Se encuentra usted aquí

Evelia... sobreviviente de la minería en Guerrero

Esto ha ocurrido así por oponerse en Guerrero a una empresa minera en Cocula, que se instaló en el territorio al que pertenece, en donde se encuentra su futuro y su vida, y la de muchas y muchos 
18/02/2019
01:37
-A +A

“En dos ocasiones intentaron matarme… En una me quisieron linchar en la comunidad de Nuevo Balsas… -la minera había ofrecido 50 000 pesos al que lograra matarla-. La segunda vez que intentaron matarme fue en el campo. Íbamos bajando de la montaña… -de los matorrales salieron seis tipos …apuntaron con sus armas a la cabeza de Evelia- , …de pronto, bajaron las armas, pero dijeron que era la última advertencia”. Esta es parte de la vivencia, que el cineasta y guionista, Alejandro Pedregal retomó de una defensora del territorio y de la vida, en Evelia: Testimonio de Guerrero, publicado por la editorial Akal a finales de 2018.

En este testimonio, con una narrativa que sumerge a los lectores en emociones profundas, encontramos la historia desgarradora de Evelia, una activista y luchadora social que ha tenido que enfrentar una batalla de gran intensidad, no sólo por oponerse a una empresa minera, sino por ser mujer. Una mujer que por la violencia intrafamiliar, llegó a decir: “si me van a matar en casa de un mal golpe, prefiero morir en el monte luchando con mi gente”.

Pero la vida de Evelia, más allá de su vida personal, ha sido un verdadero viacrucis, como lo expresa en su testimonio. En un principio las empresas mineras intentaron “comprarla”, para callar su voz; primero ofreciéndole un millón de pesos, y después hasta diez millones de pesos, pero ella nunca aceptó. No obstante, desconocía lo que vendría.

Ha tenido cuatro órdenes de aprehensión por supuesto secuestro, por daños a las vías de comunicación y porque la empresa, indica Evelia, la culpa de pérdidas millonarias. Ella y su familia han sido difamados, vigilados, allanados, perseguidos y amenazados de muerte. ¡Además de los intentos de asesinato! Por lo que Evelia ha tenido que huir de Guerrero y esconderse para poder salvar su vida y la de su familia. Pero aún estando a la distancia sigue siendo intimidada. Su camioneta ha sido abierta en diversas ocasiones, su hijo ha sido seguido, y muy recientemente su cuarto de azotea, a donde tuvo que llegar por no tener opciones (después de vivir en la huida, una cruel enfermedad de su hijo: epilepsia y el 80 por ciento de su páncreas necrosado), también fue allanado, lo que les implicó volver a huir.

Esto ha ocurrido así por oponerse en Guerrero a una empresa minera en Cocula, que se instaló en el territorio al que pertenece, en donde se encuentra su futuro y su vida, y la de muchas y muchos. También por involucrarse en otras resistencias mineras como la de Carrizalillo, la de Puente Sur-Balsas, la de Cuetzala y en la Tierra Caliente.

Estas resistencias, han emergido en lo que Evelia nombra como “la estrategia de las empresas”, la cual narró a Alejandro de la siguiente manera: “Antes de que aparezcan las mineras, llega la delincuencia organizada y toman el control. Dicen que están peleando el camino, aunque ese camino siempre ha existido. Matan, desaparecen, desplazan... Inmediatamente después, llegan las mineras. Nadie resiste. Llegan y ni la delincuencia se mete con ellos”.

Evelia asegura que la violencia, que ya la hemos vivido con creces, apenas comienza en Guerrero, por la gran riqueza de lo que se conoce como el cinturón de oro. Al respecto, expresa: “son cantidades estratosféricas, millones de dólares en ganancias que sólo saben las empresas y el gobierno. Y en treinta años se van a enriquecer a más no poder a costa de los cerros de Guerrero”. Esto se corrobora con el Servicio Geológico Mexicano (SGM), al señalar que en Guerrero “es evidente que el potencial geológico-minero sigue siendo muy amplio y favorable, considerando que el territorio guerrerense no ha sido suficientemente explorado y cuenta con grandes posibilidades para la localización de nuevos yacimientos de interés económico” (SGM, 2017: 2), lo que representa, indica el SGM, un gran atractivo para la inversión nacional y extranjera.

Es en este contexto, que los opositores a las mineras han sido comprados, callados, perseguidos, encarcelados, asesinados. Pueblos enteros se han opuesto, pero la violencia, es mayúscula. Es por esto que Alejandro Pedregal afirma que: “el testimonio de Evelia es íntimamente suyo, pero habla por multitudes”.
 

Profesora-investigadora de la UAM-Xochimilco

 

Violeta Núñez Rodríguez
Profesora-Investigadora Titular C, Tiempo Completo, del Departamento de Producción Económica y del Posgrado en Desarrollo Rural de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco

Comentarios