Con la caída de Otálora termina un año de pugnas en el Trife

Raúl Rodríguez Cortés

La magistrada Janine Otálora renunció el miércoles a la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y la gota que derramó el vaso en el pleito que mantenía con sus pares desde hace casi un año, fue que el pago de un buen número de empleados del tribunal, mayormente de las ponencias de sus opositores, les llegó por un peso, así como lo lee.

Para todo fin práctico no pudieron cobrar, pero se les dio un peso para que quedara constancia de que no están despedidos, con la promesa de que se regularizará la situación de acuerdo con los tabuladores resultantes del recorte de sueldos del gobierno.

Este problema se generó desde que Otálora presentó al Congreso de la Unión el proyecto de Presupuesto 2019 del TEJPF con reducciones que no acordó con los otros seis magistrados integrantes de la Sala Superior Después —según fuentes del propio tribunal— no cabildeó ni dio seguimiento a la negociación de los recursos demandados para el año, y el Congreso le dio un tijeretazo más a los gastos del máximo tribunal electoral.

En medio de ese debate, y sin la autorización del pleno, se empecinó en construir una guardería para las madres trabajadoras de la institución que tendrá un costo de 12 millones de pesos.

Pero le decía que esta solo fue la gota que derramó el vaso, pues la confrontación de magistrados electorales se remonta al 31 de enero del año pasado cuando Héctor Villarreal fue sustituido en la coordinación de Comunicación Social del TEPJF por Julián Andrade, quien venía de ser vocero de Miguel Ángel Mancera en la jefatura de gobierno de la CDMX.

Un grupo de magistrados se inconformó porque Andrade había recibido la instrucción de solo cuidar la imagen de Otálora sin atender la de los otros seis integrantes de la Sala Superior; y que de ahí salían golpes contra los que no formaban parte del grupo de la presidenta, a saber: Felipe Alfredo Fuentes Barrera, hoy presidente del tribunal, Mónica Aralí Soto Fregoso y José Luis Vargas Valdez. Otálora, a su vez, contaba con el respaldo de Indalfer Infante González, Felipe de la Mata Pizaña y Reyes Rodríguez Mondragón.

Otra de las quejas de los magistrados que cuestionaban el desempeño de Otálora fue por el manejo de los turnos. Aseguran los denunciantes que ella y su grupo se quedaban con los asuntos políticamente redituables y que los más complejos eran turnados a ellos.

En medio de esta confrontación se emitieron fallos polémicos como el aval de las candidaturas independientes de Margarita Zavala y Jaime Rodríguez El Bronco pese a las documentadas irregularidades en la obtención de firmas de apoyo; la revocación de la multa aplicada por el INE por la captación de fondos de campaña mediante el Fideicomiso de Morena y que, aseguran, fue negociada por Otálora con la hoy secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el consejero jurídico de la presidencia, Julio Scherer Ibarra; y  la validación de las elecciones de gobernador de Puebla en la que el voto de la ahora ex presidenta del TEPJF fue decisivo.

La sucede en el cargo el magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera, decano por cierto de ese cuerpo colegiado y con carrera en el Poder Judicial Federal. Esta condición, coinciden analistas, ofrece un buen equilibrio con la Corte, a cuya presidencia llegó en semanas pasadas un externo al Poder Judicial, Arturo Zaldívar.

Fuentes Barrera, en sus primeras declaraciones, reconoció a la Corte como un “faro-guía”, no obstante que encabeza un tribunal autónomo cuyas decisiones son de última instancia. Y en ese contexto habló de “independencia y autonomía” del Poder Judicial frente a los otros dos poderes de la Unión.

Instantáneas: 

1. PRIMOROSA. “Mejor que PRIAN suena PRIMOR”, declaró la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevsnky. Esto confirma el acercamiento que ha tenido Morena con el PRI, lo que, de entrada, es natural en política. Pero el acercamiento lo hace Polevnsky con lo más impresentable del tricolor. Dos ejemplos: En Puebla con Mario Marín. ¿Se acuerda del “Góber Precioso”? Pues el ex gobernador poblano, embarrado en un caso de pederastia con el empresario Kamel Nacif Borge y en la persecución de la periodista Lydia Cacho, quien lo denunció, operó a favor del candidato morenista Luis Miguel Barbosa y ahora definió la designación de uno de los suyos, Guillermo Pacheco Pulido, como gobernador interino del estado. Y en Oaxaca con el ex gobernador Ulises Ruiz, quien a voz en cuello no deja de alardear sobre su influencia en Morena y lo prueba con la incorporación a la fracción de los diputados morenistas de Manuel García Corpus, quien fuera su secretario de Gobierno cuando desató la represión en ese estado durante el conflicto magisterial de 2006-2007. Ya le contaré más de esas historias.

2. ¿PUNTO FINAL? Al menos en lo declarativo, el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero busca demostrar que no será un “fiscal carnal”. Ayer le dijo a AMLO que no habrá “punto final” en el caso de la “Estafa Maestra”, el presunto desvío de 830 millones de pesos de la Sedesol y la Sedatu desde 2015. No descartó la comparecencia ministerial de Rosario Robles y José Antonio Meade e informó que hay seis ex funcionarios procesados y 57 investigados.

[email protected]
raulrodriguezcortes.com.mx
@RaulRodriguezC

Comentarios