivera en el Centro Rockefeller también estuvo rodeada de la polémica a su término. Con el tiempo algunas de las partes del mural desmontable se fueron separando y perdiendo. 

Marcela Barreto, especialista de Morton, apuntó que la escuela se disuelve tras un incendio en el que varios de los paneles se perdieron, lo cual orilló a que algunos fueron donados a un sindicato de trabajadoras en Nueva York, pero incluso allí se rechazaron los más controversiales. 

Esto provoca que surja una separación y que empiece a haber teorías sobre su paradero, pues algunos elementos van formando parte de préstamos para exposiciones, además que una sede deportiva también los regresa al no estar completos. 

snte.jpg
Foto: Especial

El curador Juan Coronel Rivera aseguró en 2018, cuando se dio a conocer que cinco frescos estaban en cajas guardadas por la Procuraduría Generl de la República (PGR) luego que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) buscaba recuperarlos, que en Suecia había un panel, mientras otros estaban en una colección particular en Estados Unidos y cinco los compró el expresidente Luis Echeverría y estuvieron en su casa por años. 

Fue en 2012 cuando el SNTE, durante el VI Congreso Nacional Extraordinario, reveló que bajo el liderazgo de Elba Esther Gordillo se adquirieron una serie de obras de arte, entre ellas cinco piezas de la obra del muralista mexicano, y que su valor en conjunto superaba los 30 millones de dólares, con la intención de formar parte de la construcción de la Ciudad de la Innovación. 

Las piezas generaron polémica pues el sindicato, durante la gestión de Juan Díaz de la Torre, presentó una denuncia para recuperar las obras de arte ya que formaban parte del patrimonio sindical pues formaban parte de las adquisiciones durante el liderazgo de Elba Esther. 

snte_1.jpg
Foto: Especial

La PGR aseguró las obras de arte el 30 de abril de 2014, estando el litigio en curso, y las obras del muralista mexicano estaban en el interior de una bodega en Cuajimalpa

Cuando el sindicato recuperó las obras fueron presentadas en el Centro Cultural del México Contemporáneo Leandro Valle, cerca del Templo de Santo Domingo. 

El Museo Whitney de Estados Unidos abrió hace unos meses la exposición "Vida Americana. Los muralistas mexicanos rehacen el arte estadounidense, 1925-1945" para mostrar la influencia de los creadores mexicanos en artistas norteamericanos como Jackson Pollock.

Sin embargo, como se mencionó en la columna Crimen y Castigo, la controversia en que se vieron envueltos los paneles pues aunque el SNTE había dicho que sí en un principio, posteriormente se aseguró que solo el Presidente de México podía autorizar el préstamo, motivo que impidió que las obras de Diego Rivera volvieran a pisar la ciudad de Nueva York.

nrv

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios