Suscríbete

México, una anarquía deportiva

Paulina Benavente

E l deporte mexicano continuamente es víctima de malos manejos y una pésima estructura en la que no sabemos quién manda sobre quién. Conade, COM y Codeme se han subido al ring en una disputa absurda sobre quién regulará a las federaciones de cara a los siguientes compromisos.

La casa del deporte federado, Codeme, es el pequeño rinconcito en el que se resguardan las federaciones del país, un poco más de 80, de disciplinas olímpicas y no olímpicas, y otras que nos hacen preguntarnos ¿existe ese deporte?

COM y Codeme son los organismo más antiguos. El primero surgió para que México pudiera participar en Juegos Olímpicos, nació en 1923; el segundo se fundó en 1933, en un acto obligado por mandato presidencial del General Abelardo L. Rodríguez.

“Promover el ideal de un alma sana y una mente equilibrada en un cuerpo saludable a través del deporte nacional”, era el principal objetivo, y no me lo invento, está en actas oficiales y en la edición del 23 de julio de 1933 de EL UNIVERSAL.

El desarrollo del deporte en México en aquellos tiempos estaba frenado por la carencia de un órgano de Estado, ¿le suena familiar la historia? Si bien esto fue hace mucho tiempo, tal parece que el único resultado obtenido de esos objetivos es una anarquía deportiva, con una Confederación solapadora de eternos dictadores deportivos, que se rehusan a abandonar la comodidad de sus dirigencias, sumándose un Comité que sólo funge como le convenga, como representante de México ante el COI y una Comisión que por años ha sufrido el no saber de qué forma unificar.

Si, México vive una anarquía deportiva en la que cada organismo involucrado ha jalado agua para su molino, y ese molino no ha sido el deporte mexicano.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios