Se encuentra usted aquí

Lo que dijeron los empresarios a AMLO

08/06/2018
02:08
-A +A

De la reunión que tuvo el martes pasado con los empresarios más poderosos del país, Andrés Manuel López Obrador salió con una promesa: “Si llega a ser presidente, queremos ayudarlo a cambiar a México con una visión de país compartida”, le dijo a nombre del Consejo de Hombres de Negocios (CHN) el empresario Alejandro Ramírez.

Pero también salió con una clara definición: “Este Consejo es apartidista, pero no neutral respecto al modelo de país que queremos y mucho menos indiferente a las preocupaciones de México: tenemos una visión que defiende el libre mercado y la libre competencia, valoramos la cultura del esfuerzo y defendemos el régimen de libertades que con tanto esfuerzo hemos construido los últimos 20 años: la libertad de expresión, de asociación, de prensa, la libertad para pensar diferente y para disentir”.

Y con una sentida reclamación: “…se señala que la llamada ‘tragedia nacional’ es responsabilidad de un pequeño grupo denominado ‘la mafia del poder’ en la que se incluye o se excluye a empresarios, algunos aquí presentes, dependiendo de si apoyan o no su proyecto político. Se ha llegado al exceso de decir que ni siquiera somos auténticos empresarios, sino ‘traficantes de influencias’ y ‘beneficiarios de la corrupción’. Estas descalificaciones nos hieren y nos ofenden profundamente porque, al igual que usted, amamos a nuestro país, y nos esforzamos cada día para ayudar a sacarlo adelante… Al igual que a usted nos ofende la corrupción y la riqueza mal habida, pero nos parece injusto que se señale sin fundamento alguno a empresas que llevan décadas invirtiendo y trabajando por este país, respetando las leyes y contribuyendo al bienestar de los mexicanos”.

 Ramírez, dueño de la cadena de cines más importante del país y presidente en turno del CHN, leyó un discurso de nueve cuartillas (cuya copia tiene este reportero), en ese encuentro privadísimo al que ni siquiera permitieron el acceso de teléfonos celulares. AMLO y Alfonso Romo lo escuchaban con atención, sin perder detalle. Ahí estaban los 49 integrantes de la élite empresarial del país: Claudio X. González, Germán Larrea, María Asunción Aramburuzavala, Emilio Azcárraga, Alberto Bailléres, Roberto Hernández y Carlos Slim Domit, entre otros. Solo falto uno, el heredero del Grupo Bimbo, Daniel Servitje.

Ya habían desayunado chilaquiles, verdes o rojos según el gusto de cada quién, cuando Ramírez pronunció el discurso que dio pie a una larga sesión de preguntas y respuestas. Pero la posición empresarial ya estaba definida:

 Los disensos: hay avances que deben reconocerse, la eventual cancelación de proyectos (el nuevo aeropuerto) y reformas (la energética, “principal fuente de inversiones actualmente”, y la educativa, a favor de “minorías radicales de viejas y nuevas dirigencias gremiales”), la desconfianza en la sociedad civil y la proclividad a “someter a referéndum temas complejos de la política pública”.

Los consensos: lucha a fondo contra la corrupción, combate a la pobreza y la desigualdad, ejercicio eficiente del gasto público y, acaso el más urgente, pacificar al país. De ahí la petición: “Pongamos en el papel las prioridades y el cómo lograr nuestros propósitos comunes. Comencemos a construir un puente que cierre la distancia que hoy nos separa, un puente que acorte el camino del desarrollo de nuestro país, que sea una avenida de intercambio fructífero, franco, bien intencionado y propositivo”.

Eso fue lo que dijeron a AMLO los grandes empresarios, en un tono que por momentos fue cordial y que pareció aceptar que su ventaja en las preferencias del voto ya es irreversible.

INSTANTÁNEAS: 1. EL DE LA VOZ. Aquí le informé de Eliseo Fernández, quien aún es candidato del PAN a la alcaldía de Campeche, pero ya anda haciendo negocios según la grabación de una conversación telefónica. La reacción de Fernández fue negar que se trata de su voz. Sin embargo, un peritaje del Centro de Estudios de Ciencias Forenses concluye: “si es la voz de Eliseo”. Pero Eliseo lo sigue negando. ¿Cinismo?

2. RESPIRO. A quien le volvió el alma al cuerpo fue a Miguel Ángel Mancera, luego de que el Tribunal Electoral validó su candidatura plurinominal al Senado por la coalición “Por México al Frente”. Solo un magistrado de la sala superior, José Luis Vargas, votó en contra. Los demás desestimaron  la impugnación de un militante del PAN en el sentido de que por haber sido jefe de Gobierno estaba impedido para ser senador. Como no aspira por la circunscripción en que se encuentra la CDMX, su candidatura fue constitucional. Por estar en el número 2 de la lista plurinominal es casi segura su llegada al Senado, donde buscará la coordinación del grupo parlamentario del Frente.

3. SAQUEO. Maribel Villegas Canché, candidata al Senado por Morena-PT-PES denuncia que el Congreso de Quintana Roo despilfarra recursos públicos sin rendir cuentas a nadie. Denuncia directamente al presidente de la gran comisión, Eduardo Lorenzo Martínez Arcila de vaciar las arcas del poder legislativo local mediante contrataciones ficticias a través de empresas fantasma. Asegura que el daño es de por lo menos 100 millones de pesos.

4. CIERRES. Como le negaron el Zócalo de la CDMX, AMLO cerrará campaña en el Estadio Azteca, lo que ha generado muchas suspicacias. Pero Meade cerrará en Coahuila, según informó ayer su coordinadora Vanessa Rubio (¿?) ¡Muchas más suspicacias!

[email protected]
@RaulRodriguezC
raulrodriguezcortes.com.mx
Raúl Rodríguez Cortés
Toda su vida profesional la ha dedicado al periodismo. Hace poco más de 40 años empezó como "hueso" (mensajero) en El Sol de México. Se enamoró desde entonces de las redacciones. Aprendió...