Suscríbete

CDMX: la extinción del PRD

Roberto Rock L.

El riesgo es que la inminente extinción sea resistida con un río de dinero público y, en un extremo, con violencia

Poder inamovible por más de dos décadas, desde que en 1997 conquistó el poder de la capital del país, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) encara el riesgo de ser reducido a una expresión minúscula en la ciudad, lo que puede traerle los efectos de un cataclismo en el resto de la nación.

La fuerza de Morena en la ciudad de México se expresará en las elecciones de julio próximo como un viento de fuego incluso en los principales enclaves de poder perredista, de acuerdo con todas las encuestas y estudios internos en poder de los partidos.

Ello incluirá a Claudia Sheinbaum, aspirante a la jefatura de Gobierno. Y de las 16 alcaldías en disputa, Morena conquistaría al menos 11 y estará en la recta final en demarcaciones como Cuajimalpa, Venustiano Carranza, Iztapalapa, Benito Juárez y Miguel Hidalgo, que disputará voto a voto con los candidatos postulados por el Frente, que suma a PAN-PRD y Movimiento Ciudadano.

Las mismas proyecciones arrojan una intención de voto de 65% para la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador, y ventajas abrumadoras en la absoluta mayoría de las posiciones para diputados locales, federales y senadores.

El riesgo hoy es que la inminente extinción del PRD en la metrópoli sea resistida con un río de dinero público y, en un extremo, con violencia. Ello representa un desafío para la gobernabilidad de la capital, que ya desborda la administración del mandatario interino, José Ramón Amieva, quien ha quedado aislado dentro de su propio despacho por los “halcones” del PRD, que dirige Héctor Serrano, el turbio operador político en el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

En marzo pasado fue designado por el propio Mancera, Miguel Ángel Vasquez como jefe de oficina de la Jefatura de Gobierno. Desde ese puesto es ahora una pieza clave en las maniobras para tratar salvar de la debacle total la espesa red de intereses existente.

Vasquez es un refinado producto del perredismo más descompuesto. Se formó políticamente de la mano del controvertido René Bejarano, y al inicio de la actual administración fue reclutado por los hermanos Julio César y Luis Serna, amigos desde adolescencia del señor Mancera y funcionarios cercanísimos en su gobierno. Los Serna le dieron tareas sensibles a Vasquez, lo mismo el manejo de líderes sindicales que la administración de ese maná de corrupción que es la Central de Abastos.

Amigo personal de Joel Ayala, líder nacional de la burocracia federal, a Vasquez se le atribuye la picardía de haber llevado a trabajadores de la ciudad en abril pasado para insultar a López Obrador en las afueras del Palacio de Minería, donde se desarrolló el primer debate presidencial.

Los datos disponibles indican que el señor Héctor Serrano y sus operadores protagonizaron una especie de rebelión en la granja perredista capitalina, donde compraron lealtades, se repartieron candidaturas y se apropiaron de tajadas ingentes del presupuesto de la ciudad para defender su causa, lo que incluiría de acuerdo con indicios sólidos, fondos destinados a las tareas de reconstrucción y apoyo a vecinos afectados por el terremoto de septiembre.

Las fuentes consultadas refieren incluso el desplazamiento que ha experimentado el propio Miguel Ángel Mancera, quien tras haber conquistado con una votación histórica y bajo las siglas del PRD el gobierno de la ciudad en 2012, ha quedado reducido a ser candidato a senador de lista del PAN… propuesto por su dirigencia en Chiapas.

El señor Mancera busca eludir así una restricción constitucional (artículo 58) que impone restricciones a gobernadores y jefe de Gobierno que en el periodo de su encargo, aun si solicitan licencia, pretendan ser senadores por la misma jurisdicción que gobiernan. Esta forzadísima apuesta es analizada en el tribunal federal electoral, que deberá votar en los próximos días si Mancera es o no elegible para ocupar un escaño en la cámara alta.

Mientras ello ocurría, el señor Serrano logró garantizar para él y los suyos posiciones de privilegio en las listas de candidatos a diputados federales plurinominales. En la Cuarta Circunscripción que incluye a la capital del país y otras entidades clave, Serrano ocupa el lugar número 1. Y enseguida, apenas separados por sendas damas por la equidad de género a que obliga la ley, aparecen dos figuras leales a Serrano: en la posición 3, Mauricio Toledo, el cacique de la delegación Coyoacán, y en la 5, Leonel Luna, presidente de la Asamblea y hombre fuerte en la política de Álvaro Obregón.

APUNTES: Este día en Tabasco la Conago impondrá una humillación al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, a quien correspondía relevar en la presidencia a Arturo Núñez. Fue vetado por los mandatarios agrupados en el Frente PAN-PRD-MC, por lo que la nueva cabeza de la agrupación será el chapaneco Manuel Velasco.
 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios